Tribuna del lector

La otra pandemia; la violencia de las Fuerzas de Seguridad

Por Colectivo x la Memoria de Pilar
viernes, 24 de julio de 2020 · 08:00

Todo el mundo está afectado por el COVID-19. Es una situación grave que ha llevado a los estados a elaborar distintas estrategias sanitarias. En Argentina se dictaminó una cuarentena obligatoria desde el 20 de marzo del 2020, que permitió controlar los contagios, evitar muchas muertes y robustecer el sistema de salud público.
Ahora bien, desde esa misma fecha se ha dejado a las Fuerzas de Seguridad del Estado el control social del Aislamiento ¿Cuál ha sido el resultado? En este tiempo bajo el control de las Fuerzas de Seguridad murieron 25 personas en contextos de encierro y asesinaron con gatillo fácil a más de 20.
Una pandemia dejó a la luz otra que es transversal en la historia de todos los Estados Nacionales, y que en nuestro caso se vio agudizada por la Última Dictadura Cívica Militar, el virus de la violencia, expresada en la represión, el terror, la tortura, el asesinato y el gatillo fácil de las Fuerzas de Seguridad hacia la sociedad civil.
No podemos dejarle la exclusividad del cuidado de la comunidad a la Policía Bonaerense, la Gendarmería y las otras fuerzas de seguridad responsables de los asesinatos de Kosteki y Santillán, Luciano Arruga, Santiago Maldonado, Luis Espinoza y tantos otros, más de 200 desaparecidos en Democracia desde 1983 hasta aquí.
Mientras los jóvenes de barrios populares son asesinados por la espalda con gatillo fácil, los sectores más pudientes se juntan a hacer fiestas o circulan haciendo marchas “anti cuarentena” y no pasa nada.
Toda esta terrible situación se ve agudizada por los discursos de odio de dirigentes políticos y responsables de la conducción de las Fuerzas de Seguridad de antes; Patricia Bullrich y de ahora; Sergio Berni. Esas voces y esos discursos de odio que legitiman la violencia estatal dan rienda suelta a las Fuerzas de Seguridad del Estado para cometer delitos como asesinato, represión, tortura, abusos policiales y también sexuales, especialmente de sectores populares.
El coronavirus ha sacado lo peor y lo mejor de todos nosotros, la humanidad. Ha hecho reverdecer con una potencia conmovedora la solidaridad y la fraternidad del pueblo, especialmente en los barrios populares, llevada a cabo concretamente por las mujeres y jóvenes, que ponen el cuerpo para sostener y acompañar a las familias más desfavorecidas. Por otro lado, ha dejado al descubierto las profundas desigualdades estructurales de nuestra sociedad, comenzamos el año con 40% de la población bajo la línea de pobreza, ya a esta altura 6 de cada 10 niños y jóvenes están en situación de pobreza.
¿Cómo vamos a salir de esta situación social y económica tan compleja? ¿Con más represión, terror, tortura, desaparición y asesinatos por parte del Estado?
Como organismos, instituciones y organizaciones comprometidas con los DDHH agrupadas en el Colectivo x la Memoria de Pilar lo tenemos muy claro, cuando dijimos NUNCA MÁS, lo decíamos muy en serio.
Tenemos que salir juntos de esta situación tan difícil, con más solidaridad, más inclusión, igualdad de oportunidades, justicia social, Memoria, Verdad y Justicia. 
Exigimos JUSTICIA por todas las victimas del gatillo fácil y la represión. Juicio y Castigo a todos los responsables de estos delitos contra la población. Aparición con Vida de Facundo Astudillo Castro; FUERA Sergio Berni, Renuncia YA.

*colectivoxlamemoria@gmail. com  Facebook: Colectivo x la Memoria.

1
4
22%
Satisfacción
0%
Esperanza
44%
Bronca
22%
Tristeza
0%
Incertidumbre
11%
Indiferencia

Comentarios

24/7/2020 | 16:54
#1
Una nota para mostrar que este tipo de institución solo se acuerda de delincuentes y asesinos, que los defiende como hijos propios, una vergüenza total
24/7/2020 | 10:41
#0
Los efectivos de las Fuerzas Armadas y de Seguridad son, junto al personal de salud (medicos, enfermeros, tecnicos, camilleros, etc), bomberos y demás servicios esenciales, los que mas arriesgan su propia vida para contener el avance de esta pandemia. Esta nota no solo es improcedente, sino que tambien es de mal gusto, dado que fue notorio como los movimientos de izquierda se quedaron en casita mientras el ejercito y la policia salia a hacer controles de transito y montaba hospitales y comedores en zonas humildes... Conclusión: muchachos del colectivo, dejen de filosofar y den el ejemplo con hechos, porque no vi a ninguno de ustedes poniendo el hombro...