TRIBUNA DEL LECTOR

Carta abierta a 20 años de la Carpa Blanca

Por Redacción Pilar a Diario 2 de abril de 2017 - 02:45

Por Susana Ortiz* y Hugo Cánepa**

Como ex-ayunantes, vemos con preocupación cómo el gobierno intenta nuevamente atomizar nuestro sistema educativo. Como en el apogeo neoliberal, quieren desresponsabilizar al Estado Nacional. El mayor logro de La Carpa Blanca fue conseguir que el Estado Nacional se comprometiera nuevamente con la educación publica de todo el país, luego se consiguió una nueva Ley Nacional de Educación y la Ley Nacional de Financiamiento Educativo, todo en la misma dirección de construir una Nación Federal con una misma educación.
Como en otras épocas, donde los golpes militares se repetían en toda Latinoamérica, hoy vemos como una ola de nuevos-viejos aires de eliminar la educación como derecho social para transformarlo en un gran negocio con clientes y no como ciudadanos, se repiten en toda Latinoamérica, y creemos que nuestro país va en esa dirección.
Nuestro sistema educativo es complejo, no escuchemos los cantos de sirena simplistas, con consignas cuasi de marketing sin sustento y que contradicen nuestra tradición de educción publica para transformarla en un gran negocio. Cada día intentan denostar a nuestros compañeros docentes y en especial aquellos que pelean por los derechos laborales. Por un lado se dice "la importancia de la educación” y luego se ataca el trabajo docente sin asumir ninguna responsabilidad de las falencias que tiene el Estado Nacional, Provincial y Municipal en materia educativa. 
Los 1.003 días de ayuno, los 33 meses que pasaron desde el 2 de abril de 1997 al 30 de diciembre de 1999, contaron con el apoyo de 2.800.000 visitantes, 96 delegaciones extranjeras, 7.000 escuelas la visitaron, se transmitieron 46 programas de radio y 29 de cable y televisión abierta. Pusieron el cuerpo ayunando 1.400 docentes en 86 grupos de ayunantes, se realizaron 475 eventos artísticos. Se realizaron 12 paros docentes, todo para lograr crear conciencia de la necesidad de unificar el sistema educativo nacional y retomar nuestra tradición de la educación pública como derecho social. Hoy con medias frases, mentiras, información parcial, insinuaciones y denigración de lo público por los medios de comunicación, se intenta crear un sentido común en contra de los intereses de todos los argentinos para reinstalar la vieja idea de la educación como negocio. Más allá de la coyuntura actual, no repitamos argumentos que solos dañan a nuestra querida escuela pública que permitió, permite y permitirá el ascenso social y cultura de todos nosotros.

*Ayunante de Pilar
Grupo 53; **Ayunante
de Pilar Grupo 6.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar