CORREO DE LECTORES

domingo, 16 de junio de 2013 · 00:00

Hospital: médicos y enfermeras sí; Dirección y Administración, no

 

Sr. Director:

 

Estas cosas desagradables hay que contarlas. Tuve una experiencia en el Hospital Sanguinetti de Pilar con respecto a los médicos y enfermeros y personal de limpieza. La verdad se portaron de maravilla, hacen lo imposible con todas las limitaciones y anomalías que hay. Pero la Dirección, supervisor y Administración, la verdad, desastrosa, deja mucho que desear.

Les paso a contar: primero, la doctora deja una orden de urgencia para una tomografía computada para el papá de mi pareja en carácter de urgencia, el día martes 11 de junio.

Llegado el día viernes 14 de junio nadie sabía nada. Empecé a preguntar, nadie de Administración sabía nada. Llegué a Dirección y la secretaria me dice que recién el jueves 13 de junio pidió el turno y se lo dieron para el día martes 18 de junio. Menos mal que era con urgencia, y no le avisó a nadie.

Fui quien se movió y encontró esta fecha. Para esto, la doctora no sabía nada, lo reclamó varias veces. Acto seguido, se decide darle el alta hasta que le hagan el estudio. Esto se podría haber realizado el día jueves.

Para esto, también en el transcurso de lo sucedido, tendría que haber avisado al cardiólogo que está en consultorios externos. Oh causalidad, nadie le había avisado. Me fui hasta dichos consultorios, hablé con el cardiólogo y me dijo que nadie le avisó nada en toda la semana. O sea, la parte administrativa de consultorios externos y del hospital no le avisó nada.

El médico, luego de hablar conmigo, vino a verlo, le dio el alta. Acto seguido, empecé a preguntar en la guardia, en oficina de médicos, por la carpeta que llevamos con los informes el día domingo. Me hicieron ir doce veces de una ventanilla de urgencias a ventanilla de médicos y nadie tenía respuesta y hasta me mandaron a dirección médica a ver a una persona llamada Fulana, porque no me acuerdo.

Estaba en la oficina y me dijeron que no estaba y me mandaron a Dirección General, la secretaria me dijo que se comunicaría con los sectores correspondientes y fui a esos sectores y me dijeron que de Dirección no los llamó nadie.

A esto, pasó una hora y media. Imagínense cómo estaba yo, aun con mucha calma, hasta que una administrativa que se llama no me acuerdo pero ya lo pondré, fue la única que

se movió y encontró la carpeta. ¿Saben dónde estaba? En urgencias, arriba de un mueble.

Era tan fácil.

Sumado a esto, el tema edilicio, el tema de las camas que están deterioradas, etc., etc., etc. La verdad, que entre el intendente, el director general del hospital, la administración dejan mucho que desear. Tengan en cuenta que trabajan atendiendo a personas, de hecho lo saben y esto lo hace más grave.

Quiero compartir esto porque además, estos últimos 15 días de estar en el hospital con mi suegro, pude ver a mucha gente disconforme con esta gente y vi el trabajo extraordinario de los médicos, enfermeros, personal de limpieza. Pero insisto, la Administración y Dirección dejan mucho que desear. Falta muchísima organización.

Dejo mi tel. (0111557140775), Nextel (553*4786). En lo que podamos aportar no duden en llamar. Difundan esto por favor, hay mucha gente que puede aportar. Gracias.

 

Gustavo Javier Suárez (gustavojaviersuarez@gmail.com)

 


Reconocimiento a un médico

 

Sr. Director:

 

Como felicitan a personas por su desempeño, creo que deben saber esto. Mi papá, el Dr. Gustavo Adolfo Pussó, pediatra de sala Derqui, reanimó a una bebé muerta hacía 15 minutos.

Las enfermeras intentaron reanimarla y su ineficacia no lo permitió, llegó la reanimó y en su traslado a Del Viso, abandonó su puesto para salvar la vida de esta bebé, la cual se encuentra estable y en observación.

Luego, al volver a su puesto, ingresa una niña de 8 años con apendicitis. La niña ya no toleraba más; sí, se estaba muriendo. Pidió un traspaso urgente porque los médicos se negaron a atenderla.

A las horas, llega la madre de la niña y mi papá le había salvado la vida. La madre llorando agradecida porque nadie le prestaba atención a la hija que se estaba muriendo, y mi padre le había hecho una orden urgente de análisis y nadie obedeció ni la atendió.

Creo que en honor a los médicos, se merece un reconocimiento, porque actualmente los médicos de Pilar son insultados, maltratados y en su mayoría ineficaces. Mi padre, con más de 20 años de médico y su amplia experiencia, permitió que dos niños sigan hoy vivos con una posibilidad más.

 

 

Juan Manuel Pussó ( juanmaa_pusso@hotmail.com)

Comentarios