Controlarán la exhibición de precios en las vidrieras

Defensa del Consumidor exige que los locales cumplan la resolución. El año pasado labraron decenas de actas por las irregularidades. Joyerías y anticuarios exceptuados.
sábado, 27 de abril de 2013 · 00:00

Desde la oficina de Defensa del Consumidor pilarense salieron a controlar que los comerciantes cumplan con la reglamentación que les exige exhibir los precios de sus productos.

Los controles, que a mediados del año pasado ya habían provocado decenas de actas de infracción, volvieron a aplicarse al ver que en los locales es recurrente el incumplimiento de la normativa.

La denominada Resolución 07/02, norma de alcance nacional, estipula: “quienes ofrezcan bienes muebles o servicios a consumidores finales, deberán indicar el precio expresado en moneda de curso legal y forzoso en la República Argentina. El precio deberá ser el de contado en dinero efectivo, y corresponderá al importe total que efectivamente deba abonar el consumidor final”.

“Lo que estamos haciendo es controlar que se cumpla con la resolución y aquellos comerciantes que no lo hacen, son intimados para que en 24 o 48 horas regularicen su situación o de lo contrario se labra un acta de infracción”, explicó la titular de Defensa del Consumidor local, María José Cozzani.

La iniciativa que se inició tras un convenio firmado entre el Municipio y el Gobierno bonaerense, les da facultad a los inspectores locales de multar, pero esas actas pasan  a manos de jueces de Faltas de la Provincia de Buenos Aires, quienes aplican las sanciones.

 

Bajo presión

Según contó Cozzani, la mayoría de los locales en falta son los ubicados en los shoppings, sobre todo los de venta de indumentaria, pero señaló que en los centros comerciales de la ciudad y las localidades, hay quienes también incumplen.

“Habíamos logrado poner en órbita de la resolución a los comercios, pero cuando cesaron los controles, los comerciantes dejaron de cumplir con la norma”, explicó la funcionaria.

Según los comerciantes, la negativa a colocar los precios de los productos exhibidos es en mayor parte por “cuestiones de estética”.

Desde el inicio de la última semana los inspectores recorren los locales decididos a hacer cumplir la aplicación.

La normativa incluye a todo comercio que cuente con vidrieras en las que se exhiba la mercadería, exceptuando las joyerías, anticuarios o locales que se dedique a la venta de obras de arte o artículos que tengan costos muy elevados.

Si bien los controles fueron retomados en el centro pilarense y los shoppings o paseos de compras, Cozzani aseguró que también estarán en los centros comerciales de las localidades, para que la resolución se cumpla en todo el distrito.

 

Financiamiento

Si bien la resolución es clara y marca que los precios exhibidos deberán ser los del valor de contado, también regula la posibilidad de tener en las vidrieras productos que puedan financiarse.

“En el caso de aquellos precios que se exhiban financiados, deberá indicarse el valor “de contado en efectivo, el precio total financiado, el anticipo si lo hubiere, la cantidad y el monto de la cuotas, y la tasa de interés efectiva anual aplicada, calculada sobre el precio de contado en dinero efectivo”, señala la reglamentación.

Al mismo tiempo explica que en los locales, la exhibición del valor del producto se debe realizar “por unidad, en forma clara y visible, horizontal y legible”.

Mientras que en los casos de los precios que se denominan de lista, remarca que “éstas deberán exponerse en los lugares de acceso a la vista del público, y en los salones de venta o atención a disposición del mismo”.

 

Embellecimiento 

La titular de Obras Particulares de Pilar Lorena García, aseguró que la medida adoptada en el centro de Pilar para quitar la cartelería y las marquesinas, también se llevará adelante en las localidades.

“Comenzamos por el centro de la ciudad, pero la idea es poder realizar el trabajo de embellecimiento en todo el distrito”, aseguró la funcionaria.

Durante la última semana los comerciantes recibieron intimaciones para que en 30 días quiten la cartelería que obstaculiza la circulación en las veredas y achiquen sus marquesinas, hasta un máximo de 50 centímetros fuera de la pared.

Comentarios