Tribuna del lector*: En el Día Internacional de la Mujer

sábado, 9 de marzo de 2013 · 00:00

 

por Mónica  A. Bustamante

 

Pasaron varias décadas de la huelga de inquilinos de 1907 que tuvo como protagonistas a las mujeres y a los niños. La marcha que motivó a las mujeres a salir con las escobas fue una forma de protesta para “barrer” la injusticia social, pidiendo mejoras sanitarias y la reducción de los alquileres en los conventillos de Buenos Aires.

Si bien quedan algunos modelos de aquellas casonas como icono de una época que marcó a fuego nuestra identidad, donde fluyeron las constantes inmigraciones de los países europeos y las migraciones internas, de las provincias del interior a la Capital, hoy son otros los modelos de vivienda en la Argentina que registran contrato de alquiler. Principalmente, en las grandes ciudades, son los edificios de departamentos y condominios, entre otros.

Sin embargo, lo que persiste de aquella época, motivo de lucha de estas mujeres, son los altos precios en los alquileres y la imposibilidad de cumplir el sueño de la “casa propia”, cada vez más lejano para algunos sectores de la población y lo que cambió sustancialmente fue la mujer.

La mujer dejó, paulatinamente, su antiguo rol de esposa y madre para ocupar un papel más activo en la vida pública, expresándose políticamente de diferente manera a lo largo de la historia: las mujeres socialistas, las anarquistas, las radicales, el voto femenino obra de Eva Perón, la lucha por la defensa de la igualdad de los derechos del hombre y de la mujer.

La escoba, dejó de ser objeto de la vida cotidiana de la mujer como ama de casa y fue reemplazada por otros elementos, como la antigua máquina de escribir Underwood, la Rémington manual o la Olivetti eléctrica, el attacché de cuero o tela, la computadora, la notebook y el BlackBerry, lista que rápidamente queda incompleta a la par de los avances tecnológicos.

La moda femenina no fue ajena a los cambios ocurridos en la mujer del Siglo XX que pasó de vestir corsé al traje sastre, además de los zapatos y accesorios que completan la vestimenta.

Haciendo este breve recorrido por el paso de la mujer del Siglo XX al Siglo XXI en la Argentina, nos quedará como interrogante: ¿La mujer recuperará su antiguo rol?

Seguramente, los niños tendrán la respuesta.

 

 

 

*Esta columna es totalmente abierta a nuestros lectores. Para publicar, enviar a info@pilaradiario.com.

 

Comentarios