Tribuna del lector: Basura de todos, por todos

domingo, 24 de febrero de 2013 · 00:00

 

por Inés Ricci*

 

El tema de la basura es largo y tedioso, pero está en el tapete. El intendente, junto a colaboradores, deberá analizar proyectos y actuar escuchando las voces de todos, especialmente de los entendidos que tienen experiencia en el tratamiento de la basura.

Será una tarea muy difícil en la que está en juego principalmente la salud de nuestra población. Por eso es sumamente necesario dejar de lado las banderas partidarias, llevando ideas o sugerencias que ayuden a planificar una estrategia que no perjudique a los que vivimos en este distrito. Externamente de estas decisiones del Ejecutivo y quizás Legislativo, hay varios eslabones para ir pensando y armando juntos. El comienzo de esta cadena radica en nuestras casas, trabajos y lugares donde desarrollamos actividades. Es allí donde vamos dejando la cantidad más significativa de nuestros propios desperdicios.

Desafortunadamente, algunas personas siguen arrojando los residuos en terrenos baldíos o esquinas, es moneda corriente en muchos barrios y no hablo solo de barrios humildes, hablo de todos, porque también al ir a buscar al dueño de la basura nos hemos encontrado con acaudalados vecinos de countries que llevan su bolsa de paseo para luego arrojarla en cualquier rincón de nuestra ciudad.

Entonces, la basura es tema de todos. Con estas actitudes se van originando, en poco tiempo, pequeños basurales a cielo abierto que hoy, año 2013, no deberían existir, quiero decir que vivimos rezagados en este tema basura y también la culpa es de todos.

Muchos de los materiales que integran la basura pueden ser reutilizados: vidrios, papel, cartón, metales, plásticos, además de los residuos orgánicos que también pueden utilizarse como sustancias fértiles para el suelo. Para poder realizarlo de forma eficiente es necesaria una clara conciencia en la población de las ventajas que tiene “separar” para mejorar el medio ambiente. Es preciso implementar campañas de difusión en todos los ámbitos, especialmente los educativos.

Entonces ¿Qué haremos con la basura? Comenzar a separarla de acuerdo a su categoría. Es sumamente fácil pero para algunos es trabajo al fin, y cuesta… Si logramos llegar a este punto y hacer una concreta y correcta separación de los materiales reduciremos a más de un 50% la actual cantidad de basura generada en nuestros hogares.

¿Qué hacemos con ellos cuando estén separados? Este es uno de los interrogantes más fuertes ¿Quién se la lleva y dónde?

Desde ya, se podría articular un sistema fácil de practicarse, combinar con el actual sistema de recolección de residuos, que transformaría una parte en camiones recolectores de materia prima, quedando solo una pequeña fracción encargada de retirar “basura”. Es el punto de donde debemos partir y desde este segundo eslabón, que ya no sería competencia del ciudadano común, si no del Estado o de la una empresa privada para ir directamente al tercer eslabón que es fundamental: reciclar.

Estado, empresa o cooperativas, según las necesidades o posibilidades, de todas formas es beneficioso. Reciclar es crear trabajo genuino. No es factible lograr que alguien se haga cargo de esta parte de la cadena, los empresarios apuestan a lo concreto y únicamente nosotros (los ciudadanos) con la “separación bien hecha” podemos dar la respuesta de la factibilidad o no a su inversión.

Para quien apueste a esta industria, no serviría que amontonemos los restos de comida mezclados con la materia prima para comenzar un proceso, se trata de tener los elementos necesarios listos, para comenzar directamente a producir. Deberíamos aprovechar el cambio y gestionar herramientas de trabajo firmes.

Hasta aquí, parece todo salido de un cuento de hadas. Pero ¿Qué pasaría con quien no cumpliese con esta premisa de separar los residuos domiciliarios? Nada sin que antes no actúen los legisladores, creando instrumentos para organizar, concientizar, actuar y hacer de esto una real política social, la tarea de preparar la materia prima.

Pero ¿Dónde iría lo poco que queda si actuamos como ciudadanos maduros que piensan en futuro?

Los residuos finalmente irán donde decidan los estudiosos en el tema y la autoridad máxima de nuestro Municipio que es el intendente y quienes el participe. Como dije anteriormente, no podemos opinar sin aportar y para aportar hay que saber. Esta es una pequeña participación de la experiencia adquirida en el trabajo diario que tenemos con la basura, esperamos sea de utilidad para la comunidad ahora o en un futuro cercano.

 

*Directora de Higiene Urbana de Presidente Derqui

 

Esta columna es totalmente abierta a nuestros lectores. Para publicar, enviar a info@pilaradiario.com.

 

 

Comentarios