Se multiplican los pedidos de asfaltos y mejoras de calles

La demanda más fuerte es del barrio San José, donde amenazan con cortar la ruta. También hay reclamos por un camino que comunica Villa Rosa con Zelaya. Existen trabajos en ejecución.
miércoles, 1 de agosto de 2012 · 00:00

A principios de mayo, El Diario realizaba un sondeo acerca de las principales necesidades de la localidad de Villa Rosa. A pesar de haberse realizado un número importante de asfaltos en la zona, algunos vecinos insisten en que hay zonas “olvidadas” y con falta de mantenimiento. Otros señalan que es una necesidad completar las obras, carentes de planificación y notorio desgaste. Mientras tanto, el intendente Humberto Zúccaro cerró las puertas a los posibles trabajos de asfalto en todo Pilar, al menos hasta el próximo año.

 

Barrio San José

Días atrás, más de 70 vecinos del barrio San José se reunieron para unir fuerzas y analizar la situación en la que se encuentran las cuadras de dicha zona de Villa Rosa. Fueron ellos quienes coincidieron en cortar la ruta si no ven prontas soluciones a sus demandas.

Durante el encuentro, en el que también participó el concejal oficialista Nicolás Darget, los vecinos hicieron pedidos para el barrio, tales como asfalto o consolidado, zanjeo y la recolección de ramas que permanecen estacionadas en las veredas desde hace unos tres meses. Pero uno de los principales reclamos fue el de la reparación de la calle Pellegrini, arteria que comienza en la ruta 25 y que recorre cinco cuadras hasta Saavedra Lamas, a metros de la estación ferroviaria. La principal preocupación de los frentistas es el deterioro de la capa asfáltica sobre esta calle frente al colegio Carlos Pellegrini.

A su vez, los integrantes del petitorio agradecieron al intendente por la obra de entubamiento realizada en el barrio tiempo atrás, pero expresaron su malestar por la falta de mantenimiento de la obra, cuyas tapas se encuentran destruidas.

“Estamos agradecidos por habernos sacado de la inundación”, comunicaron los vecinos, quienes compartieron la necesidad de las mejoras, debido a que en el barrio hay dos chicos de 5 y 9 años en sillas de ruedas y un paciente que se está realizando un tratamiento de diálisis.

“Sr. Intendente, lo invitamos a caminar nuestro barrio para que vea que esto es una realidad”, expresa un comunicado elaborado por los vecinos, firmado por Paola Martínez y respaldado por las casi 100 firmas de los frentistas pertenecientes al barrio San Juan.

 

En carpeta

Esta semana, Zúccaro anunció que no se realizarán más asfaltos en Pilar hasta el próximo año, y que aquellos que están en ejecución se terminarán. “Vamos a terminar con los asfaltos que estaban comprometidos y no vamos a hacer nuevos hasta el año que viene”, señaló el intendente. Sus palabras terminaron con las esperanzas de aquellos pilarenses que pretendían nuevas obras en calles de tierra.

Uno de los casos que continúan en carpeta debido a que ya se ha comenzado con el trabajo de pavimentación es el del barrio San Antonio de Villa Rosa.

Hace algunos días que el delegado está visitando el lugar para que se materialice una pronta solución para los vecinos que reclamaban el asfalto en la zona. Es que dentro de las cuadras del barrio habitan varios vecinos con movilidad disminuida que circulan en sillas de ruedas y en ocasiones la ambulancia no podía ingresar hasta la puerta de sus hogares. Ayer por la mañana las obras continuaban en ejecución.

 

Una calle nos separa

En Villa Rosa hay varios asfaltos que han de concluirse en los próximos días, otros formarán parte de los reclamos que vendrán a partir del cese de aquellos que deberán esperar al próximo año. Sin embargo, los vecinos de Villa Rosa y de Zelaya se preguntan por el futuro de la calle Basabe. Principal camino que en algún momento unió a ambas localidades, en la actualidad se encuentra olvidada entre pastizales y poco apta para la circulación de vehículos.

El tramo más perjudicado de lo que se conocía como “la diagonal a Zelaya”, de cerca de un kilómetro de extensión, es aquel que comprende las calles Almirante Brown y De la Cárcova. Luego la calle continúa por detrás del barrio cerrado Pilar del Este hasta llegar a Zelaya. Hasta hace algunos años era el camino más acotado. Sin embargo, quienes quieren dirigirse hasta dicha localidad deben tomar un camino alternativo que la gente ha improvisado, invadiendo parte de uno de los campos, o puede elegir el más extenso, abriéndose hasta la altura del Lugar del Milagro y recorriendo casi el doble del viaje hasta Zelaya. “Tiran basura e incluso hay pedazos de autos cortados”, mencionó el vecino Sergio Schiappacasse sobre el camino que fue apropiado por la vegetación, y por el olvido.

Bajo las mismas condiciones que la calle Basabe se encuentra Hipólito Yrigoyen a la altura del último paso a nivel del ferrocarril. Allí, la calle se convierte en Corrientes, cruzando un desnivel donde se forma una pequeña laguna. “Ahí también vive gente, y no les queda otra que ir por Almirante Brown”, mencionó el vecino sobre los pobladores del barrio La Cumbre de la Rosa.

 

Un mes sin baños 

El baño de la estación de trenes de Villa Rosa estuvo un mes inhabilitado. “La gente paga el boleto, y hay dos horas de viaje a Retiro”, mencionó “Keka”, quien atiende el kiosco de diarios ubicado sobre el andén. Hasta hace unos días, los usuarios pedían permiso para utilizar el baño de una remisería cercana. Finalmente el sanitario fue recientemente habilitado. Este reclamo se sumó al de los constantes problemas de horarios que sufren los pasajeros, como la cancelación de formaciones o el retraso por los trabajos que se están realizando en las vías. 

 

Menos asfaltos

La preocupación de los vecinos no sólo radica en la falta de asfaltos por hacer, sino también en aquellos que son testigos de su destrucción. Tal es el caso del barrio Boggio, en la intersección de las calles Alvear y Saavedra Lamas, que aún permanece asfaltada. A una cuadra del ferrocarril, el agua se concentra en dicho cruce, oficiando de desagüe y cuyo cauce circula sobre la capa de asfalto. ¿Falta de planificación? ¿Imprevisión? Serán puntos a cubrir a futuro, al menos, a partir del año próximo.

Comentarios