CORREO DE LECTORES

domingo, 1 de julio de 2012 · 00:00

Carta al intendente

 

Sr. Director:

Cuando usted vino a una reunión hace 4 anos en el Centro de Jubilados de Villa Rosa, al terminar yo le entregué un sobre con pedidos del barrio San Antonio. Usted preguntó a qué se refería y le informé que era un pedido de asfaltos, escuelas y una sala de primeros auxilios. Sus palabras fueron: “señores y señoras, se me olvidé informarles que está aprobado por Nación y en 2 meses se empieza la pavimentación de 36 cuadras para el barrio El Manzanar y 33 cuadras para el barrio San Antonio”.

Todos lo aplaudieron. Ustedes vecinos ¿Lo vieron? Yo no. Durante estos 4 años que han pasado solicité poder ser atendido por usted dos veces: con la señora Graciela Cavallieri, a la cual le entregué un bosquejo de la escuela y la sala. Dijo que en la semana iba a ser atendido por la señora del intendente. Nunca me han llamado.

Los vecinos formamos una asociación mediante la cual solicitamos en varias oportunidades al señor Romero, de Relaciones con la Comunidad, reunirnos con usted. Nunca nos contestaron.

Fui con vecinos (de corajudo) al palacio municipal. No fuimos recibidos. Dejé mis datos a la señorita que me atendió y dijo que en la semana me llamaría. Nunca lo hizo. Fui con el delegado Claudio Sánchez y no estaba (fue lo que dijeron). Y así en varias oportunidades más.

Parece que el barrio San Antonio tiene lepra. Se cambia de delegado y con el señor Amadeo se pudo conseguir que pasaran las máquinas alguna que otra vez. Se le hicieron un montón de croquis con la planificación para el asfalto. Hoy hicimos infinidad de reuniones hasta que la concejal Silvana me entregó una copia del proyecto iniciado por ella (que está aprobado) donde explica que son 14 cuadras (según me enteré con cordón cuneta).

Le informo al señor Amadeo del proyecto, le doy copia, me trajo varios integrantes del Municipio dando explicaciones y que empezaban la semana que viene. Nunca llegó. Desde hace más de un año, la última persona que vino a mi casa fue su secretaria, señora Graciela Odato, la cual informó que iba a hablar con usted y que el proyecto aprobado era un simple deseo de los concejales y que la decisión la tenía usted ¿Y qué decidió? Hacer 9 cuadras de carpeta asfáltica y se iba a realizar un fresado en todo el resto del barrio.

Pasaron varios meses y a cada requerimiento mío el delegado me traía una persona del Municipio que me informaba que la semana que viene empezaban y nada. El último que vino manifestó ser de Obras Públicas (vino en un Fiat Uno blanco), garantizó que “mañana empieza”. Ya pasaron 30 días y nada.

Yo le pregunto al señor intendente ¿Qué tenemos que hacer lo vecinos del barrio San Antonio, el más postergado y olvidado del Partido? ¿Nos tenemos que arrodillar y rogarle a usted que se siente un ser supremo?

Lo que hicimos fue mendigarle para que nuestros discapacitados, ancianos, niños, etc. tengan una entrada y salida de asfalto. Ya van varias veces que la ambulancia no puede entrar a auxiliar a un enfermo y lo tenemos que llevar en camilla 3 o 4 cuadras.

¿Cómo hay que pedirle una mejora para el barrio? ¿Hasta dónde llega la sordera y soberbia oficial? Le informo que esta misma carta va a ser publicada por Internet y se va a mandar a la señora presidenta, doña Cristina Kirchner. Sin más lo saludo (no muy atte.).

 

Ismael Flores DNI 12.857.491, Presidente de la Asociación Vecinos Unidos por Villa Rosa.


 

Obras

 

Sr. Director:

Sea político o no el paro de Moyano ¿Por qué el gobierno de turno no atiende a nadie? Es lo mismo que en Pilar, años pidiendo que se hagan obras para que no se inunde más. El abandono de Pilar y la limpieza son desastrosos.

 

Jorge Fianini, DNI 4.926.848, barrio Los Troncos.

 


Patrulleros

 

Sr. Director:

Escribo estas lí­neas a fin de expresar mi preocupación por la falta de políticas activas y respecto al tema de seguridad. El tema affaire de los patrulleros es uno más en el derrotero de irresponsabilidad del Estado en esta materia. Es indispensable empezar a pensar en avanzar en la materia como lo hicieron los municipios de Tigre, San Isidro, etc., previniendo como primera medida y realizando integración social. Atentamente.

 

Gonzalo Arturo Moreira (gonzalomoreira@argentina.com).

Comentarios