Luego de 34 horas levantaron el acampe frente al municipio

Las familias Milens y Soriano pasaron la noche en la calle Rivadavia. Ayer a la tarde llegaron funcionarios del Ministerio de Seguridad y prometieron una audiencia con Casal.
jueves, 24 de mayo de 2012 · 00:00

Luego de 34 horas de acampe frente al municipio fue levantado el corte de la calle Rivadavia en reclamo de justicia por los crímenes impunes del distrito. El próximo martes a las 15 en La Plata, los padres de Carla Milens, la joven de 19 años asesinada el 12 de junio del año pasado, serán recibidos por el ministro de Justicia y Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal.

“Mi reclamo será por lo mal que actuaron en toda la investigación y por la reapertura de la causa contra Kastelic (José, subsecretario de Obras Públicas del Municipio) por entorpecer el caso tirando la escena del crimen sin una orden judicial”, explicó Claudio Milens, padre de Carla, mientras levantaba el corte.

Por la mañana hubo momentos de tensión con la policía, por la tarde se repitieron ante la falta de respuesta de los funcionarios.

Según la policía, la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) Nº 4, Cecilia Chaieb, les había advertido que de no desistir del corte, en cuestión de horas libraría una orden de desalojo.

Tras el encadenamiento prometido y llevado a cabo el pasado martes a las 8.30, la familia Milens pasó la noche en la calle Rivadavia, acompañada por el hijo de otra víctima, Germán Soriano. Su papá, Desiderio, murió en septiembre último a causa de una feroz golpiza que recibió al ser asaltado en Villa Buide. El caso tampoco tiene detenidos.

 

Tensión

El corte sobre la calle Rivadavia comenzó el martes y además de Milens y Soriano, participó Cristina de los Santos, Madre de Yanina Lovera de 20 años, que fue encontrada sin vida en un camino que une la ruta 6 con el Parque Industrial de Pilar hace un año y cuyo caso también sigue impune.

También estuvo Susana Aguiar, mamá de Gisella Vallejos, asesinada en el 2000 cuando tenía 18 años y cuyo victimario podría quedar en libertad, tras haber purgado apenas 6 de los 14 años a los que fue condenado.

La decisión de quedarse y acampar fue tomada luego que desde el Municipio ignoraran el reclamo y cerraran las puertas. Bajo la lluvia y negándose a las propuestas que los dejaban inconformes, con Claudio Milens a la cabeza, los familiares de las víctimas se quedaron allí.

Por la mañana, la policía se acercó a pedirles que liberen el tránsito y hasta los intimidó con la posibilidad de llevarlos detenidos, lo que hizo reaccionar a Milens.

El hombre entró en una crisis nerviosa y se vivió el momento más tenso en 26 horas de corte. Pero la calma llegó cuando la policía volvió a ser sólo espectadora de la protesta pacífica que llevaban a cabo los familiares de las víctimas.

Las horas corrieron, las puertas del municipio volvieron a cerrarse y pasadas las 18 de ayer, llegó el director Provincial de Protección a la Víctima, dependiente del Ministerio de Justicia y Seguridad, Juan Martín Ramos Padilla.

En principio el funcionario no tenía fecha y hora confirmada de la audiencia con Casal, lo que provocó que Milens, que ya había levantado a medias el corte volviera a interrumpir el tránsito por completo.

 

Respuesta

Luego de la reacción de Milens y la advertencia de la policía sobre la judicialización del corte, Ramos Padilla consiguió que desde la Secretaría Privada del ministro le confirmaran, telefónicamente, el encuentro para el martes 29 a las 15.

“Me voy conforme y me prometieron que van a venir a buscarnos para que vayamos con mi esposa, así que espero que no sea una reunión de 10 minutos sin respuestas concretas”, señaló Milens, que agregó: “yo le daré un plazo prudencial después de lo que me diga Casal y si veo que no cambió nada, vuelvo con los cortes y no paro hasta que me atienda en persona el gobernador Scioli (Daniel)”.

Al mismo tiempo, Milens aseguró que hablará por el resto de los casos impunes en Pilar, como el de Soriano, Lovera y Basualdo, con quienes se acompañan mutuamente.

Por otra parte, el viernes 1º de junio desde la Dirección de Protección a la Víctima, acordarán un encuentro con los familiares de todas las víctimas que están reclamando justicia en Pilar.

 

Acompañamiento 

Junto al funcionario bonaerense Juan Ramos Padilla, que trajo la fecha de audiencia que terminó con el acampe frente al municipio, llegó Gustavo Melmann, padre de Natalia Melmann, la adolescente de 15 años que fue violada, torturada y asesinada por policías en Miramar, en 2001. El hombre es miembro del Programa Antiimpunidad del ente bonaerense y al llegar lanzó: “vengo para acompañarlos en su lucha”.

Comentarios