Para evitar inundaciones en el barrio Monterrey

El Municipio construye un nuevo puente sobre un arroyo. Los trabajos responden a reclamos vecinales de mucho tiempo.
jueves, 6 de diciembre de 2012 · 00:00

Un viejo reclamo de vecinos del barrio Monterrey Norte de Presidente Derqui hizo que el Municipio primero demoliera y después reconstruyera un puente y paso de agua que hace años genera inundaciones.

Pero para llegar a esa posible y definitiva solución a los constantes desbordes, previamente, hubo un gran enojo entre los vecinos que llegaron a insultar y apedrear los vehículos de los funcionarios municipales que fueron a ver el estado de la situación.

La remodelación en curso se está haciendo en el paso inferior de un arroyo proveniente del canal Monterrey, ubicado a escasos metros de la intersección de Chubut y Ecuador.

La zona está densamente poblada por gente humilde que más de una vez perdió algunas de sus escasas pertenencias debido a las aguas desbordadas que llegaban hasta sus viviendas.

“Sucede que en su parte inferior tenía nueve caños grandes colocados horizontalmente de tres en tres, o sea todo el ancho del puente, pero la cantidad de residuos domiciliarios, más algunas carcazas de heladeras viejas o cubiertas de autos, entre otras cosas, los tapaban provocando un cuello de botella y la posterior inundación”, explicó el delegado municipal Eduardo Mancini.

A resultas, la falta de periódicos dragados y limpiezas con maquinaria pesada, más la indolencia de vecinos que viven sobre la margen y arrojan residuos, siempre completaba el nefasto cuadro que provocaba la suba del agua de las intensas lluvias. Sucede que una parte proviene del distrito de José C. Paz y se une con la de Derqui, después baja por el barrio Toro, llega a El Bajo, atraviesa el paso debajo de las vías del San Martín, continúa por los denominados Campos de Gómez, cruza por debajo la ruta 234, y finalmente recorre unas diez cuadras más hasta desembocar en el canal Monterrey.

A su vez, este tiene algunos arroyos y uno de ellos es el que se desbordaba con mayor frecuencia. “Reclamamos por años en la delegación de Derqui y en la Secretaría de Obras Públicas sin que nadie haga nada, y cuando finalmente vinieron algunos muchachos se calentaron mal, hubo discusiones y no negamos que voló algún piedrazo cuando los funcionarios se iban”, dijeron dos vecinos al tiempo que recordaron las cosas que perdieron con las varias inundaciones de dos meses atrás.

En consecuencia, y para evitar que vuelvan a taparse, fueron retirados los nueve caños de desagüe y en su lugar ya se construyó una base y pilotes de hormigón, dejando una forma de amplio cajón para que el agua circule libremente.

Finalizada esta etapa se reconstruirá el puente sobre su parte superior para que los peatones y vehículos vuelvan a circular normalmente.

Buen tiempo mediante, la obra debería finalizar en un máximo de diez días más, aunque no será habilitada hasta que el material haya fraguado y se lo considere como un paso seguro.

 

La frase

“La cantidad de residuos domiciliarios, más algunas carcazas de heladeras viejas o cubiertas de autos, entre otras cosas, tapaban los caños provocando un cuello de botella y la posterior inundación”. Eduardo Mancini, delegado de Derqui.

Comentarios