Tribuna del lector: Las cosas más simples

domingo, 18 de noviembre de 2012 · 00:00

 
 

por Marcela Vázquez

 

En este ritmo alocado en que vivimos, a veces nos cuesta hacer pausa.

Difícil es reencontrarnos con esas cosas que nos llenan de emoción y que  hacen la diferencia. Corremos todo el día entre la casa, la familia, el trabajo. Salimos temprano y en general no conocemos la hora de regreso.

Es difícil, pero cuando podemos parar, y concentrarnos en esos momentos aún enfrascados en dosis pequeñas. Algo nos repara.

El otro día leyendo un comentario de una amiga, me encontré con esas cosas que nos suceden a diario y quedan  resumidas en una: Una frase, una sonrisa, algo cotidiano, una mirada, o una simple palabra de alguien querido. Algo que nos rescata y nos vuelve a mostrar que en lo más simple siempre está lo más importante, es ahí donde de verdad están los pilares que hacen la esencia.

Creo que lo difícil no es parar, sino estar atentas.

Sin duda, esto es tan necesario como reconfortante. Y no hace falta buscar lejos.

Lo simple se encuentra muy rápido en un saludo cordial, en el primer beso de la mañana, en un gesto tierno. A veces  en una reflexión de la persona menos esperada, que hace que el cierre del día agotador pase a ser el mejor  momento de todos los anunciados.

Si duda, estas pequeñas cosas, nos muestran otra vez “que bien vale la pena ponerse de pie cada día”. Ahí, sin desviar la mirada, una debe agradecer, no puede dejar de emocionarse, y no puedo olvidarse de disfrutarlo.

Comentarios