Una cancha para seguir soñando

El Club Atlético Manzanares avanza en la construcción de su campo de deportes. Contará con un campo de futbol y sueñan con ampliar la gama de deportes. Buscan ingresar a la Liga Escobarense.
 
miércoles, 3 de octubre de 2012 · 00:00

Con apenas un año y medio de trayectoria, el Club Atlético Manzanares ya sabe lo que es gestionar y trabajar para cumplir un gran objetivo. Desde hace seis meses la institución se encuentra construyendo su propio predio en el barrio Luchetti y sueña con ingresar a las grandes ligas del deporte.

Entendiendo la importancia que tiene el deporte en la vida de los más chicos, el club se propuso llegar lejos en su cometido. Esto implicaba abandonar la cancha improvisada en el predio de la estación de trenes para contar con una sede propia donde ampliar la oferta de deportes.

Las gestiones dieron sus frutos de tal forma que los integrantes de la comisión directiva, que ascienden a 15, consiguieron la entrega en comodato por parte del Municipio de un terreno en el barrio Luchetti donde hoy se ven los primeros indicios de lo que promete ser la sede del club, así como los materiales para su puesta a punto.

El resto del dinero se consiguió a través de festivales benéficos, es decir, de la iniciativa de toda una sociedad. Es que el campo de deportes estará abierto a toda la comunidad con la intención de que con el tiempo se convierta en un gran lugar de esparcimiento. Para esto, desde el Municipio planean construir una plaza y una cancha de bochas para el centro de jubilados en los laterales del predio.

 

Autoestima

“Por ahora tenemos fútbol porque estábamos funcionando en un espacio prestado y no podíamos practicar otra cosa pero la idea es ampliarlo con voley, hockey y handball, ir incluyendo todos los deportes”, afirmó Julio Ferreira, presidente del Club. El hombre, oriundo del barrio Luchetti, aseguró que “la idea es sacar a los chicos de la calle”.

En este sentido, como padre de adolescentes y máxima autoridad de la institución a la hora de describir a los jóvenes, destacó que “veo muchas ganas entre los chicos, a veces no tienen apoyo pero las ganas están”.

En línea con esto, opinó que “lo importante es que vayan al colegio y yo veo que van, desde el club estamos en contacto con los padres y siempre controlamos que a los chicos les vaya bien en el colegio”.

En cuanto al rol del deporte en la formación de los jóvenes, Ferreira remarcó el efecto positivo en la autoestima: “es una forma de que el chico se sienta valorado, importante, junto con otros chicos”. “Acá los chicos se sienten Messi o el Kun Agüero”, graficó.

El club tiene una cuota social de dos pesos mensuales, aunque el pago es voluntario. Para seguir recaudando fondos, desde la institución planean realizar eventos a beneficio entre ellos un mini torneo de fútbol. Una buena excusa, además, para inaugurar la cancha de la institución.

 

A la Escobarense
Una de las principales motivaciones para contar con un espacio propio es el deseo de poder ingresar a la Liga Escobarense de Fútbol. “Entre 90 y 120 chicos tenemos anotados pero necesitamos tener vestuarios para eso porque eso es lo que nos exigen”, relató el presidente del club que ya tiene dos equipos de veteranos (Más 35 y más 42) en la Liga de Del Viso.

Comentarios