Desfile y procesión en el primer día “fuerte” de las Patronales

Como es costumbre, decenas de colegios y entidades formaron parte del desfile, con las autoridades sobre el palco. Por la tarde se concentraron las actividades religiosas.
sábado, 13 de octubre de 2012 · 00:00

Continuaron ayer los festejos patronales. Por la mañana se realizó el clásico desfile cívico militar con la presencia de las autoridades comunales, y por la tarde se llevó a cabo la procesión y la santa misa, en honor a la patrona, Nuestra Señora del Pilar.

Por la mañana, tuvo lugar el acto protocolar que dio inicio a las Fiestas Patronales de Pilar. Desde muy temprano, la plaza 12 de Octubre fue escenario de la celebración que culminará mañana por la noche. Las calles que llevan a la plaza céntrica estaban colmadas de representantes de escuelas, instituciones culturales y deportivas y también de gauchos con sus caballos, que pasarían más tarde por el palco oficial, situado frente al palacio municipal sobre la calle Rivadavia.

Luego del acto protocolar y el izamiento de banderas, cerca de las 9.30, la figura de la Virgen del Pilar fue entronizada a un costado del palco. Por ello se contó con la presencia de representantes eclesiásticos de la zona, encabezados por el obispo de la Diócesis de Zárate Campana, monseñor Oscar Sarlinga, y por las autoridades municipales, entre quienes se encontraba el intendente Humberto Zúccaro junto a su esposa, la secretaria de Educación, Cultura y Educación, María del Carmen Rodríguez, concejales e invitados.

Quien tomó la palabra en primera instancia fue el intendente de Pilar, para luego pasarla al presidente del Concejo Deliberante, Marcelo Castillo, quien, como ya es tradición, rememoró hitos de la historia del pueblo de Pilar. Así se dio inicio formal al desfile cívico militar, pasadas las 10 de la mañana.

Quienes primero desfilaron por delante del palco ubicado en la calle Rivadavia y Bolívar fue el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Pilar, junto a sus camiones y maquinarias. Al ritmo de la banda de la Escuela de Armas del Ejército Nacional, fueron desfilando jardines y escuelas, secretarías municipales, clubes deportivos, sociedades de fomento, murgas, autos antiguos y demás establecimientos locales. Quienes también saludaron a las autoridades locales en su paso fueron los pilotos Ayrton Boni, de Turismo Pista, y el delvisense Roberto Naivirt, de experiencia en el Dakar, cuya camioneta también estuvo en la plaza de Pilar.

Una vez culminado el desfile de las instituciones, como cada año, el profesor Juan Carlos Berretta pidió permiso para animar la siguiente etapa del desfile, permiso que fue concedido por Zúccaro, para que hasta pasado el mediodía, cientos de caballos y gauchos representando a los centros tradicionalistas del Partido, desfilaran ante la atenta mirada del público, que retrató con cámaras y celulares el paso de los caballos y carretas.

Tal porque en definitiva fue un día laboral, se notó una marcada menor concurrencia de gente respecto a otros años. Esto se revirtió por la tarde, cuando se celebró la misa en honor a la Virgen.

 

Multitudinaria misa

Cerca de las 16, un grupo de fieles partió desde el monumento de los bomberos, en Chacabuco y Tucumán, con la imagen de Nuestra Señora del Pilar, acompañada por cánticos y oraciones. En cada cuadra se iban sumando más fieles hasta las 17, cuando comenzó la Santa Misa en la parroquia Nuestra Señora del Pilar. Fue celebrada por Sarlinga y el párroco local Jorge Ritacco, junto a sacerdotes de la zona, ante más de un millar de fieles.

“Gracias por acudir al llamado de la Iglesia para la apertura solemne del año de la fe”, expresó Sarlinga ante los fieles, aclarando que en el día jueves la Iglesia lanzó el año de la fe como recordatorio de los 50 años del Concilio. Por último, el religioso pidió que “construyamos en concreto la civilización del amor”.

Comentarios