Querida familia del Falcón

28 de marzo de 2010 - 00:00

Sr. Director:

Digo familia, sencillamente porque los cuatro días y medio que mi hijo permaneció internado en este hospital, tanto Nico como yo, nos sentimos sumamente contenidos y protegidos. Y ni hablar de la atención de esta gran familia, los cuales no descuidaron un instante a mi hijo, brindándole una atención incomparable, demostrando en todo momento el desempeño y la vocación de servicio todo el tiempo. Siendo que durante una semana recorrimos con Nico diferentes hospitales, “clínicas”, y centros de salud, sin obtener ninguna respuesta favorable.

Llegué a este hospital recomendada por el Sr. Pintos Alfredo y en verdad y de corazón, le estoy eternamente agradecida porque ahí encontramos la inmediata solución a la problemática que mi hijo estaba atravesando.

Sólo una madre sabe lo que se siente al ver a un hijo enfermo, volando de fiebre y no encontrar respuesta. Y en el Hospital Falcón nos brindaron la calidez y, lo que es más importante, la ternura y la compresión, porque es sumamente imprescindible la parte humana cuando se trata de atender a un niño.

Cabe recalcar que cuando un profesional pone el corazón y garras en su labor, la respuesta siempre va a ser positiva. Les estoy eternamente agradecida y es impagable lo que hicieron por mi Nico. Fue tanto que el me dice que los extraña y sobre todo al Dr. Amor, de nombre Pablo Zurdo, que lo contuvo y le tuvo mucha paciencia.

Sería muy larga la lista de personas que debería agradecer, porque todos desde su sector son muy profesionales y eficientes: Dr. Zurdo Pablo y Dra. Carolina Sabattini (personas muy humanas y sumamente profesionales). Enfermeras: Silvia y Cristina y disculpen las que no recuerdo los nombres, por su predisposición y paciencia. A las chicas de la cocina, a todos los de seguridad, limpieza, recepción. Gracias a todos por hacernos sentir como en casa y por brindarnos su afecto. Eternamente agradecida.

 

Lorena Verónica Cuenca, DNI 26.367.731; mamá de Nicolás Almirón.

 

 

Pedido solidario

Sr. Director:

Queridos vecinos, me dirijo a ustedes por medio de esta carta para hacerles saber que siento la necesidad de ayudar a María Rosa López, mamá soltera de cuatro chicos. Se dedica a trabajar en casas de familia haciendo limpieza. No es necesario recordar que una familia no vive con changas.

Hace un mes le entraron a robar y le desvalijaron toda la casa. Le llevaron desde electrodomésticos hasta ropa. Con la ayuda de todos nosotros pretendo reponerle parte de lo perdido.

Les pido si pueden donar lo que esté al alcance de cada uno de ustedes. La señora María tiene dos nenas de 9 y 3 años, un nene de 5 y una beba de seis meses.

Ante todo quiero agradecerle a la gente que pueda poner su granito de arena para ayudar a esta familia. Entre todos vamos a hacer un país mejor. Se pueden comunicar al siguiente número: (011) 156 607 7738.

 

Érica Méndez, DNI 30.974.476   

 

 

Inconvenientes en el barrio Peruzzotti

Sr. Director:

A través de este medio queremos dirigirnos al intendente de Pilar. Por medio de la presente, los vecinos del barrio Peruzzotti chico, (como ustedes lo conocen) intentamos llegar a usted para ponerlo en conocimiento de todos los inconvenientes que sufrimos los que aquí vivimos e intentar juntos encontrar la solución. Ya que creemos que más que nada requiere de la buena voluntad de nuestra intendencia.

Pasamos a detallarlos:

El camión recolector de residuos pasa sólo dos veces a la semana y usted sabrá todo lo que acarrea esto. Perros que rompen las bolsas desparramándolas por todo el barrio, se tapan los caños de desagüe y moscas y roedores por todos lados, sin contar con el olor desagradable que tenemos que aguantar con estos calores.

El camión regador que antes pasaba, este año suponemos que estará roto, pues no lo vimos más desde el verano anterior.

Recibimos hace unos días el impuesto municipal de mantenimiento de la vía pública y servicios generales que nos parece una falta de respeto cobrar. Ya que nosotros mismos cortamos y limpiamos nuestros frentes y arreglamos las calles con escombros para poder transitarlas. La iluminación de la vía pública ya nos la vienen facturando en las boletas de Edenor.

Desde hace unos años estamos teniendo problemas con las lluvias, y algunos vecinos nos inundamos. Hace dos años vinieron luego de tantos reclamos hechos en el obrador municipal y trataron de solucionar el problema con unos cuantos caños que pusieron sobre la calle Buide, trabajo que sólo hizo perder tiempo y plata al Municipio ya que el verdadero trabajo que hay que hacer necesita una obra seria y planificada desde la ruta 28. En mi caso particular perdí objetos de valor que tenía en mi galpón y la bomba sumergible tira agua con barro y no podemos salir de casa hasta la ruta.

Nos gustaría saber por qué siendo un barrio chico no contamos con servicios básicos como asfalto agua o gas que pasándonos tan cerca no tenemos. Siendo el único servicio la luz la que usamos para calefaccionarnos e iluminarnos debemos pagar multas por el uso desmedido. Nos parece injusto!

Por último queríamos referirnos a la ruta 28. Los accidentes automovilísticos con víctimas fatales o daños irremediables son cada vez más frecuentes ya que todos, niños o grandes debemos cruzarla para ir a la escuela o para tomar un colectivo; o simplemente hacer un mandado. Necesitamos que tomen las medidas necesarias para cuidarnos ya que el semáforo existente es literalmente ignorado y las velocidades máximas no se respetan.

Confiamos en que sabrán resolver estos problemas a la brevedad por el bien de todos los que habitamos en este barrio.

 

Lo saludan atte. los vecinos del barrio Peruzzotti (chico).

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar