El café expreso italiano quiere ser patrimonio inmaterial de la humanidad

sábado, 3 de septiembre de 2022 · 08:13

El café “espresso” es uno de los sellos distintivos que llevan los italianos muy orgullosos y podría pasar a ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Los italianos no sólo son los creadores de esta forma de preparar la bebida, sino que, además son sus mayores consumidores con unos 30 millones de expresos por día. 

EL CAFÉ EXPRESO: UN ÍCONO DE LA CULTURA E IDENTIDAD ITALIANA

El café “espresso” además de ser parte de la cultura e identidad italiana, es una especie de culto ellos. Es una bebida indispensable y un símbolo de lo hecho en Italia.

Un buen expreso se caracteriza por su rápida preparación a alta presión y por un sabor y una textura concentrada, en unos 25 mililitros.

El «aroma debe ser intenso y rico, floral y afrutado, también achocolatado y tostado», según el Instituto Italiano del Expreso, fundado en 1998, quien fijó las normas que rigen para su elaboración.

«En la boca, el espresso debe ser corpulento y aterciopelado, con una justa dosis de amargo», especifica, sin olvidar que la superficie debe ser como «una crema (...) de color avellana con tendencia al negro, caracterizada por tonos rojizos pardos».

Cuando los granos están tostados correctamente y el café bien preparado, su sabor es suave. Eso sí, con esos dejos ácidos y amargos equilibrados, sin caer en astringencia.

La solicitud para que sea incluido como Patrimonio de la Humanidad fue enviada por el Ministerio de Agricultura a la Comisión Nacional de la UNESCO en Italia. Esta no es la primera vez que Italia hace esta solicitud. Desde el 2016, se trabaja fuertemente para lograr el reconocimiento.

Muchas tradiciones italianas han sido reconocidas por la UNESCO, desde la recolección de trufas y el arte de la pizza napolitana hasta la dieta mediterránea y la fabricación de violines en Cremona.

La primera máquina para preparar espressos fue inventada en 1884 por Angelo Moriondo, un turinés, pero fue un milanés, Desiderio Pavoni, quien logró su producción en masa.

???????

El café expreso se convirtió muy rápidamente en una bebida popular en todo el país, con ligeros matices según la región: con más o menos agua, más o menos corpulento, acompañado por un vaso de agua con gas.

A algunos consumidores les encanta acompañar su café con mini pizzas o bolitas de masa fritas empapadas en azúcar, mientras charlan con sus vecinos.

¡Beber un expreso es un rito, de alguna manera sagrado!

 

¿CÓMO SE TOMA UN EXPRESO ITALIANO?

Lo ideal es tomarlo sin leche ni azúcar. Degustarlo siempre es una experiencia aromática e intensa para las papilas gustativas. Un expreso italiano se prepara con café natural recién molido y 3 centímetros de líquido aproximadamente. Por encima, acompaña una buena capa espesa de crema. Nunca se sobrepasan los 25 ml de café. Cortito pero intenso.

Comentarios