¿Cuáles son las diferencias entre kéfir y yogur? ¿Cuál es mejor para la salud?

miércoles, 17 de agosto de 2022 · 09:11

El kéfir y el yogur son dos productos lácteos muy populares, procedentes de la fermentación de la leche. En general, son aptos para cualquier consumidor, para toda la familia. Incluso, tanto el kéfir como el yogur pueden ser consumidos por intolerantes a la lactosa, ya que esta es utilizada y consumida por las bacterias durante su elaboración. Entonces, ¿hay diferencias entre el kéfir y el yogur? ¿Cuáles son? ¿Cuál es mejor o más sano? A continuación, las respuestas a estas preguntas.

El kéfir y el yogur son dos alimentos que podrían parecerse, pero NO son iguales a pesar de que se trata de productos lácteos elaborados con leche fermentada. Pero si en algo se parecen, es que tienen propiedades únicas y beneficios que se pueden agregar al cuerpo después de un consumo frecuente y en combinación de una alimentación completa o balanceada.

El primero se trata de un tipo bebida de leche líquida que tiene un sabor ácido y cremoso. Mientras que el otro, es espeso y casi siempre se come con cuchara. El yogur natural suele tener un sabor agrio, pero se puede comprar endulzado o aromatizado, a veces con miel, vainilla o trozos de fruta.

Con la siguiente información sabrás qué es mejor, si el kéfir o el yogur, además de conocer esas propiedades y beneficios que cada uno mantiene al agregar bacterias que son buenas para la salud, en especial para el sistema digestivo. Si eres uno de los que disfruta cualquiera de estas dos opciones, tienes que tomar nota de estos datos.

 

¿Qué es mejor para la salud el kéfir y el yogur?

De acuerdo con “Medical News Today”, el kéfir puede ser la mejor opción, ya que tiene una variedad más amplia de microorganismos vivos. Puede tener entre 10 y 40 cepas de probióticos, mientras que el yogur tiene entre 4 y 6 cepas de microorganismos. 

 

Propiedades y beneficios

Ambos alimentos pueden ayudar a poblar el intestino con bacterias buenas. La diferencia es que el kéfir contiene una variedad más amplia de bacterias y también contiene levaduras beneficiosas. Agrega muchos compuestos y nutrientes, como la biotina y el folato, que ayudan a poner en marcha su sistema inmunológico y proteger sus células.

El kéfir tiene las siguientes características:

  • Propiedades antimicrobianas y antifúngicas
  • Ayuda al sistema inmunológico
  • Puede ser antialérgico y antitumoral
  • Es beneficioso para malabsorción de lactosa

De acuerdo con Healthline, el yogurt es fuente de calcio, un nutriente fundamental para mantener unos huesos y unos dientes fuertes y buena fuente de otros minerales como fósforo, magnesio y zinc, además de vitaminas del grupo B y A. También tiene otras cualidades en beneficio al tener probióticos Lactobacillus acidophilus y Bifidobacteria, elementos que ayudan a:

  • El aumento de la función inmune
  • Digestión mejorada
  • Mejor absorción de alimentos y nutrientes
  • Prevención de infecciones (protegiendo contra bacterias no deseadas)

Cabe mencionar que los probióticos son bacterias que pueden ser beneficiosas para la salud de una persona y por ello los expertos suelen recomendarlos e incluirlos en una dieta.

Ambos productos también contienen una amplia gama de vitaminas y minerales, por eso cualquiera de las dos opciones suelen ser muy saludables, pero siempre se deben de ingerir bajo una alimentación adecuada y consultarlo con un médico especialista en caso de que se quiera sacar los beneficios propios de estas opciones, como una forma de prevenir algunas enfermedades o padecimientos. Recuerda que lo más importante es conservar la salud.

Comentarios