Haciendo eco en Pilar

Cómo abonar correctamente las plantas en otoño

jueves, 2 de junio de 2022 · 08:35

Es una de esas tareas del jardín que suelen despertar dudas en esta época del año. Por increíble que nos pueda parecer, abonar plantas en otoño es una labor que debemos contemplar por el bienestar de nuestra naturaleza. Algo que no podemos dejar pasar si queremos que nuestras plantas, especialmente las plantas de exterior, soporten la que es la estación más extrema del año: el invierno.

Aunque pueda parecer una estación más, el otoño es mucho más que eso. Esta época del año supone una transición natural hacia los meses de frío. Y, de la misma manera que los animales en la naturaleza aprovechan el otoño para aprovisionarse de alimentos, las plantas hacen algo parecido. Ellas también se sumen en un letargo durante el invierno, y ellas también necesitan estar preparadas para afrontarlo.

Por todo ello, abonar plantas en otoño puede ser clave para su supervivencia. Pero tan importante como tenerlo en cuenta es realizar esta tarea de forma correcta.

 

POR QUÉ ABONAR PLANTAS EN OTOÑO

Cuando pensamos en abonos y fertilizantes, solemos pensar que su única función en alimentar a las plantas para promover su desarrollo. Y es cierto. Los abonos son nutrientes extras que les permiten crecer e, incluso, florecer. Por este motivo, solemos pensar que abonar las plantas en otoño no es necesario ya que se avecina esa estación del año en la que entran en reposo vegetativo. Si no van a crecer ¿para qué abonar? ¡Error!

El abono no solo ayuda a estimular el desarrollo de las plantas. Además, también es fundamental para prepararlas para el invierno. Esta dosis extra de nutrientes les permitirá encarar la hibernación vegetal con la fuerza necesaria para sobrevivir al frío, las heladas e, incluso, la nieve.

 

CÓMO ABONAR EN OTOÑO LAS PLANTAS

Comprendida la importancia de esta tarea, es momento de saber en detalle cómo abonar plantas en otoño empezando por algo fundamental. Aunque pueda parecernos que podemos abonar en cualquier momento, nada más lejos de la realidad. Como sucede con otras labores propias de esta época como la poda de otoño, es clave abonar a comienzos de la estación. Un momento en el que nuestras plantas todavía mantienen su actividad, y podrán enriquecerse de nutrientes.

Tan importante como el cuándo es con qué abonar. Para que cumpla con su función, tendremos que elegir entre los distintos tipos de abonos para plantas uno que reúna tres condiciones:

  1. Que sea de lenta liberación, para que nuestras plantas puedan absorber los nutrientes paulatinamente a lo largo de la estación e, incluso, rozando el invierno
  2. Que sea un abono orgánico ya que, además de nutrir, mejorará la estructura del suelo y protegerá las raíces del frío
  3. Que cuente con una composición baja en nitrógeno y rica en potasio. Un elemento químico que fomenta el desarrollo de las raíces. No solo es la parte vital en las plantas y necesita fortalecerse de cara al frío. Además, cuidar de ellas es la garantía para que, con la llegada de la primavera, nuestra planta pueda volver a brotar sana y fuerte.

 

¿Cómo abonar según cada tipo de planta?

Árboles y arbustos

Debe ser rico en potasio y fósforo, especialmente en el caso de los árboles florales. Lo aplicaremos en torno a las raíces, y ayudaremos a su absorción con un riego ligero.

Plantas perennes

Para este tipo de plantas, lo ideal es optar por humus de lombriz.

Importante repasar cómo usar humus de lombriz correctamente. En este caso y para que pueda penetrar nutriendo las raíces, es recomendable mezclarlo con el propio sustrato de la base de la planta.

Plantas en maceta

Dado que no queremos comprometer el drenaje, para abonar plantas en otoño que estén en maceta podemos optar por un abono líquido.

Césped

Es uno de los cuidados del césped en otoño que no podemos desatender. Aunque en la superficie no lo veamos crecer, esta hierba sí aprovecha los meses de frío para desarrollar sus raíces. En este caso, es preferible su aplicación a mediados del otoño.

 

PASOS PARA ABONAR CORRECTAMENTE

¡El último paso para abonar las plantas en otoño y fundamental! Tan importante como saber con qué debemos fertilizar es hacerlo correctamente. Y, aunque pensemos que es una tarea que no tiene ninguna ciencia, no perdamos de vista que tiene sus claves.

  1. Retirar las malas hierbas, el punto de partida

    ¡Crucial! Saber cómo erradicar las malas hierbas del jardín es fundamental para la salud de nuestras plantas. A diferencia de las que nosotros plantamos, las plantas adventicias crecen durante todo el año. Y no solo eso: son auténticos ladrones de agua y nutrientes, además de imanes para las plagas.

    Por ello y antes de comenzar a abonar las plantas en otoño, tendremos que eliminar de raíz cualquier mala hierba que esté creciendo alrededor de nuestras plantas.
     
  2. Crear una capa de mulching para proteger las raíces

    El mulching es una técnica de jardinería sumamente sencilla ¡pero, también, sumamente efectiva! Colocar esta capa de restos vegetales sobre las raíces de nuestras plantas permitirá mantenerlas a salvo del frío y las heladas.

    ¿Y qué tiene que ver con abonar las plantas en otoño? Mucho. El mulching será la base sobre la que añadiremos una capa de entre cinco y ocho centímetros de abono orgánico. También hará las veces de fertilizante natural para las raíces.

    Por último, es recomendable aplicar una capa de corteza de pino sobre la superficie. Ayudará a proteger la capa de nutrientes que hemos preparado.
     
  3. Regar cada cierto tiempo de forma moderada

    El agua de riego será lo que facilite que los nutrientes del abono penetren en las raíces. Sin embargo, ojo: recordemos que los riegos en los meses fríos deben ser espaciados y siempre en horas cálidas del día para evitar que nos jueguen una mala pasada.

Comentarios