Haciendo Eco en Pilar

Earthing: los beneficios de conectar con la tierra este otoño

viernes, 8 de abril de 2022 · 07:28

¿Has oído hablar del Earthing? Si disfrutas de caminar descalzo por el césped o la arena, probablemente hayas comprobado sus beneficios alguna vez.

Earthing es un verbo que tiene origen en el idioma inglés y deriva de la palabra “earth”, que significa tierra. Traducido, quiere decir "conexión con la tierra". A esta práctica también se le denomina grounding, que proviene de ground, “suelo”, pero ambos términos hacen referencia a lo mismo.

La práctica del earthing consiste en hacer que el cuerpo establezca contacto con la tierra y la energía eléctrica que emana de esta. 

Quienes son seguidores de esta práctica sostienen que el ser humano en sus orígenes se mantenía conectado a la tierra gracias a que caminaba descalzo en todo momento, pero con la modernidad ha perdido el contacto.

Quitarse los zapatos y reconectarse con la tierra permite que las conexiones eléctricas de la naturaleza actúen en el organismo. Esta creencia ha logrado que dicha corriente gane cada día más adeptos en el mundo de la salud.

Su promotor fue el terapeuta Clint Ober quien manifestó que, luego de 30 minutos con los pies descalzos, las cargas eléctricas del cuerpo se equilibran y esto impacta de forma positiva la salud.

Aunque es un tema que actualmente se está estudiando y del que existe escasa evidencia científica, se han comprobado ciertos beneficios. Algunos de ellos tienen que ver con la reducción del daño muscular y del dolor, y la mejora en el estado de ánimo. Esto último se debe a que disminuye la depresión y los niveles de estrés.

También se han observado mejoras en los sistemas nervioso y cardiovascular. Aunque todavía queda mucho por saber, es innegable que conectarnos con la naturaleza nos hace sentir mejor.

¿Cómo aplicar el earthing en la actividad física?

Caminar descalzo por el césped o la arena es una buena opción. Tras un paseo breve, notarás la diferencia en tu estado de ánimo. También puedes nadar en el mar, que es una fuente de electrones. Bañarse en ríos, lagos o aguas termales tiene un efecto similar.

¿Por qué no practicar actividades como yoga o tai chi? Disfruta de conectar con la tierra mientras haces deporte en un entorno natural. Puede ser un parque, un bosque o la playa. Si tienes jardín en tu casa, aprovéchalo al máximo para ello.

Si lo deseas, también puedes meditar sentándote en el suelo, sin usar lonas o mantas que bloqueen el contacto con la tierra. Acostarse también es válido. Es importante permanecer un tiempo de entre 30 y 90 minutos diarios, y repetirlo con frecuencia para disfrutar de todos sus beneficios.

Comentarios