Una calle argentina entre las más hermosas del mundo

jueves, 7 de abril de 2022 · 07:11

Desde distintos puntos del mapa, las calles seleccionadas por Architectural Digest se destacan por diversas razones, algunas por sus encantos naturales, otras por la belleza de sus construcciones o su colorido atractivo. Entre las 20 más lindas hay una de Argentina, ¿adivinas cuál es?

A todo color

En el puesto 19 se encuentra uno de los puntos más visitados de la ciudad de Buenos Aires: la calle Caminito. AD describe que el barrio de La Boca "aún refleja gran parte de la historia de finales del siglo XIX", la vida de sus habitantes, y la actividad de los muelles en esos años. "Hoy en día, Caminito cobra vida gracias a la recreación que un artista ha hecho de las antiguas casas de vecindad", cierra.

Es Caminito, la calle cuyo nombre evoca a uno de los tangos más famosos de todos los tiempos y sin duda, uno de los City Tour en Buenos Aires más requeridos y a la vez imperdibles.

Está ubicada en el alma de la “República de La Boca”, en la zona que también se conoce como “Vuelta de Rocha”. Además, claro, linda con el Riachuelo y está a solo cuatro cuadras de La Bombonera.

La historia de los colores

En la traza que hoy tiene la calle, a principios del siglo XX pasaba el tren. Llegando a la década del treinta, esa vía dejó de usarse y se abandonó. En 1950, vecinos del barrio (entre ellos el reconocidísimo pintor Benito Quinquela Martín) pusieron manos a la obra y avanzaron donde el Estado no lo hacía: limpiaron todo y recuperaron el espacio para darle un uso público.

Desde un principio, el callejón tuvo una fuertísima impronta artística: fue decorado con esculturas y murales de artistas, primero del barrio y de la zona, luego de toda la ciudad y por último de todo el país. A mediados de la década del sesenta ya era directamente un museo a cielo abierto.

Otra cosa muy típica de Caminito son sus conventillos, las típicas casas de los primeros inmigrantes italianos que se instalaron en el barrio. En su origen (algunas todavía funcionan así), eran viviendas colectivas, en las que cada familia disponía de una habitación (las suertudas dos) y compartían el patio, la cocina y los baños. Muchos de ellos hoy se restauraron y funcionan casi como galerías comerciales, pero en un principio eran viviendas muy humildes. De hecho, la típica pintura multicolor de las casas tiene su origen en que los primeros habitantes pintaban sus viviendas con sobras de pintura de gente más acaudalada: por, eso, como a caballo regalado no se le miran los dientes, a pinturas regaladas no se le miran los colores.

¿Dónde están otras calles más lindas del mundo?

En primer lugar la revista destaca una de las calles construidas bajo la piedra de un acantilado en Sentenil de las Bodegas, España. En segundo lugar la intersección de las calles Washington y Water, en Nueva York, desde donde se puede "contemplar la majestuosa belleza" de un puente que conecta Manhattan y Brooklyn.

El tercer lugar es para una calle latina: Rua do Bom Jesus, en la ciudad brasilera de Recife, "esta colorida calle, flanqueada por altas palmeras, está repleta de historia", se subraya. El cuarto es para l\'Abreuvoir, una calle bohemia de París, y el quinto para las callecitas empedradas de Mykonos, en Grecia, que están rodeadas de casas blancas y tienen vista al mar.

 

Comentarios