Haciendo Eco en Pilar

Por qué las plantas crecen más con temperaturas cálidas

jueves, 28 de abril de 2022 · 08:04

Unos científicos han resuelto el enigma de por qué las plantas crecen más altas cuando la temperatura ambiental es más cálida.

La razón por la que las plantas crecen con mayor altura en respuesta a las temperaturas cálidas es mantener un adecuado balance de carbono de sus órganos y no para evitar un golpe de calor. Al menos, esa es la hipótesis de un trabajo publicado en la revista académica The New Phytologist que fue realizado por científicos argentinos.

Hasta ahora, se creía que el crecimiento en altura de las plantas tenía como finalidad alejarse del calor extremo del suelo para proteger tejidos sensibles claves para su desarrollo y también para exponerse a una mayor circulación de aire con el fin de garantizar una mayor ventilación y enfriamiento.

Analizando los patrones de temperatura a escala global y de crecimiento de los tallos, el trabajo descarta esa hipótesis. “Las plantas crecen más altas en respuesta a las temperaturas cálidas no para evitar un golpe de calor, sino para acceder a más luz y mantener un adecuado balance entre el carbono que las hojas fijan y el que liberan”, señala Jorge Casal, investigador del Instituto de Investigaciones Fisiológicas y Ecológicas vinculadas a la Agricultura (IFEVA) - que depende del CONICET y de la Facultad de Agronomía de la UBA-  y jefe de laboratorio de Fisiología Molecular de Plantas de la Fundación Instituto Leloir (FIL).

Si en un contexto de calentamiento global no entendemos cuáles son las funciones de las respuestas que despliegan las plantas frente a las variaciones de temperatura, no estaremos en condiciones de desarrollar cultivos adaptables al cambio climático.

Investigación

Casal y su equipo realizaron experimentos en cámaras de crecimiento y a campo con plantas de distinto origen geográfico de Arabidopsis, un modelo vegetal que comparte genes con los principales cultivos comerciales. Utilizando poblaciones de esta especie, compararon las respuestas de crecimiento a las temperaturas cálidas y a la presencia de sombreado por plantas vecinas.

Sorprendentemente, las poblaciones que más respondían a temperaturas cálidas eran las que también respondían más fuertemente al sombreado.

Parte de la conclusión es el hecho de que las respuestas a temperaturas cálidas dependan de las poblaciones genéticas de modo similar a las respuestas al sombreado, sugiere que ambas tienen el mismo propósito: alcanzar la luz.

Si sabemos por qué y para qué una planta responde a determinados estímulos, estaremos en condiciones de desarrollar una agricultura sustentable y adaptable al cambio climático.

Comentarios