Haciendo Eco en Pilar

Infusiones y remedios con agua para aliviar la tos

jueves, 14 de abril de 2022 · 08:50

El agua puede ser el mejor aliado para aliviar la tos y otros síntomas del resfrío o la gripe tan típica de esta época.

Toser es un mecanismo de defensa del organismo para proteger los pulmones y las vías respiratorias. Al toser, se expulsan las partículas o patógenos potencialmente peligrosos para la salud. También se expulsa flema, una secreción que el organismo genera para humedecer las vías respiratorias y atrapar cualquier cuerpo extraño.

La tos tiene distintas causas, así como diferentes manifestaciones en la tos húmeda, tos seca y tos alérgica.

Para aliviar la tos, contamos con remedios en la naturaleza que pueden ayudarnos. En esta columna te compartimos algunos de éstos que requieren de otro aliado, el agua.

El agua no solo previene la a parición de resfriados, sino que por otro ayuda a reducir el efecto de los síntomas

1/ INFUSIONES

? Infusión de tomillo

El tomillo es una hierba que tiene propiedades broncodilatadoras, expectorantes y mucolíticas. Para estos fines se utilizaba ya desde la Edad Media.

Preparación: añadir dos cucharadas de tomillo fresco en una taza de agua hirviendo, dejar reposar unos minutos. Notarás como tu tos es menos intensa.

? Infusión de anís

El anís tiene buenas propiedades expectorantes que ayudan a calmar la tos asociada a un resfriado. Gracias a su olor y sabor dulce, se trata de una infusión muy agradable de tomar.

Las semillas de anís pueden molerse para preparar nuestra infusión. Una vez molidas añadiremos 2 cucharaditas de anís en una taza de agua hirviendo, y la dejaremos reposar 15 minutos antes de colarla.

? Infusión de jengibre y limón

Gracias a su contenido en gingerol, una potente sustancia antiinflamatoria, el jengibre actúa como analgésico aliviando así el dolor de garganta especialmente producido por tos seca. Además, es un gran aliado contra los ataques de tos, ya que sus compuestos picantes relajan las membranas de las vías respiratorias ayudando a controlar los espasmos que causan la tos y aliviando este molesto síntoma.

Preparación: 2 cucharaditas de jengibre fresco rallado en una taza de agua hirviendo. Dejar que se enfríe durante unos minutos antes de beberlo. Añadir jugo de limón mejorará el sabor y calmará aún más la tos. La combinación del sabor ácido del limón con el toque dulce y picante del jengibre da lugar a una infusión muy aromática y reconfortante. 

? Infusión de regaliz

El regaliz es expectorante, y ayuda a calmar la irritación de las vías respiratorias y a aliviar la congestión. Además, su sabor es dulce e intenso por lo que una infusión de regaliz puede perfectamente prescindir de endulzantes.

La glicirricina presente en el regaliz estimula la secreción de mucosas y permite la expectoración. También contiene isoflavinas y flavonoides que le confieren una importante actividad antibacteriana y antivírica, por lo que va muy bien en las afecciones de garganta y bronquios.

La preparación consiste en añadir 1 cucharada de raíz seca de regaliz a una taza de agua hirviendo y dejarla reposar unos 10 minutos antes de colarlo.

? Infusión de salvia

La salvia tiene propiedades antisépticas y antiespasmódicas que ayudan a reducir la tos y alivian la irritación de garganta.

La preparación es sencilla. Solo hay que machacar hojas secas de salvia y añadirlas a una taza de agua hirviendo. Deja que reposar unos 10 minutos. Cuela la infusión tómala y verás qué alivio.

? Infusión de Orégano con miel

El orégano es un antibiótico natural, por lo que actúa sobre los microorganismos que pudieran estar causando una infección. Es ideal por lo tanto para la tos con flema. Además, tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos. La miel es un supresor natural de la tos. Se recomienda beber esta infusión en la mañana y antes de dormir.

Preparación: Poner a hervir una taza de agua filtrada, retírala del fuego y agrega una cucharadita de orégano. Tapar la infusión y dejar reposar durante unos 10 minutos. Colar la infusión y añadir una cucharadita de miel y tomar cuando aún esté caliente.

? Infusión de Eucalipto con miel

El eucalipto ha mostrado ser muy efectivo cuando se trata de tos seca. Es un árbol originario de Australia y Nueva Guinea, y cuyas hojas tienen buenas propiedades para el sistema respiratorio.

Preparar una infusión de hojas de eucalipto es sencillo, ya que bastará con añadir una cucharada de hojas picadas a una taza de agua hirviendo y dejar reposar durante 10 minutos. Colamos la infusión una vez que ha reposado y añadimos la miel.  Nuestra garganta agradecerá una infusión tan rica, fácil de tomar y con muy buenas propiedades.

Se recomienda tomar dos tazas al día mientras dure la tos.

2/ CALDOS LIVIANOS

Los caldos livianos son importantes para mantener alto el sistema inmunitario y ayudar a nuestro organismo a salir de la enfermedad

3/ INHALACIONES DE VAPOR

La tos húmeda, la que produce mucosa o flemas, podría mejorar con el vapor de agua.

Una ducha o un baño de agua caliente permitiendo que la habitación se llene de vapor, quedándose dentro durante unos minutos hará que los síntomas mejoren. Es recomendable beber después un vaso de agua para evitar la deshidratación.

Otra alternativa sería preparar una olla con agua y calentarla. Una vez retirada del fuego, añadir plantas con poder descongestionante como la menta, el eucalipto o el romero. Cubriéndonos la cabeza con una toalla inhalaremos los vapores durante 5 minutos cuidando de no concentrar demasiado calor. En este caso es recomendable esperar hasta que se enfríe un poco. No solo las hierbas sino los aceites esenciales se recomiendan para esta práctica.

4/ GÁRGARAS DE AGUA CON SAL

Este remedio, en principio sencillo, es uno de los más efectivos para tratar el dolor de garganta y la tos con flema. El agua con sal reduce las flemas y la mucosa en la parte posterior de la garganta. Eso hace disminuir la necesidad de toser.

Preparación: Revolver media cucharadita de sal en una taza de agua caliente hasta que se disuelva. Dejar templar antes de usarlo para hacer gárgaras. Mantener la mezcla en la parte final de la garganta durante unos momentos antes de escupir la mezcla. Hacerlo durante varios días hasta que la tos disminuya del todo.

Evitar utilizar este remedio con niños ya que es posible que traguen el agua con sal lo cual no es nada recomendable.

Todos estos remedios naturales ganan mucho si los elaboramos con agua limpia, y de calidad. No solo mejorará el sabor, sino que además estarás añadiendo más salud a un remedio de por si saludable.

 

 

 

 

 

Comentarios