HACIENDO ECO EN PILAR

APICHI, un potente insecticida natural

Su nombre lo determinan los ingredientes principales, que no son otros que ajo, pimienta negra y chile (también conocido como ají, cayena o guindilla). Cómo prepararlo en casa.
miércoles, 5 de enero de 2022 · 09:54

Hoy te vamos a presentar uno de los insecticidas ecológicos más utilizados y efectivos que hay, el APICHI.

Otro de los beneficios de este plaguicida es que no se debe esperar un largo periodo de tiempo después de su aplicación para poder recolectar frutos u hortalizas que su degradación ya es rápida.

Su nombre lo determinan los ingredientes principales, que no son otros que ajo, pimienta negra y chile (también conocido como ají, cayena o guindilla). A (ajo) Pi (pimienta) Chi (chile).

Este compuesto, muy conocido y utilizado tanto en huertas urbanas, como pequeños jardines y grandes plantaciones, tiene su origen en zonas agrícolas sudamericanas en las que sus habitantes, en un intento de proteger sus cultivos, sin dañar ni contaminar el medio ambiente, comenzaron a utilizar productos habituales de sus despensas, de origen natural, para combatir plagas y enfermedades de las cosechas.

Ingredientes:

Como ya dijimos son tres los ingredientes principales: ajo, pimienta negra y chile o ají picante. Esta mezcla puede hacerse a base de agua o alcohol. Este último permitirá que podamos guardarlo por más tiempo mientras que si utilizamos agua, el líquido debe ser utilizado de forma inmediata.

Cada uno de los elementos que se incorporan tienen sus efectos y, al combinarse se potencian. Por ejemplo, el ajo es ideal para las tareas de jardinería porque se lo considera un potente bactericida, insecticida y fungicida.

Por su parte, el chile o ají picante también es repelente e insecticida. Mientras que la pimienta ahuyentará a los insectos chupadores.

Te compartimos unas medidas de ingredientes, que, según las necesidades, se pueden cambiar, siempre manteniendo una proporción:

· Ajo – 500 gramos

· Chile – 500 gramos

· Pimienta negra en grano – 500 gramos

· Alcohol de 96° – 500 mililitros

· Agua – 10 litros

Nota: Tanto los ajos como el chile y la pimienta, deben ser lo más picantes posible y, el agua, la mejor, de lluvia. Si no es de lluvia, lo ideal es dejarla reposar durante unas 48 horas antes de usarla para nuestro APICHI.

Preparación:

Para prepararlo, es necesario tener listos los ingredientes a usar: agua, alcohol, ajo, chile y pimienta negra.

Es necesario que a la hora de realizar este líquido nos protejamos los ojos y la nariz porque su aroma puede irritarnos.

Lo primero que debemos hacer es usar una batidora o licuadora de alimentos para triturar los chiles y una vez bien triturados, colocarlos en un recipiente aparte. A continuación, triturar los ajos y colocarlos después en el mismo recipiente en el que pusimos el chile y, finalmente triturar la pimienta y hacer lo mismo con ella.

Una vez esté todo triturado, echamos el alcohol en la trituradora o licuadora, y lo mezclamos bien con los restos que quedan en ella de triturar los picantes. Una vez que todo esté bien mezclado, colocamos el líquido los ingredientes triturados antes.

A esta mezcla la dejamos en el mismo recipiente, bien tapada y sin tocar, reposar durante toda la noche. Al día siguiente, ponemos la mezcla dentro del cubo, bidón o recipiente donde tenemos el agua, lo removemos y, una vez hecho esto, lo tapamos bien y lo dejamos macerar en un lugar fresco, seco y a la sombra durante quince días.

A los quince días de reposo, tendremos que filtrar la mezcla para quitar de ella todos los restos orgánicos que queden y, nuestro consejo es que se tiren y no se utilicen para nada en el jardín o huerta.

La sustancia resultante es muy fuerte y no puede ser utilizada sin diluir. Para las cantidades que hemos dado, lo mejor es mezclar cada cien mililitros de insecticida con un litro de agua para pulverizarlo sobre los cultivos que lo necesiten.

3
1
75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios