Haciendo Eco en Pilar

Todos los cuidados que necesita tu césped para estar perfecto este verano

lunes, 31 de enero de 2022 · 08:25

Con la llegada del verano, el jardín requiere muchos más cuidados. Durante la época veraniega las plantas tienen la necesidad de nutrirse regularmente, así como segarse y podarse. Para evitar que tu jardín se vea apagado y dejado durante los meses más calurosos, en esta columna te compartimos cómo cuidar el césped en verano.

Siguiendo estos sencillos consejos conseguirás que tu césped está verde, mullido y fresco. ¡Toda una delicia!

Dos tareas que son clave: regar y segar

Ya sabemos que tener una extensión de césped en el jardín que esté en buenas condiciones, que se vea fresco y denso, no es tarea fácil. O, al menos, requiere de ciertas labores de mantenimiento sin las cuales el césped ofrecerá un aspecto descuidado y poco apetecible.

Por eso, al llegar el verano y el tiempo de disfrutar del jardín, es importante saber qué debes hacer para conseguir un césped perfecto hasta la llegada del otoño.

Ahora no es momento de sembrar, ni de abonar o repoblar. Durante estos meses lo más importante será regar y cortar la hierba.

 

Aprende a regarlo

Regar el césped es mucho más que echarle agua una vez al día. Es fundamental saber hacerlo para conseguir que la hierba no se seque, que esté en perfectas condiciones y, además, no despilfarrar el agua.

Para determinar cómo debe ser el riego es necesario tener en cuenta la calidad del suelo, el tipo de césped e, incluso, la forma de segarlo. Estos factores también influyen en el gasto de agua que tengamos que hacer, ya que pueden favorecer o frenar la evaporación del líquido elemento.

Aunque el césped requiera, en general, una cantidad considerable de agua para estar perfecto, existen algunas variedades que son menos sensibles a la falta de riego. Si vives en una zona muy calurosa, o simplemente prefieres ahorrar en el consumo de agua, puedes optar por ellas.

 

¿Cómo hay que cortarlo?

Además de regar, segar el césped es otra de las tareas estrella del verano si quieres contar con una sugerente pradera en tu jardín. No se trata de pasar el cortacésped sin fundamento, sino de cortarlo de una manera precisa y adecuada. Ahora es conveniente dejar la hierba un poco más alta para fortalecer las raíces.

¿Con qué frecuencia hay que cortarlo en esta época del año? Pues depende de la variedad de césped y de cuánto crezca. Lo más habitual es hacerlo una vez a la semana, aunque si crece mucho se podría cortar dos veces dejando pasar unos días entre ellas.

Saber a qué altura debes cortar el césped del jardín puede ser algo complicado, aunque no se trata de sacar la regla y medir con precisión absoluta. Es mejor aplicar la regla de 1/3 que consiste en no cortarlo más de un tercio de su altura, aproximadamente. Esta es la pauta que debemos seguir.

No cortes la hierba cuando está recién regada y húmeda. Espera a que se seque para evitar que le salgan hongos.  Ah, además, vigila las cuchillas del cortacésped y mantenlas afiladas y en buen estado. De lo contrario tu pradera sufrirá mucho más.

 

¿Hay que abonarlo?

La regla general nos indica que en esta época del año no se suele abonar el césped. Más bien hay que hacerlo antes, durante la primavera, o después, en otoño. Sin embargo, si la hierba está amarillenta, poco densa y crece muy lentamente, lo más probable es que le falten nutrientes, por lo que sería necesario abonarlo ahora.

Puedes elegir un abono orgánico o uno de larga duración, siempre específico para césped.

 

Evita que el suelo se compacte

Es uno de los riesgos que corremos en verano. Al disfrutar de nuestro césped, lo pisamos más y eso puede hacer que se vuelva duro y compacto. En consecuencia, estará menos poroso, absorberá peor el agua de riego y la hierba se verá menos densa y saludable.

Para solucionar el problema debemos airear el suelo. Esta tarea consiste en pincharlo pasando un rodillo especial o con unas suelas aireadoras (con pinchos).

 

Cuidado con los hongos y las plagas

Es uno de los problemas más habituales del verano, ya que el calor y la humedad crean un entorno muy favorable para su aparición y desarrollo. Para evitarlos, tendrás que estar vigilante y tratar de detectar sus señales en el césped: manchas y decoloraciones, raíces que se pudren, etc.

Si tu césped presenta algunos de estos síntomas, será necesario actuar aplicando un fungicida. Sigue las recomendaciones del fabricante y espera al menos 12 horas antes de regar o segar. Ya sabes que para evitar los hongos es fundamental no cortar la hierba cuando esté húmeda y procurar que se mantenga seca el máximo tiempo posible

En verano también hay algunas plagas que atacan al césped de forma bastante frecuente. No bajes la guardia y vigila la aparición de gusanos blancos o larvas. ¿Un signo que podría alertarte? Si observas que los pájaros picotean el suelo, puede ser que alguna plaga de estas esté atacando tu pradera.

Excava un poco para buscar estos insectos y, si los encuentras, no esperes ni un minuto para tomar las medidas adecuadas: aplica un insecticida específico.

 

Controla las malas hierbas

Las malas hierbas que atacan el césped en verano suelen ser de dos clases: de hoja estrecha o de hoja ancha. Ambas pueden arruinar la belleza del jardín, por lo que es necesario erradicarlas cuanto antes. Las primeras son más difíciles de eliminar, porque crecen de una forma similar al propio césped.

En cualquier caso, además de arrancarlas de raíz, la solución pasa por utilizar un herbicida específico.

¡A GOZAR ESTE VERANO EL ESPACIO VERDE DE TU CASA!

7
3
66%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
33%
Indiferencia

Comentarios