Haciendo Eco en Pilar

¿Te vas de vacaciones y nadie puede regar tus plantas?

Por Redacción Pilar a Diario 29 de enero de 2022 - 08:13

Para unos las vacaciones de verano ya han finalizado y para otros les ha llegado el momento. Ya casi tienes las valijas cerradas y solo queda preparar la supervivencia de las plantas que se quedan en casa.

¿Qué haces SI NO hay QUIEN TE RIEGUE LAS PLANTAS?

Si no tienes quien puede venir a regarte las plantas unas cuantas veces por semana no te preocupes. Con los consejos y trucos que te compartimos en esta columna, tus plantas pueden sobrevivir perfectamente a unas vacaciones sin ningún problema. Tú simplemente preocúpate de descansar y disfrutar.

En general, si nadie va a poder cuidarlas en nuestra ausencia o vamos a pasar más de 5-7 días fuera de casa, podemos utilizar algunos artilugios para ayudarnos, desde sistemas más caseros a algunos más elaborados:

→ CREAR GRUPOS DE PLANTAS

Lo ideal, antes de salir de viaje, es agruparlas. El hecho de ponerlas juntas ayuda a mantener la humedad, creando un microclima, sobre todo para las plantas tropicales.

Déjalas en un rincón menos expuesto al sol. Antes de viajar, límpialas de hojas secas y enfermas.

Por otro lado, en el caso de los cactus y suculentas, alejarlas del sol directo, dejarlas bien regadas y colocarlas en una zona con buena luminosidad, será más que suficiente incluso si nos ausentamos quince días o más.

→ LA BAÑERA

Una buena idea para estas especies es empapar unas toallas viejas en agua y ponerlas en la base de una bandeja o en la bañera (si es que tienes la suerte de tener un baño con luz natural) y agrupar ahí las plantas con mayor necesidad de humedad ambiental. Pon el tapón y llena la bañera con 3 cm de agua.

Si lo haces la noche anterior a que salgas de viaje podrás calcula con más precisión cuánta agua van a necesitar tus plantas a partir de la que hayan absorbido.

→ HIDROGEL PARA PLANTAS

Toma una palangana grande sin agujero, rellénala con al menos 5 cm de hidrogel y por encima tus macetas con agujero. Luego llena la palangana con más gránulos hasta que las macetas estén medio hundidas en ellas. A continuación, agrega agua al hidrogel hasta que no pueda absorber más.

Si por casualidad tienes pañales desechables que no vas a utilizar, puedes romperlo y utilizar el material absorbente, pues se trata de un hidrogel que puede utilizar como se ha explicado antes o mezclarlo con la tierra.

→ BOTELLAS RECICLADAS

Una de las opciones más simples y que seguramente hemos visto usar a nuestras madres o abuelas es colocar una botella de plástico del revés con un agujerito en el tapón y enterrada bocabajo en la maceta.

Para que el truco de la botella te salga bien sí oo sí, en las ferreterías también puedes encontrar conos de arcilla que se acoplan al recipiente y se entierran en el tiesto. La botella puede ser incluso de cristal.

→ DISPOSITIVOS DE RIEGO

En esta misma línea, también podemos encontrar dispositivos más sofisticados en materiales como la terracota o el cristal, que facilitan la absorción y la dosificación, en especial los de terracota ya que es un material poroso. 

→ EL TRUCO DE LA CUERDA

Otro sistema es el riego por capilaridad con cordón. Para realizarlo, necesitaremos un recipiente del que sacaremos varios cordones o cuerdas de algodón que introduciremos en el sustrato. Lo ideal es que el recipiente con agua esté un poco más alto que las macetas para facilitar la llegada del agua. En poco tiempo la cuerda se humedece y poco a poco comienza a traspasar agua al sustrato.

En este caso, se han empleado tiras de una camiseta vieja de algodón. No utilices hilo de lana porque no absorbe el agua.

Por último, siempre se recomienda probar estos mecanismos con suficiente antelación antes de viajar para verificar que se han instalado bien y funcionan de manera correcta. No vaya a ser que haya que lamentar pérdidas.

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar