HACIENDO ECO EN PILAR…

Furor por los cactus y las suculentas

Aparecen en viviendas y lugares de trabajo. Tips para cuidarlos y recomendaciones.
jueves, 12 de agosto de 2021 · 11:25

Los cactus, en particular, y las suculentas, en general, están de moda y cada vez son una tendencia más notable tanto en viveros y tiendas como decorando las casas de particulares e, incluso, comercios y oficinas. Esto se debe principalmente a que suelen ser fáciles de cuidar y no requieren gran esfuerzo. Basta con regarlos de vez en cuando y pueden desarrollarse en lugares donde otros tipos de plantas no podrían.

Muchas personas desconocen las diferencias entre las plantas crasas, los cactus y las suculentas, pensando que son diferentes, cuando no lo son. Por un lado, los cactus son un tipo de planta suculenta, caracterizado principalmente por almacenar el agua en su tronco gracias a sus espinas. Lo mismo ocurre con las plantas crasas, que son aquellas en las que la raíz, el tallo o las hojas se han engrosado para permitir el almacenamiento del líquido en su interior.

Estas características les permiten, tanto a los cactus como a las plantas crasas, adaptarse a la vida en ambientes muy secos y donde reinan las altas temperaturas. Sin embargo, ya sabemos que estas condiciones no implican que no podamos cultivar estas plantas en cualquier tipo de lugar o clima. Por ello, les hemos elaborado una pequeña guía con las claves para tener estas plantas en nuestras casas sin fracasar en el intento.

¿Qué necesidades tienen estas plantas?

Las necesidades cambian mucho en función de la variedad. Existen cactus y crasas más delicados que otros. En el caso de climas húmedos, pueden llegar a notar un cambio bastante brusco con respecto a su hábitat original, pero lo más común es que se aclimaten fácilmente. 

Durante nuestros veranos los cactus, pueden ser regados perfectamente cada quince días. Es mejor que un cactus sufra por falta de agua que por exceso. Lo decimos porque en el primer caso puede recuperarse la planta; en el segundo no porque se pudren sus raíces. También recomendamos que en el momento de trasplantarlas de una maceta a otra se trate de conservar la tierra inicial para ayudar a la raíces adaptarse más fácilmente a la nueva tierra.

¿Qué cuidados debo darles?

Existen cactus y plantas crasas que se desenvuelven perfectamente a pleno sol, sin embargo lo ideal sería mantenerlo en una media sombra para evitar que la fuerza del sol ocasione problemas a la planta. 

En cuanto al sustrato, es cierto que existen coleccionistas profesionales que eliminan la tierra en la adquieren el cactus para luego hacer un sustrato similar al de su hábitat original pero, en el caso de no ser unos expertos en la materia, es recomendable no eliminar la tierra original de adquisición ya que el cactus ya ha conseguido adaptarse al nuevo suelo para sobrevivir y podría entrar en un estado de confusión continuo.

Además, no es necesario comprar tierra específica para los cactus. Una manera de hacer un buen sustrato para estas plantas consiste en mezclar tierra de turba con tierra de campo o incluso con arena. También es aconsejable tener un buen drenaje para evitar que las raíces acumulen una gran humedad y se pudran.

¿Qué enfermedades o plagas pueden afectar a mi cactus?

La peor plaga sin duda es la cochinilla blanca. Es fácil de diferenciar porque la planta muestra una especie de bolitas blancas que al tocarlas explotan echando un líquido rojizo. Constituye la peor plaga para erradicar en un cactus o planta crasa. Si todavía no está muy avanzada se puede tratar de limpiar con un hisopo de los oídos impregnado de alcohol. En caso contrario, habría que utilizar un insecticida. 

Los pulgones y los trips se distinguen al notar o ver en la planta bichos pequeños, especialmente en las épocas de floración. Para acabar con ellos hay que utilizar insecticidas o remedios naturales, su uso debería prolongarse mínimo durante tres semanas para conseguir acabar con todos los huevos. 

Si nuestro cactus presenta un color grisáceo y pegajoso, posiblemente, estemos hablando de pulgones pequeños, que pueden ser erradicados con el uso de un insecticida especial para los pulgones y cochinillas. En cambio, si se experimenta una caída de las espinas el problema podría venir de la tierra que estemos utilizando, ahí se recomienda cambiarla junto a limpiar y desinfectar a la planta.

 Además, los cactus son un tipo de planta bastante fuerte y que resiste hasta tres meses sin necesidad de estar plantado en tierra. Esta es una buena alternativa a la hora de practicar algún tipo de desinfección. Eso sí, mantenerlos alejados del sol directo.

¿Puedo cultivar esquejes?

A la hora de aventurarse en la reproducción de nuestros cactus y suculentas debemos tener cuidado al cortar las ramas porque, en el peor de los casos, pueden adquirir hongos. Antes de hacer el corte debemos asegurarnos bien de que la planta no sea ni muy joven ni muy pequeña, pues el desenlace podría ser fatal. 

Una vez practicado el corte, se puede utilizar canela en polvo sobre la parte intervenida de nuestra planta para ayudar a la cicatrización. No debemos asustarnos si días después del corte del esqueje vemos como nuestro cactus se seca, pues es una planta que de por sí tiende a buscar vida continuamente.  

¡Esperamos que ya tengas en mente un nuevo cactus o una suculenta para tu casa!

2
2
80%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
20%
Indiferencia

Comentarios