Contame una buena

El mate que redescubre los sabores argentinos

Ni siquiera el mate se libra de las nuevas tendencias: desde yerba orgánica hasta la mezcla con hierbas ayurvédicas, son múltiples las combinaciones que se pueden lograr.
viernes, 16 de julio de 2021 · 12:27

Hace tiempo que el mate viene ganando terreno más allá de los hogares. Los bares, las cafeterías y hasta los restaurantes lo ofrecen (sin compartir, claro) como una opción frente al café y al té. 

Es la bebida popular por excelencia argentina, pero en este último tiempo se reinventó y esto resulta placentero porque es una forma de refugio simbólico en algo conocido en tiempos de tanto cambio. 

Los accesorios para cebar un mate siempre fueron especiales y hubo muchísimos para elegir. Mates coloridos y originales, desplegando un sinfín de opciones que van desde la clásica madera, a la cerámica o la silicona, encabezan las listas de productos más vendidos en las tiendas de decoración y bazar.

Su ventaja radica en que atraviesa generaciones y no distingue sexo volviéndose un objeto de diseño que incluso puede ser parte de la decoración de un escritorio, biblioteca o estante. Y más allá del mate en sí, el ritual también implica una serie de objetos que han aumentado en ventas y creatividad. 

El cambio también se ve en lo que el consumidor sabe del producto. Está interesado en aprender cómo cebar un buen mate y conocer sobre sus beneficios; ya no le da lo mismo tomar cualquier yerba en cualquier mate o en cualquier termo.

Pero en estos últimos años la yerba ganó mucho protagonismo, principalmente por sus distintos blends. La bebida que logró conquistar el corazón de sus fieles seguidores poco a poco busca sumar nuevas aventuras en el paladar con productos naturales, saludables, sustentables y, sobre todo, exquisitos. Ni siquiera el mate se libra de las nuevas tendencias: desde yerba orgánica hasta la mezcla con hierbas ayurvédicas, son infinitas las combinaciones que se pueden lograr, creando así, verdaderos blends de mate para compartir.

El mate es una de las tradiciones argentinas por excelencia que no podemos dejar ni un segundo y representa nuestra argentinidad al palo. Tanto tomamos mate que, a veces, necesitamos renovarlo. Y así, del amargo que tomaban nuestros ancestros surgen muchas variedades distintas. Algunos toman dulce, otros amargo, algunos con yuyos, otros con aditivos de diferentes calibres, como coco, naranja, limón o ¡lo que sea! Lo llamativo de esta bebida es que, para algunos, es imprescindible para dar comienzo al día y, para otros, se convierte en un ritual.

La historia de la yerba mate no se reduce solo a Argentina, sino también a Sudamérica. Data desde hace varios siglos y en torno a ella se generan miles de leyendas y mitos. Pero su instalación en la dieta cotidiana de los argentinos es un hecho. En este contexto, surge un nuevo blend de hierbas para el mate que redescubre estos sabores argentinos.

Susurro Nativo: un nuevo blend de hierbas para el mate

Se trata de un emprendimiento impulsado y publicitado por mujeres. Su creadora es Nancy Sabaryn, fundadora & CEO. Esta pequeña empresa nace en Misiones, corazón del origen de la yerba mate, y busca renovar los sabores. El nombre de este blend único nace con la convicción de que la identidad no habla de fronteras, sino de valores y emociones que se comparten. Es una bebida que logró conquistar el corazón de sus fieles seguidores por sus productos naturales, saludables, sustentables y, sobre todo, exquisitos.  

Sabor único y exclusivo

Su característico sabor rememora y potencia la tradición argentina.  Se trata de una propuesta original, que tiñe de elegancia la bebida nacional más popular. Ya que combina la auténtica yerba mate misionera con hierbas y frutos regionales mediante exclusivos blends.  El propósito es ofrecer nuevos sabores a quienes hacen del mate un ritual de experiencias personales, con hierbas que ofrecen una lograda variedad de propiedades.

En Misiones se produce yerba mate en suelos rojos que aportan un alto contenido de hierro, esta gran producción se debe a su clima subtropical que posibilita el abastecimiento de yerba a todo el país y más. En ese sentido, Susurro Nativo procede de plantaciones ubicadas en el corazón de provincia, una biósfera inmejorable para la producción de hojas de alta calidad. Esta yerba es elaborada mediante el sistema barbacuá, un proceso de deshidratación al calor de leños más un estacionamiento de 24 meses. Dicha maduración imprime un sabor amable y duradero que potencia las propiedades naturales de la yerba, y que la convierte en un producto delicatessen.

Un blend para cada ocasión

Esta yerba viene en diferentes presentaciones, cada una con una propiedad diferente y para acompañar cada momento. 

Susurro Nativo Lagos es un blend que propone aumentar la resistencia frente a la fatiga y el estrés, despejar la mente para una mayor concentración y estimular la fortaleza física.

Por su parte, Susurro Nativo Montañas ofrece un delicioso compuesto que colabora en la regulación de los biociclos, al tiempo que renueva y repara el organismo.

Mientras que Susurro Nativo Brisas aporta un equilibrio a través de sus ingredientes naturales que ayudan a serenar la mente y otorgar un plácido bienestar corporal.

Asimismo, Susurro Nativo Remansos cuenta con una composición que colabora con un alivio saludable del organismo.

Finalmente, Susurro Nativo Clásico está elaborada mediante el sistema barbacuá, ideal para degustar a cualquier hora del día.

75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios