Haciendo eco en Pilar

Aprendé a podar tus plantas en invierno: claves para principiantes

viernes, 16 de julio de 2021 · 12:23

 ¿QUÉ ES LA PODA?

La poda es la eliminación de una parte de la planta para ayudar a que crezca sana. Con ella se retiran las hojas dañadas para controlar su floración y facilitar su crecimiento.

Las podas difieren según el árbol. No es lo mismo la poda de un árbol frutal que para una correcta fructificación requiere realizarse todos los años, que la de un árbol ornamental que solo debe podarse cuando sea necesario.

Naturalmente, las plantas no necesitan podas, sino que nosotros las podamos para beneficio propio, es decir, que los árboles ornamentales no necesitan podas drásticas solo porque ha llegado el invierno, sino que solo se realizan podas de mantenimiento según el estado de cada planta.

Lo imprescindible en este proceso es ser responsables, conocer la planta y tener claro lo que se quiere realizar.  

La herramienta adecuada para la poda son las tijeras especiales de jardinería, las cuales deben estar desinfectadas y afiladas para realizar un corte limpio, que no desgarre la rama.

¿CUÁL ES EL MEJOR MOMENTO PARA PODAR?

De forma general, la mejor época para podar los árboles ornamentales y frutales, arbustos, trepadoras y rosales es el invierno, aunque hay que tener en cuenta que el momento propicio depende siempre de cuándo se produce la floración de la planta.

Existe la creencia que hay que hacerla todos los años, pero esto no es así, solo se hace cuando es necesario, porque una poda no los hará crecer ni más rápido ni más fuertes.

Este el momento perfecto porque:

Las plantas y árboles se debilitan menos durante las podas de invierno.

Cuando se poda en primavera y verano, que son las épocas de crecimiento fuerte de las plantas, la eliminación de hojas y ramas puede resultar casi un castigo para la planta. Esto porque en las épocas de calor, las hojas sirven para producir la savia, necesaria para el crecimiento de la planta.

Dejar a una planta sin hojas, podarla, durante el verano, la hará sufrir mucho más que si la poda se realiza en invierno. De hecho, una poda en verano podría debilitar a la planta.

Hay mayor visibilidad de lo que se quiere podar

En el caso de árboles y arbustos de hojas caducas, se podrá visualizar mucho mejor la estructura de las ramas de la especie. En consecuencia, será mucho más fácil podar de manera adecuada a la planta.

Hay menos posibilidad de infecciones

Hay que recordar que una poda supone una herida en la planta o árbol. Siempre que se poda, hay que hacerlo con cuidado para maltratar y herir lo menos posible a la especie. A través de estas heridas, las plantas pueden contraer diferentes infecciones y durante el invierno, muchos hongos causantes de esas infecciones se encuentran inactivos.

Se evita la pérdida de savia

La actividad productora de la savia en plantas y árboles suele ser mucho mayor durante la primavera y el verano. Entonces, una poda en invierno evitará la pérdida innecesaria de savia, que suele ser abundante en los meses de más calor.

Por ejemplo, especies como las coníferas, reducen al mínimo la pérdida de savia y resina durante el invierno.

Se dice que podar en la luna vieja o menguante, favorece una profusión de flores y frutos. Y cuando se quiere un mayor desarrollo vegetativo, crecimientos más fuertes, se poda durante luna nueva o creciente.

CALENDARIO DE PODA

Árboles ornamentales
Poda de formación y de mantenimiento.
En Junio, Julio y Agosto.

Árboles frutales
Poda de formación y fructificación.
En Junio, Julio y Agosto.

Arbustos
Poda de rejuvenecimiento.
En diciembre, enero y febrero.
Poda de floración y de formación de cortezas decorativas.
En Julio.

Trepadoras
Poda de floración.
En Julio.

Gramíneas
Poda de follaje seco.
En Julio.

Rosas
Poda de floración.
En Julio.

Pero a lo largo del año también se pueden y se deben hacer intervenciones ligeras para eliminar elementos indeseables como:

- Ramas secas, rotas, enfermas.

- Ramas que estorben el paso de personas.

- Ramas que hayan crecido mucho.

- Rebrotes que hayan podido surgir desde la misma raíz.

- Flores y frutos pasados.
 

¿PARA QUÉ ES NECESARIO PODAR?

La poda consiste en suprimir brotes y ramas y se realiza con diversos fines:

Brinda fuerza y vigor a las plantas estimulando su crecimiento.

Mejorar su desarrollo y floración.

Orienta el crecimiento y proporcionar una distribución equilibrada de sus hojas y ramas.

Despeja el área de manera que el sol pueda llegar también a las zonas interiores de la planta.

Realiza una limpieza de la planta: eliminando flores que se estén marchitando, partes enfermas, ramas secas o inútiles, etc.

7
1
86%
Satisfacción
6%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
6%
Indiferencia

Comentarios