Temas de conversación que nunca fallan

La conversación es la principal vía para conocer a otros y darnos a conocer. Especialmente en estos tiempos, cuando escasean los encuentros cara a cara y las palabras tienden a ser sintéticas en extremo.
lunes, 8 de febrero de 2021 · 08:14

Hablar es como realizar una obra de arte y las conversaciones son el mejor lienzo en blanco que se pinta con palabras.

Saber conversar es todo un arte. Hay personas con una gran elocuencia, que tienen un don para la conversación. Como en el juego de las muñecas rusas, saben sacar temas de otros temas con una naturalidad asombrosa. A otros, les cuesta mucho más, algo que puede hacer que se vean a sí mismos como personas poco interesantes o que no saben qué decir. Lo bueno es que Ser un buen conversador puede aprenderse con algunas técnicas sencillas.

Una buena conversación debe tratar sobre temas que despierten el interés de todos los interlocutores. Nadie quiere hablar con alguien que resulta aburrido o pedante. Todos deben tener la oportunidad de escuchar y de hablar.

Hay temas de conversación que son infalibles. Giran alrededor de asuntos que le interesan a la mayoría de las personas y además se prestan para que todos puedan intervenir.

Te proponemos algunas ideas de temas de conversación que te ayudaran a que las conversaciones que tengas en cualquier contexto y con cualquier persona sean amenas.

 

Infancia

La infancia es un tema que casi nunca falla porque no es solamente entretenido, sino que además te permite ahondar mucho en la vida de las personas. Todos tenemos algo que contar sobre los primeros años de escuela, los primeros amigos, nuestros juegos favoritos, los personajes que admirábamos, las travesuras y las reprimendas que nos dieron… En fin, explicar anécdotas divertidas o aleccionadoras que ocurrieron en nuestra infancia suele tener mucho poder a la hora de despertar el interés de todas las personas implicadas en la conversación.

 

Viajes

Los viajes siempre son una excursión a lo desconocido y por eso traen de vuelta muchos descubrimientos, sorpresas y conocimientos. Hablar de viajes siempre es divertido.
Este tema tiene un plus adicional: generalmente resulta muy útil para todos los que participan en la conversación. No se trata solo de compartir experiencias, sino que toda la información puede ser empleada eventualmente en una próxima travesía. También permite conocer mucho a las personas. Te da pistas sobre cómo es su actitud frente a la novedad y al cambio

 

Cultura Pop

De esta Cultura Pop puedes sacar temas de conversación para hablar con hombres y mujeres de cualquier edad, sin distinción alguna. Porque esto no es más que hablar de lo último de

Ella hace referencia a hablar con la otra persona de la última película, serie, telenovela y streaming que hayan visto; el último libro que haya leído; la última canción escuchada, lo último en tecnología o lo último que esté pasando en el mundo. Aquí podemos introducir opiniones, pedir recomendaciones, conducir la conversación hacia un debate.

 

Mascotas

Los seres humanos hemos convivido con los animales domésticos desde hace miles de años. A unos les gustan los loros, a otros los peces, a muchos los perros y los gatos. Ellos no son solamente un habitante más en cada casa, sino que se convierten en parte de tu vida, de tu familia y de tus afectos. Hablar acerca de mascotas siempre da lugar a una conversación feliz.

Rara vez el tema de los animales no da pie a una buena conversación. Además, nos da una idea de la forma como cada uno se relaciona con los seres diferentes y vulnerables.

Incluso una buena parte de las personas que no tienen mascotas están interesadas en tener una o bien se interesan por el mundo de los animales.

 

Comidas y bebidas

La comida y la bebida también suele ser un buen tema de conversación porque ¡a todo el mundo le gusta comer y beber! Podrás descubrir cuáles son sus gustos o descubrir nuevas cosas de este ámbito. Es interesante compartir las experiencias sobre aquellas comidas exóticas que cada quien pudo probar alguna vez.

Sé que suena cliché, pero la comida une a los amigos y a la familia, así que es un excelente tema para iniciar una conversación. Además, es fácil de hablar y es difícil caer en disputas por ello. Sin duda, sobre las comidas y las bebidas todo el mundo tiene algo que decir.

 

Aficiones

Las aficiones son un libro abierto a la personalidad de quien habla. Cuando se habla de aficiones te puedes hacer una idea de cómo es la personalidad del hablante. Quizá le guste el deporte, las aventuras, jugar al ajedrez, etc

Se puede afirmar que no hay una sola persona en el mundo que no tenga alguna afición. Todos tenemos ratos libres. Y en esos lapsos nos dedicamos a hacer algo que nos agrada más. Algunos lo hacen más consciente, mientras que otros no lo tienen tan claro. Pero lo cierto es que todos sentimos gusto por alguna actividad “gratuita”, bien sea cuidar las plantas, o ver televisión, o mirar por la ventana.

También es usual que cada quien tenga un deporte favorito, ya sea que lo practique o que simplemente sea espectador del mismo. Como el deporte implica competencia, es posible que algunas conversaciones se tornen controvertidas, así que se debe tener tacto al tratar este tema.

 

Noticias

Hablar de temas de actualidad siempre es un punto a favor porque podrás saber qué opina la otra persona sobre los temas que más se hablan en sociedad.

 

Trabajo

Aunque exista un mito que indica lo contrario, muchas personas son muy aficionadas a seguir hablando de su trabajo incluso cuando ya ha terminado su jornada laboral. Este tema de conversación permite compartir opiniones acerca de ciertos tipos de trabajo, problemas que van surgiendo en el día a día, aspectos graciosos de la cultura laboral en la que se está inmerso, etc.

 

Sorprende con preguntas inesperadas

Si ninguno de los anteriores temas de conversación nos convence, podemos optar por ser original y romper el hielo con preguntas sin contexto, inesperadas o curiosas.

 

Finalmente, todos los temas de conversación que dan pie para una agradable charla son pre-textos que nos permiten conocer a otros y permitir que nos conozcan. Siempre vale la pena escuchar a los demás. Toda persona te aporta mucho con el simple acto de dedicar tiempo para compartir contigo. Siempre, también, vale la pena hablar de lo tuyo a los demás. Ninguna conversación es banal porque, de un modo u otro, te vincula con el mundo.

Comentarios