Haciendo eco en Pilar

El cactus mesoamericano Chumbera

martes, 28 de diciembre de 2021 · 08:32

La Opuntia ficus-indica o chumbera es una planta arbusto, de la familia de las cactáceas, originaria del continente americano. Su introducción en Europa llegó de mano de los conquistadores que las trajeron de sus diferentes viajes, cuando los barcos cargaban plantas vivas para que los marineros no enfermaran por escorbuto.

La chumbera, también conocida con el nombre de tuna, higo de tuna y nopa,  es uno de los pocos cactus que ha conseguido naturalizarse en las regiones templadas-cálidas de Europa. De hecho, en la región mediterránea es fácil encontrarla creciendo en los descampados así como en terrenos cultivados. El problema es que es invasora, y está prohibida su posesión, pero al ser también medicinal, es una planta que sigue siendo interesante.

Este cactus suele crecer de manera salvaje, aunque hay lugares en los que se cultiva como un árbol frutal. En la actualidad, el mayor productor de chumberas es México. Esto no es nuevo pues, si nos fijamos en la bandera del país se percibe la importancia que esta planta ha tenido en al desarrollo de la historia mexicana. De ahí que en su escudo se incluya la representación de una chumbera (aquí denominado nopal) sobre la que un águila devora a una serpiente.

Alcanza una altura de hasta 4 metros, con tallos muy ramificados. Los segmentos o cladodios son planos, ovales, y de color verde. Estos están armados con dos clases de espinas: unas que son largas y duras, y otras cortas y finas con aspecto velloso.

Florece una vez al año, normalmente en primavera. Las flores tienen forma de corona y brotan de las areolas en los bordes de los segmentos. Pueden ser desde amarillas a rojas.

Como la mayor parte de las plantas de su familia, la chumbera carece de hojas. Esto, sin embargo, no le impide tener flores y frutos pues su tallo se divide en ramificaciones y producir ambos elementos. Los tallos de esta planta son ovalados en sus extremos, planos y de color verde claro. Crecen muy bien y pronto alcanzan los cuatro metros de altura.

El fruto se denomina chumbera y es una baya de forma ovalada. Para protegerse de los depredadores, posee una cáscara gruesa y espinosa. En su interior contiene una pulpa con un gran número de semillas. Su sabor es dulce y se consume fresco o manufacturado como mermelada.

Para su cultivo en jardines requiere un lugar soleado, espacioso y un suelo bien drenado. De esta manera la planta podrá canalizar el agua y las raíces podrán podrá absorberla sin problemas. Además es necesario que abonemos el suelo una vez año para aportar nutrientes y que la planta se encuentre sana y vigorosa. No requiere muchos cuidados y solo hay que regarla de vez en cuando en primavera y verano. El resto del año tiene suficiente con el agua que la aportan las precipitaciones.

Se reproduce por esquejes. Basta que un trozo de la planta caiga al suelo para que desarrolle raíces y un nuevo ejemplar. La chumbera se puede cultivar en maceta, aunque sus resultados no son excelentes.

 

2
1
0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
100%
Indiferencia

Comentarios