Haciendo eco en Pilar

Plantas que curan

sábado, 27 de noviembre de 2021 · 07:56

Las plantas medicinales son mundialmente conocidas por sus propiedades naturales, ya que ayudan a aliviar, prevenir y tratar ciertos problemas de salud de forma casera. De hecho, la Organización Mundial de la Salud, en su Plan Estratégico 2014-2023, señala la importancia de fomentar e incluir el uso de medicamentos naturales en los sistemas sanitarios de sus países miembros.

La Fitoterapia, que así se llama al uso de productos de origen vegetal con el fin de prevenir, curar o aliviar síntomas y enfermedades, es considerada una ciencia y no una pseudociencia. Según el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO), "la Fitoterapia, el uso de plantas medicinales que cuentan con efectos sobre la salud para tratar y prevenir enfermedades, es una opción terapéutica validada por numerosos estudios científicos y cientos de años de experiencia en millones de personas".

Las plantas medicinales se han utilizado desde la antigüedad como tratamiento para sanar y tratar las enfermedades. De hecho, en la actualidad, sus principios activos son los protagonistas de la mayoría de los medicamentos de la industria farmacéutica.

Volver a ellas puede representar una alternativa más natural y que a la vez nos ayude a recuperar el valor de la naturaleza que nos rodea.

Iniciemos una relación nueva y sinérgica con el reino vegetal. A medida que la desarrollemos encontraremos una nueva apreciación y sensibilidad a los poderes sanadores que la naturaleza contiene.

En el occidente moderno, hemos sido educados para pensar en las plantas de manera mecanizada, en el mejor de los casos son alimento para el cuerpo o belleza para nuestros jardines. Pero lo cierto es que somos completamente dependientes de ellas para nuestra  supervivencia. Las plantas son en realidad formas de vida sensible y misteriosamente conectadas a la salud de nuestros cuerpos y nuestras mentes. Cuando nos relacionamos con ellas con curiosidad, humildad y reverencia, nos pueden enseñar mucho acerca de nosotros mismos, de la vida y nuestra conexión con los demás.

Nuestro planeta está en crisis ecológica, en parte debido a que hemos llegado a considerarnos como una naturaleza separada y por encima tornándonos seres destructivos, insalubres e infelices. Es hora de cambiar nuestra actitud, es hora de redescubrirnos, de conocer nuestra naturaleza a través de la naturaleza de las plantas. Las plantas medicinales y sus múltiples aplicaciones reparadoras, pueden convertirse en el vehículo que finalmente nos conduzca a ello.

Te compartimos las 10 plantas medicinales más usadas en tu hogar para tener salud y bienestar de forma natural.

Unas plantas que, además de ayudarnos a curar dolencias comunes en casa, son fáciles de cultivar y cosechar.

Lavanda
La lavanda es más que una planta medicinal que se caracteriza por sus propiedades calmantes. Pero no solo eso, la lavanda regenera células, es antiinflamatoria y cicatrizante. Se utiliza para tratar quemaduras, heridas, alergias, y también para dolencias como el reuma o la artritis.

Áloe vera
Aloe vera es una planta medicinal refrescante y cicatrizante, originaria del África tropical, donde se ha utilizado como antídoto del veneno en heridas de lanzas emponzoñadas. Se destaca por sus acciones purgante, tónico, demulcente, antibacteriana, fungicida, estíptica, sedante y antihelmíntica.

Romero
El romero es una de las plantas medicinales más versátiles. Por ejemplo, tiene propiedades anti-inflamatorias, sirve para combatir la caspa y repele los mosquitos entre muchas otras.

Manzanilla
La manzanilla es nativa de Europa, Oriente Próximo y la India y se utiliza para desórdenes digestivos o nerviosos y para ungüentos antiinflamatorios. Tiene acciones antiinflamatoria, antiespasmódica, sedante, antiemética, carminativa y antialergénica.

Menta
La menta piperita es una planta medicinal digestiva, analgésica y antiséptica. También constituye un excelente descongestivo nasal. También es antiespasmódica, antiemética, diaforética y colagoga.

Caléndula
La caléndula es una de las hierbas medicinales más populares y versátiles. Se ha dicho tradicionalmente que levanta el ánimo. También se emplea para tratar los eccema, dermatitis, úlceras, quemaduras, heridas, granos, acné, pieles delicadas y picores.

Diente de león
El diente de león es una planta medicinal de la que se aprovechan hojas y raíz en remedios naturales como diurético, suave laxante y desintoxicante hepático. Es diurética, tónica hepática y digestiva, colagoga, estimula el páncreas y el conducto biliar.

Ortiga
La ortiga, una planta de lo más familiar y abundante, es una hierba medicinal rica en minerales y estimulante circulatoria. Asimismo, es astringente, diurética, tónica, nutritiva, hemostática, hipotensora, antiescorbútica y antialergénica.

Ajo
El ajo (allium sativum) es un potente antivírico inmunoestimulante que protege de infecciones. Un fuerte antibiótico que utiliza para tratar resfriados, catarros e infecciones respiratorias.

Árnica
La planta de árnica es el primer remedio cuando se ha producido un daño en la musculatura o las articulaciones, contusiones, distensiones o torceduras. Se puede utilizar tanto en crema como en aceite macerado o pomada.

Selecciona las que necesites y ¡disfruta de ellas!

 

 

6
2
75%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
25%
Indiferencia

Comentarios