Haciendo eco en Pilar

Cómo salvar un cactus moribundo

martes, 23 de noviembre de 2021 · 08:36

Los cactus son una de las especies vegetales más particulares de la naturaleza. Si están en un entorno adecuado pueden durar muchos años en perfecto estado, cuentan con espinas que les ayuda a protegerse de peligro en su medio, como la sequía, y requieren poca agua, pues son plantas suculentas o crasas que acumulan el líquido por mucho tiempo.

No obstante, como toda planta, también se puede marchitar y sufrir accidentes que pueden dañarla. Para reparar este daño, solo se requieren unos pasos sencillos para ayudar a la planta a recuperarse y tenerla como nueva otra vez. Si crees que tu cactus se está marchitando y quieres revivirlo, afortunadamente, con estos consejos podrás identificar lo que está provocando la muerte de tu cactus y salvarlo antes de que sea tarde.

Si está totalmente seco (de color marrón o amarillo y que al tocarlo se deshace) o si está totalmente blando o negro, seguramente, el cactus está muerto, o casi, y es muy complicado o imposible poder salvarlo. En cambio, si solo hay partes del cactus afectadas de esta forma o si tiene algún problema de plagas, puede ser más sencillo revivirlo.

A continuación, te presentaremos una serie de pasos que te explicarán cómo revivir un cactus de la manera más sencilla.

LOS CACTUS QUE SE RIEGAN EN EXCESO pueden mostrar la base de la planta ennegrecida como así también las hojas y los tallos, y eventualmente tener las raíces podridas. Si ves estos signos en los cactus, verifica de inmediato sus raíces y si están blandas y negras, entonces tendrás que actuar rápidamente para salvarlos.

  • El primer paso para salvar un cactus moribundo es sacándolo de la maceta y envolviéndolo con papel de diario.
  • Da vuelta y verifica el estado de los tallos y de las raíces. Si la mayoría de las raíces son blancas, corta las negras y las amarronadas. Si, en cambio, notas que la mayoría de las raíces son negras y marrones, entonces tendrás que cortar toda la podredumbre con un cuchillo.
  • Una vez hecho eso, deja secar el cactus por varios días hasta que se forme una costra gruesa en las partes cortadas.
  • Trasplanta el cactus en una nueva maceta con tierra para suculentas o para cactus.
  • Riega correctamente para evitar nuevos problemas. Ten en cuenta que solo deberás hacerlo cuando los 2.5 cm superiores de la tierra estén completamente secos.

SI UN CACTUS TIENE POCO RIEGO, sus hojas se marchitarán, caerán y se pondrán marrones o pálidas. Si esto sucede tendrás que llevar a cabo el siguiente tratamiento para salvar un cactus moribundo:

  • Remoja el cactus temprano por la mañana para intentar salvarlo.
  • Transfiérelo a otro lugar donde la luz solar no sea intensa.
  • Tu cactus debería recuperarse al cabo de unos días.

SI EL TEJIDO DEL CACTUS ESTA ABLANDADO O BLANQUEADO, SE DEBE AL DAÑO DEL FRÍO. Aunque es difícil de tratar, aún es posible revivir un cactus moribundo:

  • Como primer paso deberás esperar hasta que las áreas ablandadas se vuelvan negras.
  • Luego, en un día soleado y caluroso, corta las partes negras para evitar que el cactus se muera.
  • En un par de meses más, en las secciones cortadas brotará un nuevo crecimiento y las partes dañadas por el frío desaparecerán.

SI EL CACTUS ESTÁ ALTO Y DELGADO, PROBABLEMENTE EL CAUSANTE DE ESTO SEA LA FALTA DE LUZ SOLAR. La única forma de arreglarlo es moviendo el cactus a una ventana orientada al sur.

LAS MARCAS BLANDAS O AMARILLAS DE LOS CACTUS SIGNIFICAN QUE ESTÁ EMPEZANDO A QUEMARSE CON EL SOL.  Si notas estos signos, haz lo siguiente:

  • Mueve el cactus a un sitio sombreado.
  • No retires las partes quemadas por el sol, ya que se curará solo.
  • Reduce el riego y controla el cactus frecuentemente para saber si está curándose bien y si está libre de plagas y enfermedades.

 

No olvides usar fertilizante durante los meses de más actividad de la planta, los cuales suelen ser en primavera y verano. Se recomienda usar uno que sea bajo en nitrógeno, debido a las necesidades de los cactus.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios