Un diciembre 2020 para mirar al maravilloso cielo

El 2020 ha sido un año complicado, pero su final nos regala un gozo a quien quiera mirar al cielo. Dos planetas que se funden en uno, la mejor lluvia de meteoritos y un eclipse total de Sol... Algo imperdible.
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 10:10

La Estrella de Belén esta nuevamente visible en nuestro cielo navideño

Este año ha estado marcado por acontecimientos inesperados y sorprendentes en todo el planeta. Pero el final de este 2020 es muy peculiar: esta Navidad será recordada, también, por el regreso de la Estrella de Belén, que en realidad no es un astro específico, sino un raro y maravilloso evento astronómico.

Este fenómeno astronómico se produce por la conjunción de Júpiter y Saturno y puede observarse en Argentina durante la semana del 14 al 21 de diciembre.

Este acontecimiento extraordinario se produce por la excepcional alineación entre Júpiter y Saturno, que se acercan de modo que parecen una misma estrella desde la perspectiva de la Tierra. De esta forma, tendrá lugar un efecto de un gran astro de potente brillo que en realidad se trata de una ilusión óptica.

Y a ésta famosa estrella, la misma que guio a los Reyes Magos hasta el Pesebre donde nació el Niño Jesús, ya la podemos observar en nuestro cielo navideño y aunque no se conoce de forma exacta, pues solo hay registros de ella en la Biblia, varios astrónomos han asociado su aparición a la conjunción entre Júpiter y Saturno, como un evento similar.

Esta alineación ocurre entre Júpiter y Saturno que, al fusionarse, parecen una estrella. Sin embargo, solo se trata simplemente de una ilusión óptica por la posición del planeta Tierra respecto al Sol.

Júpiter y Saturno orbitan alrededor del Sol separados por una distancia similar a la que existe entre la Tierra y Júpiter, sin que nunca lleguen a tocarse. Pero durante este año, ambos planetas han estado viajando juntos en el firmamento. Solo que en diciembre se acercaron lo suficiente como para producir este bello espectáculo astronómico. 

Aunque se ha dicho que esto ocurre cada 800 años, la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (Nasa) señaló que este tipo de eventos ocurre cada 20 años. No obstante, este es especial, porque la cercanía entre los dos planetas es mínima y no se verá hasta dentro de 60 años. Según Germán Puerta, divulgador científico del Planetario de Bogotá, la aproximación será tan pequeña que a partir del martes 15 de diciembre ya se pueden ver simultáneamente los dos planetas.

La última vez que hubo una conjunción como esta fue el 16 de julio de 1623, y antes se registró el 4 de marzo del año 1226. La próxima será en el año 2080.

¿Cómo verla?

Las tres primeras semanas de diciembre se ha podido observar el viaje que han hecho los dos planetas y el día en que se verán con mayor claridad es el próximo 21 de diciembre. En esa fecha los dos enormes planetas solo estarán separados por una décima de grado, una distancia similar al grosor de una moneda.

Y como si fuera un regalo de Navidad extra, el 21 de diciembre es también la fecha exacta del solsticio: el primer día del verano astronómico en el hemisferio sur y del invierno en el norte.

Este acontecimiento sorprendente se puede ver a simple vista con algunas recomendaciones:

  • Tener un horizonte muy despejado hacia occidente, pues las nubes pueden dificultar la visibilidad del firmamento.
  • Observar a través de binoculares o un pequeño telescopio.
  • Tener poca contaminación lumínica.

 

Según la Nasa, la Estrella de Belén se puede ver en todo el mundo, luego de la puesta del Sol. No desaprovechemos esta oportunidad única.

Comentarios