Pilar Joven

Una reina en casa

Soledad Martin (18) se coronó la semana pasada como soberana de Pilar. Y pasó por la redacción de El Diario para contar cómo fue el proceso de selección y qué proyectos tiene de cara al futuro.

Con solo 10 años, Soledad Martin (18) se metió de lleno en el mundo del modelaje, con la firme idea de llegar, en algún momento, a coronarse Reina de su partido. Ocho años después, y luego de haberse postulado en dos oportunidades sin conseguirlo, el 15 de octubre se coronó como soberana de Pilar y hoy pasó por la redacción de El Diario para contar cómo fue el proceso de selección y cómo se ve de cara al futuro.

Su llegada al universo "soberano” se dio casi de casualidad. Corría el año 2015 cuando una vecina se acercó a su casa y le preguntó si no le gustaría postularse para reina de Lagomarsino (localidad en la que vive). "En ese momento acepté y salí Miss Elegancia, por lo que me animé a participar en Pilar pero no quedé”, le cuenta  a El Diario entre risas, que dejan entrever su humildad. "El año pasado me volví a postular en Lagomarsino y me coroné como Reina, volví a participar para el reinado de Pilar, y otra vez lo mismo, no fui elegida”, agrega.

Finalmente, este año volvió a presentarse, aunque sin tantas ilusiones,  pero se dio y cumplió su sueño: coronarse como Reina de Pilar. "En el momento en el que dijeron mi nombre no lo pude creer y me pregunté si de verdad sería yo”, apunta con emoción.

-Volviendo a esa noche en la que escuchaste que te habían elegido como Reina, ¿qué fue lo que sentiste?

Me puse muy feliz, y no pude evitar no emocionarme hasta las lágrimas, porque fue el poder cumplir un sueño y además también me puse muy contenta por mis otras compañeras que fueron elegidas, porque fueron muy buenas conmigo y tenían muy merecido el ser premiadas.

-¿Cómo fue la relación entre las participantes? Porque suele decirse que en este tipo de certámenes se generan muchas rivalidades.

Y la verdad es que durante dos semanas compartimos muchísimas cosas, quizás no es tanto tiempo, pero te terminás encariñando. Y me gustaría destacar la alegría de las chicas al verme como ganadora, algunas de ellas ya me decían en los ensayos que tenía que ganar yo. Y ver su reacción, cómo se acercaron a saludarme y notar que su alegría por mí era realmente genuina, fue algo muy lindo. Fueron muy buenas compañeras y siempre me ayudaron. Así que espero poder seguir viéndolas, porque pudimos formar todas un buen vínculo, sin celos ni envidias.

-Son 20 postulantes, ¿cómo es la preparación previa a la gran noche?

Es bastante integral. No solo preparamos coreografías y nos preparamos para el desfile, sino que también aprendemos cuestiones que hacen a la conducta, como el hecho de ser personas puntuales, respetuosas, lograr tener una buena comunicación entre nosotras y ser compañeras.

-¿Y ahora como Reina qué funciones te toca cumplir?

Soy la Embajadora de Pilar, voy a ser la imagen del distrito en distintos eventos donde me va a tocar representar a los pilarenses. Por eso tengo que estudiar mucho para conocer bien la historia de mi lugar y así poder atraer a los turistas. 

-Yendo un poco a cómo iniciaste este camino. ¿Qué fue lo que te impulsó a meterte en este mundo?

Lo que me impulsó fue el querer experimentar algo nuevo. Hago modelaje desde los 10 años, me gusta mucho la pasarela, y como no soy vergonzosa dije por qué no. Además, siempre que me propongo algo, no paro hasta conseguirlo, soy muy perseverante.

-Y de cara al futuro, ¿cómo pensás seguir?

Pretendo seguir con el modelaje, que es un sueño. Mi papá me decía el otro día "mirá hasta dónde llegaste y hasta dónde podés llegar todavía”. Y eso es lo que espero, poder representar a Argentina o Buenos Aires en certámenes más grandes, porque quiero seguir creciendo. Además, el año pasado terminé el secundario y este año quise empezar la facultad pero por un tema personal no pude hacerlo así que el año que viene espero poder arrancar la carrera de psicología.

-Para cerrar, ¿qué recomendación o consejo le darías a una adolescente que tenga ganas de postularse para participar de un evento de estas características pero no se anime?

Le diría que siga sus sueños porque todo llega. Yo siempre tuve ese pensamiento de "por qué a mí no se me da tal cosa” o pensaba que nunca iba a llegar a ningún lado. Pero hoy se me dio y es increíble, así que lo que les diría es eso, que aunque a veces tome un poco de tiempo, todo llega y, en muchos casos, en el momento menos pensado o esperado. Así que hay seguir adelante y nunca dejar de insistir, si yo las dos veces que me quedé con lágrimas en los ojos por no haber podido ser elegida hubiera bajado los brazos hoy no estaría cumpliendo este sueño.

 

Galería de fotos
8
0

Valorar esta noticia

90% Satisfacción
0% Esperanza
0% Bronca
10% Tristeza
0% Incertidumbre
0% Indiferencia
Comentarios Libres