Fórmula 3 - Sprint

Colapinto fue el Batigol del volante en Monza

Franco largó desde la pole y se llevó otra victoria en el mítico circuito italiano como telonero de la Fórmula 1. “Lo disfruté mucho”, describió. Gabriel Batistuta estuvo en la competencia y saludó al pilarense por el triunfo.
sábado, 10 de septiembre de 2022 · 10:27

El último fin de semana del campeonato de la Fórmula 3 de la Federación Internacional (FIA) que compite como telonera de la F1 vio brillar una vez más a Franco Colapinto en su temporada estreno.

Lo que parecía comenzar con mal pie con la pérdida de la pole position en el Sprint Race el viernes temprano, se torció con una sanción por pisar zona prohibida a uno de los pilotos que lo antecedían y el pilarense recuperó la posición de privilegio para la primera competencia en el mítico trazado de Monza.

Con el auto en pista, ya no fue cuestión de fortuna sino de exprimir el talento exquisito para deslumbrar una vez más ante los ojos del mundo.

El pilarense se llevó la victoria de punta a punta en una muy luchada competencia, donde soportó con enorme agalla como jerarquía, los embates del poderoso Oliver Bearman (Prema Racing).

La monumental tarea de Franco fue celebrada en el mismo circuito por un buen número de compatriotas y el más relevante resultó Gabriel Batistuta.

El goleador de la Selección Argentina de fútbol, que marcó una era en Fiorentina en Italia y conquistaría el Scudetto en Roma, fue a buscarlo en boxes para felicitarlo e inmortalizar la vistita con un par de fotos.

En pista
En cuanto al desarrollo del Sprint, Colapinto partió muy bien y cubrió a Caio Collet para tomar la línea interior en la curva 1.

El coche de seguridad se desplegó en la vuelta 4 después de que Zak O’Sullivan se despegara en la curva 1.

El relanzamiento mostró a Colapinto cubriendo nuevamente los intentos de sus rivales.

Bearman era el piloto que más posiciones recuperaba de los líderes del torneo y fue dejando rivales en el camino hasta que se puso pegado a Colapinto.

En la última vuelta, la brecha se redujo a 600 milésimas y Bearman achicó la diferencia a 100/1.000 con Colapinto saliendo de “Ascari” y se lanzó al exterior de “parabólica”.

El pilarense defendió estoicamente su lugar y se aferró a la victoria, que celebró a lo grande.

“Lo disfruté mucho”, destacó Colapinto en la conferencia de prensa. “Disfruté las primeras vueltas en las que pude lograr un pequeño espacio y luego, por supuesto, con tanta presión detrás, solo traté de mantenerme concentrado y hacer mi trabajo”, señaló.

Este domingo corría en la madrugada argentina la última final del campeonato partiendo desde el 12º puesto.

 

 

“No es muy frecuente que veas a los pilotos que comienzan desde la pole, ganar o al menos liderar cada vuelta en la carrera de Monza. No pensé que seríamos capaces de hacer, pero lo logramos.”
 

Galería de fotos

Comentarios