Básquet - Con presentación del equipo Pre Federal

La Caldera de Teaté emocionó al pueblo Rojo

El gimnasio fue bautizado Marcelo D’Andrea en homenaje al ídolo del club. Las glorias de los últimos 30 años de la Avenida volvieron a jugar con el equipo Pre Federal.
sábado, 23 de julio de 2022 · 18:52

La emoción inundó La Caldera y la familia de Sportivo Pilar volvió a reunirse como en sus mejores épocas, para concretar un homenaje a Marcelo D’Andrea que conmovió a todo el pueblo Rojo.

Noche de viernes, como debía ser. Básquet de Primera y con todas las glorias que hicieron enorme el deporte en la Avenida en los últimos 30 años para que Teaté quede grabado para siempre en el gimnasio que lo hizo gigante.

Desde este viernes 22 de julio, La Caldera fue bautizada con el nombre de Marcelo D’Andrea y quedó inmortalizado en el balcón sobre la platea de la Avenida.

La noche fue mágica. Más allá de las emociones y lágrimas que hubo en el entretiempo con las palabras de Dante Saldeña en la voz de sus amigos, hermanos de la vida y familia, la noche fue una fiesta.

Con la misma alegría que transmitía Teaté a todo quien supo conocerlo y compartir un rato de su generosa vida.

Los ídolos de la generación dorada del Rojo estuvieron representados con Alejandro Nardini, Alejandro Corvalán y el inefable Ernesto Currat.

Gofi fue el único que disputó el encuentro entre el equipo Rojo y Blanco en el que se distribuyeron las Glorias y el actual equipo que disputará la Liga Metro (Pre Federal) desde el 31 de julio.

Currat brindó lo suyo y con la explosión del show de volcadas del Gallego Casacchia, o las chispas que sacaba con Martín Caruso. Los triples del Mocha Arias y el Chavo Díaz, fueron construyendo un partido que deleitó al público de la Avenida.

Lo disfrutaron como en los mejores momentos deportivos de su historia. Volviendo a ver a Plumero Figueredo, Maxi Lamarque, Martín Ortíz y su implacable defensa como los triples que definieron el duelo.

Nahuel D’Andrea, hijo de Teaté, también dejó su marca con unos cuantos dobles en el último cuarto, con movimientos similares a su papá que fue como volver a verlo al Gordo eterno en el parqué.

Párrafo aparte. La cancha quedó espectacular. Brillante y reluciente para iniciar un nuevo sueño, otro proyecto para llegar a la Liga Federal. Gran esfuerzo de la dirigencia para que la Avenida tenga futuro en el deporte que lo identifica.

Tras el final del encuentro, que ganó el Rojo 94-72, llegó la hora de las fotos, los recuerdos y los abrazos de los hinchas con sus ídolos. Los herederos de las glorias conociendo el gimnasio que los forjó, fue otro elemento de emoción.

El querido Teaté tuvo el homenaje que se merecía y con una fiesta a su estilo. Toda la familia del Rojo reunida y disfrutando del básquet de la Avenida.

“Que lo vengan a ver, que lo vengan a ver, no es el Pichi Campana, es el famoso Gordo Teaté” sonó una vez más el cántico imborrable de D’Andrea.
 

Las Glorias
Equipo Blanco: Santiago Sicardi, Martín Caruso, Luis Chavo Díaz, Christian Arias, Javier Prodan, Renzo Rodríguez, Andrés Guevara, Mariano Piaggio, Guido Galvagno, Facundo Sánchez, Marcos Revello, Joaquín Rodríguez, Bruno Rodríguez, Augusto Corrado. DT: Juan Ortega.
Equipo Rojo: Martín Figueredo, Hugo Saldeña, Pablo Israeloff, Ernesto Currat, Maximiliano Lamarque, Martín Ortíz, Julio Binetti, Franco Casacchia, Maximiliano Gutiérrez, Ignacio Romero, Santino Oscariz, Juan Pablo Cáceres, Bruno Petruzzi y Nahuel D’Andrea. DT: Sebastián Silva. Árbitros: Sergio Verón y Rubén Insaurralde.


Un pedazo de Caldera
La dirigencia de Sportivo le regaló a cada uno de las glorias que volvieron a La Caldera un pedazo de su propia historia. Un recorte del parqué levantado que supieron transitar en sus épocas doradas para que se lleven de recuerdo a su casa.

Comentarios