Adiós a Carlos Fontana, una eminencia de nuestro fútbol

Profe de Maradona en Boca y una extensa trayectoria nacional como internacional, dejó su legado escribiendo 11 libros. También formó entrenadores y managers deportivos desde Pilar.
sábado, 7 de mayo de 2022 · 20:00

Una eminencia del fútbol dijo adiós este sábado y se unirá nuevamente con leyendas del deporte más popular del planeta. Carlos Alberto Fontana falleció a los 92 años y el mundo de la pelota lo tendrá siempre presente.

El Profe, que se inició en Nueva Chicago y fue parte del cuerpo técnico de Boca Juniors, supo entrenar a Diego Maradona en el mítico equipo del 81 con Miguel Brindisi y Hugo Gatti, que se consagró campeón del Metropolitano.

Su capacidad como preparador físico lo hizo mentor de grandes referentes de la actividad quienes lo adoptaron como un maestro.

Además, su visión amplia del fútbol lo llevó a extender los conocimientos y volcarlos en 11 libros publicados. Exiliado un tiempo en Brasil durante la última dictadura militar en la Argentina, fue un trotamundos futbolero y llegó a Pilar a comienzos del 2000 para radicarse en forma  definitiva.

En la ciudad siguió con su rol docente aportando su conocimiento desde la Secretaría de deportes. También dictó clases en la escuela de entrenadores y manager deportivo que funcionó en la Ciudad Deportiva de Atlético Pilar.

En su trayectoria en los clubes de Primera pasó por Nueva Chicago, Deportivo Morón, Lanús, Boca Juniors, Almagro, Juventud Antoniana, Selección de la B Mundial Chile, Deportivo Quito (Ecuador), Millonarios (Venezuela), Portuguesa (Brasil), Ituzaingó, Almirante Brown, Sportivo Italiano, Atlanta, Granada (España), Huracán, Temperley, Defensores de Belgrano, Central Norte Santiago del Estero, General Roca Río Negro, Banfield, Arsenal de Sarandí y Campus Academia Mazzei (USA).

A los 84 años presentó la publicación en el salón de sesiones del HCD de Pilar, denominada: “Ingeniería Humana en el Fútbol”. El pilarense destacó en ese momento que “la ingeniería humana pasa por conocer al hombre íntegramente. Hay que conocer la idiosincrasia de cada persona”.

 

Su último libro
A los 84 años Carlos Fontana presentó su último libro “Ingeniería Humana en el Fútbol”. En ese momento destacó que “la ingeniería humana pasa por conocer al hombre íntegramente. Hay que conocer la idiosincrasia de cada persona”.



Enfoque

Con los aplausos de todo el estadio

Por Gabriel Macaya*

Con gran dolor pero con grata felicidad, hoy sin dudas será y quedará grabado en la historia de la humanidad la trascendencia de un ser “inmensurable” desde donde se lo mire y sienta.

Alguien que nos abrió las puertas del mundo a través de sabiduría, humor, ejemplo, generosidad, adaptabilidad, profesionalismo y millones de etcs. Sólo recordar cada palabra de cada mañana para encender nuestros motores humanos al servicio del fútbol y nuestra salud nos genera un “bálsamo químico…”

Recordar y agradecer cada entrenamiento compartido, clase escuchada, viaje en colectivo, tren o sulky, rumbo a un espacio galáctico y sorprendente, nos pondrá frente a un “nuevo desafío”, que con todas las herramientas que su bondad nos entregó, hará de nuestra vida un mundo mejor ¡El Gran Padre Profe Amigo Fontana está con todos nosotros y seguirá viviendo en el corazón de cada uno de sus discípulos!

Con seguridad tendrá a partir de mañana un novedoso proyecto en carpeta, que también acompañaremos los que siempre te amamos y reconocemos.

Y así como un día se fue a bañar en medio de una sesión de trabajo de la Primera División de un club campeón mundial por sus convicciones, hoy sale del vestuario peinadito hacia la parada del colectivo, esquivando la prensa con un sinfín de seguidores que si la vida fuese infinita, tendremos tiempo de golpearte la espalda, darte un abrazo y decirte “gracias Carlos por todo…”

Gracias Maestro. Millones, en nombre de otros tantos millones.

Quédate tranquilo que andar este sendero a tu lado valió la pena! Inspirador como pocos, sencillo como siempre. Chau eminencia. Y un aprendizaje más, dejás la cancha en silencio pero con los aplausos de todo el estadio de pie.

*Preparador físico.

Comentarios