Fútbol- Hizo las inferiores en Boca, Platense y Tigre.

El pilarense que encontró un Nuevo Puerto de felicidad

Rodrigo Martínez tuvo una enorme revancha con el portuario. Se frustró un pase a México, pensó en largar todo y en Campana debutó en Primera para terminar anotando un golazo en la final. “Fue recontra mil soñado”, sentenció.
viernes, 24 de diciembre de 2021 · 09:46

El ascenso de Puerto Nuevo desde la Primera D a la C tuvo a un héroe pilarense en cancha que encontró su lugar en el mundo para tener su revancha futbolística, cuando pensaba que nunca podría cumplir el sueño de jugar en Primera.

Rodrigo Martínez, de 22 años, fue el enganche y goleador del portuario que superó en la final del Reducido a Centro Español. Metió un golazo de tiro libre para abrir el marcador del Auriazul que ganó la revancha 2-1 y con el global 3-3 se definió por penales (5-3 para puerto).

“Es algo soñado lo que se vivió, fue histórico. Se nos pudo dar un objetivo muy difícil, que costó muchísimo”, remarcó Rodri en charla con El Diario desde el predio del Chelito donde acaba de abrir una escuelita de fútbol.
En plena felicidad por el ascenso conseguido, Martínez recordó todo lo que padeció para encontrar su oportunidad en el fútbol mayor.

El volante que inició su carrera en el baby de Social Parque, las infantiles de Boca Juniors, para luego seguir las inferiores en Platense y Tigre.

Cuando estaba en el Matador (2020) llegó la pandemia y se oscureció el panorama. “Tenía que firmar contrato y me estaban mirando de un club de México. Estaba haciendo todos los trámites para poder viajar y se frustró por las restricciones de la pandemia”, apuntó Rodrigo.

“Eso me mató anímicamente. El fútbol me está dando estos golpes y no quería saber nada más. Estuve un tiempo encerrado en mi habitación, no quería comer. La pasé mal. Fue muy duro”, recordó.

Entonces llegó el llamado de Puerto Nuevo y empezó a despejarse su horizonte. “Al principio dudaba un poco, quedaba muy lejos. Pero fui y la verdad que estoy totalmente agradecido para toda la vida”, aseguró.

“Por abrirme las puertas del club cuando no tenía donde ir. Lo valoro mucho. También a su gente. El club lo hace grande su gente”, subrayó.

“En Puerto Nuevo se me dio, pude debutar en Primera, convertir goles. Son cosas que las venía buscando desde hace tiempo, son el sueño de todo chico”, aseveró.

Goles son amores
El primer grito en Primera de Martínez fue ante Juventud Unida y quedó marcado a fuego. “No tenía ni fuerzas de gritarlo. Era una alegría inmensa. Se vinieron muchos recuerdos a la cabeza, cómo la sufrí de chico, lo que la peleé”, graficó.

Y en la final volvió a gritar. Un tiro libre al ángulo que abrió la cuenta del portuario. “Fue recontra mil soñado. A cualquier futbolista le gustaría hacer un gol en una final y más para un ascenso”, sentenció.

“El domingo me tocó a mí. Estaba preparado y estoy preparado para todo. Esto que estoy viviendo es soñado”, aseguró el volante que vio renacer su vocación de ser futbolista.
“Me volví a ilusionar con una carrera en el fútbol. Hay que tener paciencia y estoy preparado para cualquier cosa”, concluyó.

Futuro

“Por ahora estoy en Puerto. El futuro no se sabe, pero estoy pensando en Puerto”, señaló Martínez sobre el 2022. “No tengo palabras para describir la felicidad que tengo y el agradecimiento a Puerto Nuevo”, desta

1
1
50%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
50%
Indiferencia

Comentarios