Fútbol - Liga Escobarense

Sangre Azul y siempre titular

Jesús Ramírez es el motorcito de los relevos en Flecha Azul. El mediocampista de 31 años es uno de los pilares fundamentales del equipo. “Me gustaría que pronto podamos volver a entrenar”, destacó.
viernes, 31 de julio de 2020 · 07:18

Por su entrega, garra y personalidad en el mediocampo, Jesús Ramírez se ganó el respeto de todos. El volante de Flecha Azul logró partido a partido amoldarse al esquema de juego del equipo de San Alejo que consiguió ser protagonista de la Liga Escobarense.
“Tengo una experiencia adquirida, porque desde que agarré la titularidad nunca la dejé. Quiero seguir sumando cosas a mi trayectoria deportiva”, expresó Ramírez. “A lo largo de estos años, en Flecha compartí momentos con gente extraordinaria. Hasta que me dé el físico voy a seguir dándole para adelante, aportando dentro y fuera de la cancha. Espero seguir hasta los 37”, contó el jugador de 31 años.
Y se describe como un jugador aguerrido. “A mí me gusta jugar los partidos a full. Yo lo llevo a Flecha en mi corazón, es mi equipo del barrio, yo soy de San Alejo y voy a seguir un rato más”, expresó quien hace 6 años desembarcó en el club, tras su paso por las filiales de River Plate y Tigre. 
“Mis amigos me invitaron a que fuera a jugar. A la mayoría de los chicos los conozco del barrio. Y de a poquito fui ganándome un lugar en el equipo. Y gracias a Dios me permitió seguir jugando sin sufrir lesiones”, agregó. 

Regreso de la dupla

El primer equipo de Flecha Azul contará esta temporada con las vueltas a la conducción técnica de José Zúccaro y Omar Domínguez. “Ellos ya saben mis características y yo conozco el estilo de juego que pretenden. Hay que ver cuál será la estrategia en esta segunda etapa en el club, cuál van a usar para cuando empiece el campeonato”, dijo Ramírez. Y agregó: “Seguro van a venir chicos nuevos a esta nueva etapa.”

Dentro de la competencia sana que tendrá en el grupo, Jesús sabe que debe “pelear” por su puesto ante los chicos de inferiores que vienen pidiendo cancha. “Yo quiero jugar también, así que voy a pelear por mi puesto y seguir estando como titular.”

“No es un puesto sencillo. Hay que chocar, raspar, hacer el trabajo sucio. Yo estoy más para cubrir y cerrarle los caminos a los rivales”, se describió el volante.

Y como jugador de experiencia en cancha y en la Liga Escobarense, siempre les recomienda a los juveniles que “se esfuercen un montón en cancha, que hagan sentir su presencia al rival. Hay que hacerse respetar, nadie tiene que pasarlos por arriba. Después habrá partidos más fuertes y otros no, pero la Liga siempre se destacó por su juego fuerte”.

Volver a la cancha

El sueño de Ramírez como de todos los jugadores de la Liga Escobarense es volver lo más rápido a las canchas. “Ahora entreno en casa y como no puedo correr salgo a caminar, más que nada para mantenerme bien”, contó. “En realidad me gustaría, por lo menos para los equipos que estamos en Pilar, poder ir a la cancha en grupos de 5 o 6 jugadores a entrenar un ratito para empezarnos a mover”, dijo sobre un posible protocolo para los entrenamientos.

100%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios