Fútbol

“Es mi club, es mi barrio y siempre voy a estar cuando me necesite”

Ezequiel García es uno de los jugadores emblemas de Monterrey. Llegó en 2009, jugó varios Federales y su cuenta pendiente es ganar un título local. “Siempre voy a dar lo mejor por el equipo”, resaltó el defensor derquino.
viernes, 10 de julio de 2020 · 10:58

Ezequiel García es uno de los jugadores emblemas de Deportivo Monterrey. El defensor tiene una pasión especial por el club del barrio, en el que juega desde 2009. Afrontó varios torneos Federales pero en su interior sabe que tiene como cuenta pendiente un título en la Liga Escobarense.

“Es mi club, es mi barrio y siempre voy a estar para cuando me necesite”, resaltó en charla con La liga.

Pero anticipa que, por ahora, no piensa retirarse de las canchas. “Todavía hay García para rato. Siempre y cuando tenga el tiempo para entrenar vamos a estar. La Liga cada vez está más competitiva y uno se va dando cuenta si ya no va más. Desde el lugar que me toque estar voy a ayudar. Como siempre digo ‘si estuve en el banco, en la tribuna o en el equipo titular y siendo capitán, siempre le di para adelante’”, resaltó el defensor de 33 años.

García llegó en 2009 al Vinotinto, un año antes que el conjunto derquino logrará el ascenso desde la B. “Llegué en 2009 y al año siguiente jugamos el Federal. Fue algo muy lindo”, recordó sus inicios.

La llegada de la pandemia de coronavirus obligó a la suspensión momentánea del campeonato. Para esta temporada, que aún no hay certeza que se vaya a disputar, Monterrey se armó en base a un proyecto encaminado por un Centro de Formación comandado por Luis Guzmán.

Pero la cuarentena dejó sin estreno al “nuevo equipo”. De la “vieja camada”, entre los que está García, quedaron 10 jugadores que serán la columna vertebral del once titular. “Este mes se sumó Nahuel Camargo, que no va a seguir en Juventud Unida (Primera D)”, expresó Eze.

“Tenemos una buena base con juveniles. En el último campeonato de la Liga tuvimos a varios chicos que debutaron en el Federal, chicos que estaban haciendo la pretemporada con nosotros”, contó el zaguero central.

Y resaltó como objetivos para cuando regrese la actividad. “La idea es darle proyección a los chicos de inferiores, pelear de mitad de tabla para arriba. Claro que uno siempre quiere campeonar, queríamos darle rodaje a los más chicos, pero la pandemia arruinó todo.”

Situación complicada

García resaltó lo difícil que se les hace entrenar a la mayoría de los clubes. “La semana pasada arrancamos a movernos de nuevo. En el primer mes veníamos bien, pero después como que se perdió el interés, se pincharon las ganas de seguir entrenando porque la cuarentena se alargaba”, expresó.

“Al ver tan lejana la vuelta al fútbol nosotros, que somos amateurs, nos cuesta entrenar. Si trabajás y tenés familia priorizás esas cosas y te olvidás de los entrenamientos. La pandemia cambió todo y veremos cómo sigue”, agregó.

Y respecto a la actividad, el jugador de Monterrey afirmó que “para mí este año no vuelve el fútbol, más en la zona de alto contagios en la que estamos”.

Estadios

Ya el Román Pascual no será el único estadio que tendrá la ciudad de Derqui, porque ahora se le sumará el de su vecino y clásico rival, de Asociación Civil Antonio Toro (juega en la B).

“El club Toro logró tener un gran apoyo desde que se unió a la Unión Ferroviaria. Pasas y no conocés la cancha, está quedando muy linda, con vestuarios nuevos. Al estadio le pusieron el nombre Juan Orlando Zapata, un reconocimiento y respeto a la trayectoria de Juan que hace mucho por el fútbol de Derqui. A veces creen que es fácil trabajar solo, pero sin ayuda cuesta mucho crecer como club”, contó sobre el clásico rival de barrio.

“La rivalidad futbolística va a volver pronto. Nosotros tenemos mucho amor y pasión y creo que la gente (hinchada) será importante, por eso muchos jugadores eligen Monterrey por la gente que te apoya”, resaltó. l

 

Lado solidario

En estos tiempos de cuarentena, Ezequiel García dejó por un momento su faceta de jugador para ayudar en las ollas comunitarias que organiza el Club Monterrey en su predio. “Por la pandemia, la Comisión decidió que trabajemos para ayudar a la gente del barrio. Arrancamos con dos ollas semanales y hoy tenemos unas 15. Pero también colaboramos con las que arman las familias Llanos y Riquelme. Siempre que todo sea por el bien de la gente vamos a estar presentes”, contó.

2
2
25%
Satisfacción
25%
Esperanza
0%
Bronca
50%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios