Patín carrera

Una vida sobre ruedas para conducir a la Selección

Adrián Villegas es el entrenador del equipo argentino de la disciplina. El campeón panamericano y subcampeón del mundo en 1996 recordó sus inicios. Y dejó picando una idea: “Ojalá Pilar tenga patín carrera”.
jueves, 7 de mayo de 2020 · 08:07

La vida de Adrián Villegas anduvo siempre sobre ruedas y su pasión por el patín carrera lo llevó a destacarse en el mundo como desde diciembre de 2019, ser el entrenador de las selecciones juveniles y mayores de la Confederación Argentina de Patín.
El pilarense se destacó en el mundo desde Pilar, cuando representaba al Pilar Tiro Club y a Sportivo Pilar en los certámenes locales. Multicampeón nacional, medallista panamericano y subcampeón del mundo en Italia 1996.
“Hice toda mi carrera en Pilar hasta el año 1996/97. Luego me mudé a Mar del Plata y llegué a Neuquén para finalizar mi carrera y empecé como entrenador. Y sigo acá”, contó Adrián ayer en charla con Código Plaza (FM Plaza 92.1).
Contó que está pasando esta situación de confinamiento “siempre con proyectos y en el deporte”.
“Uno viviendo en Buenos Aires, sabe lo que es el ritmo. En mi época de pilarense era difícil viajar. Siempre fue difícil todo en Buenos Aires. Neuquén es una ciudad progresista, hay de todo, para entrenamientos tenemos todos los relieves y se vive bien”, elogió la ciudad donde vive desde 2001.
“A pesar de los tumbos, siempre me dediqué a patinar. Llegó el momento de trabajar en la vida cotidiana y lo hice acá”, describió Villegas.
“Ni bien me acomodé, volví a las pistas, dirigí la selección neuquina varios años. Armé varios clubes en Neuquén. Todo hizo que hoy esté dirigiendo la Selección Argentina de Patín”, subrayó.
Adrián se mostró agradecido a “la gente de Pilar”. “El Pilar Tiro Club, Sportivo Pilar, ahí arrancó mi periplo deportivo que hoy me pone en este lugar. Me pone muy orgulloso”, destacó.

Lecciones de vida
El llamado le hizo recordar de sus épocas de sacrificio. “Enseguida se me vino las esperadas del tren. Viajes a Hurlingham y Bella Vista. Hoy puedo transmitirles a los chicos el esfuerzo que hay que hacer para llegar a algo”, subrayó.
“Lo que soy hoy es construcción de aquello. No me arrepiento de nada”, sentenció. “Trato como entrenador de no cometer los errores que cometieron conmigo. Trato de ser más empático con mis alumnos”, aseguró.
“Estoy orgulloso del pueblo que me vio nacer como patinador. Vuelvo a Pilar a ver a mi papá que sigue ahí. Llegar a Pilar siempre era lindo. Ojalá se pueda hacer algo en Pilar y sumarlo a la federación porteña. Que Pilar tenga patín carrera”, concluyó Villegas. 

 

 

Máxima velocidad

“Lamentablemente desconozco por qué motivo todavía no es un deporte olímpico”, se quejó Villegas. “Tiene todo lo que tiene que tener para ser olímpico. Tiene competitividad, emoción, acción. Se practica en muchos países. Hay nivel en todos lados. Una carrera de patín es emocionante verla. Hoy la pista tiene otra forma, con una pintura especial para máxima adherencia y lo hace muy rápido”, aseguró.

Comentarios