Atletismo

“Fue un desafío personal correr en un lugar reducido”

Luciano Sassella se las ingenió para completar 10 kilómetros en el patio de su casa. “El tema era quemar un poco de energías”, resaltó. Varios de sus compañeros del Caldara’s Running se sumaron al reto.
domingo, 29 de marzo de 2020 · 07:21

En tiempos de cuarentena los deportistas se las ingenian para que la vida no quede encerrada entre cuatro paredes. Luciano Sassella es uno de los miles de casos que hay en el planeta, de atletas que se trazaron desafíos y lo cumplieron para superar la falta de competencia. 
La historia de este pilarense nació ante la abstinencia de no poder salir a correr por la calle. “Fue un desafío personal correr en un lugar reducido”, tiró Lucho, quien el viernes pasado completó los 10 kilómetros en el patio de su casa.
El integrante del Caldara’s Running Team aclaró que hizo este reto para “despuntar el vicio”. “Si bien venía haciendo algunos ejercicios, personalmente lo hice porque es parte de mi entrenamiento”, dijo sobre la idea de correr los 10.000 metros.
“El estar encerrado y no poder salir por la cuarentena era tratar de correr un poco, buscarle la vuelta. El tema era quemar un poco de energías”, declaró Sassella en diálogo con La liga.
Y no es para menos. Luciano como varios de sus compañeros del Caldara’s se habían preparado para disputar una nueva edición del trainning de Tandil, que se suspendió por la pandemia del coronavirus.
Es que pasó mucho tiempo tras los 8K de la Corrida San Silvestre, que se celebra todos los 31 de diciembre en Buenos Aires. 

La idea
“La idea se dio por la cuarentena, como no se puede salir a la calle tenía ganas de hacerlo. ‘Quiero correr los 10K en casa y mañana (por el viernes) voy a tratar de hacerlo”, contó sobre el desafío.
Lucho planificó todo. Se tomó su tiempo y buscó el mejor espacio en el patio para trazar el circuito. “Los kilómetros los fui midiendo con el GPS que tengo en el reloj”, agregó y prosiguió: “Tomé todos los recaudos porque no es lo mismo que en un circuito de calle. Tenés muchas curvas, no hay velocidad constante y eso, cuando frenás, te puede traer problemas en las rodillas. Por suerte salió todo bien.”
Sassella completa la distancia con un tiempo de 46 minutos. Pero en su casa lo hizo en más de una hora y media (1,34 horas); “En ningún momento salí a buscar el tiempo porque no tenés ritmo de trote”, confesó el atleta de 48 años.
“Para cumplir un kilómetro tenía que dar 14 vueltas al patio, o sea que di 140 giros en total”, detalló. 
La travesía comenzó bien temprano por la mañana. “Mi señora, que es profesora de inglés en un colegio privado, estaba trabajando vía tutorial y me miraba por la ventana. Los chicos estaban durmiendo y por suerte los perros no me siguieron, solo me miraban y se acostaron a dormir porque se aburrieron verme pasar”, contó sobre la travesía.
Pero no solo fue Luciano el que se animó a este desafío. Muchos de sus compañeros de grupo también lo hicieron. Algunos lo completaron y otros lo dejaran para más adelante. 
“Acá no hay competencia sino pasar estos días de encierro, pasar este mal trance que estamos viviendo todos”, resaltó.

-¿Qué le dirías a la gente que corre y se ve imposibilitada de hacerlo por la cuarentena?
- A la gente le diría que se haga un lugarcito para correr un ratiro. A veces, entrenar 40 minutos dos veces en el día hace bien, relaja mucho. Hay que buscarle la vuelta. 


Por los 21K
Luciano Sassella se propuso para hoy completar 21 kilómetros en el patio de su casa. “Vamos a probar a ver qué pasa”, dijo sobre el nuevo desafío.

 


Otros ejemplos
Como el caso de Luciano Sassella de correr en el patio de su casa se dieron otros ejemplos de atletas que se propusieron hacerlo en el balcón (Elisha Nochomovitz, 42,16K en Francia), dentro del departamento (José Uriburu, 21K en Buenos Aires, y Lucas Bautista, 21K en Rosario) o en la terraza (Agustín Moreno, 21K en España). 

Comentarios