CORONAVIRUS

Desde su casa de Pilar, Del Potro pide tomar conciencia

El jugador volvió al país tras 2 meses en Miami y pasa la cuarentena en el country Tortugas. Junto a Manu Ginóbili hicieron un Instagram Live en el que pidieron a la gente que se quede en sus casas.
miércoles, 25 de marzo de 2020 · 08:03

Después de dos meses en Miami, donde fue intervenido quirúrgicamente en la rodilla derecha, Juan Martín Del Potro regresó al país para instalarse en su casa del country Tortugas, de Manuel Alberti, donde está cumpliendo la cuarentena y llamó a tomar consciencia.
Así lo manifestó el tenista en sus redes sociales, en las que escribió: “Es muy importante cuidarnos entre todos. Cumplir con la cuarentena, hacerle caso a las indicaciones de los especialistas, tener empatía y ser responsables. Es un momento especial, único, que necesita de todos y todas.”
Asimismo, Delpo se unió con otro grande del deporte argentino, Emanuel Ginóbili, y juntos realizaron un Instagram Live “para que la gente se distraiga un poco” ante el flagelo de la pandemia del coronavirus. Ambos coincidieron en pedirle a la gente que actúe con responsabilidad a quedarse en sus casas.
El cruce virtual llegó a tener a casi 12 millones de personas atentas a lo que hablaban el tandilense y el bahiense, que no solo enfatizaron en los cuidados que hay que tener en cuenta para prevenir el contagio sino que también contaron anécdotas.
“El propósito que teníamos era de distraerlos un poco a todos ante tantas noticias negativas. Que se distraigan un rato era el motivo de nuestra charla y por los mensajes que leo están contentos, se divirtieron un rato”, expresó el tandilense.
Ginóbili desde Estados Unidos contó que “acá tengo un patio grande pero llueve y hace frío, y los nenes me pican la pelota al lado, se trepan, están tremendos. Igual mi trabajo no está en riesgo y puedo comprar la comida. Se viene una época de muchas dificultades acá y en Argentina. Va a haber gente que se quedará sin trabajo y otros no podrán ir. Vienen momentos difíciles”.
Juan Martín, en tanto, pidió “respetar las reglas que bajan los de arriba” y no se olvidó de aquellos que por sus trabajos están en riesgo: “Los que trabajan para que los enfermos puedan curarse, los que trabajan para que tengamos comida y para que la gente esté segura. Los repositores de supermercados, hay mucha gente que no tenemos ni idea que está trabajando por nosotros.”