Entrevista

Ídolo de Boca, un alumno más de la Universidad Austral

A los 46 años, el exfutbolista Rolando Schiavi estudia la carrera de Ciencias del Deporte. “En el fútbol argentino hay mucha desorganización”, remarcó el actual entrenador de la Reserva del Xeneize.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 11:57

Desde que tiene memoria, Rolando “Flaco” Schiavi recuerda el férreo mandado de su papá: “Vos estudiás o trabajás, no hay otra”. Y el fútbol le dio el trabajo desde muy chico, y su vocación por “hacer algo más” lo encuentra a sus 46 años, en un aula de la Universidad Austral, cursando el Programa en Ciencias del Deporte 2019.

Si algo caracterizó al “Flaco” durante sus más de 20 años de carrera fue la humildad y el perfil bajo con el que llevó adelante su carrera futbolística, sobre todo a partir del 2001, que fichó para Boca, club con el que ganó 7 títulos y su vida dio un giro de 360 grados con fanáticos pidiéndole fotos y autógrafos en los lugares más recónditos.

Esa misma humildad la mantiene en la actualidad, no solo con sus compañeros de cursada y como entrenador de la Reserva del club de la ribera, sino en su vida cotidiana, que la lleva adelante como cualquier hijo de vecino.

Aprovechando su presente como alumno, este “tipo común” mantuvo una entrevista con la Universidad Austral en la que analizó el presente del fútbol argentino.

-Como entrenador de la reserva de Boca, y después del estreno de la serie que cuenta parte de la historia de Tévez, como uno de los referentes de chicos talentosos que llegan al club con muchas carencias, e incluso con experiencias de violencia en su vida cotidiana, ¿qué pueden hacer desde los dirigentes para ayudar a los chicos a transitar exitosamente ese camino?

-Hoy yo lo que veo que la familia está demasiado interesada sólo en que el chico triunfe, y eso a veces termina siendo perjudicial. Hoy hay muchos chicos que no tienen para comer y en Boca es obligación desayunar y almorzar. Las carencias que tienen en sus casas tratamos de compensarlas en el club. También con el tema del colegio, que los obligamos a ir, que para mí es fundamental, unchico que no estudia no juega, por más que sea bueno, los obligamos. Ahora empezamos un curso de inglés para que tengan también una herramienta el día de mañana, aunque sea lo básico. Tratar de enseñarles que hay otras cosas más allá del fútbol, que no todos los chicos llegan a primera división, y entonces es bueno poder igualmente influir favorablemente en su futuro.

-En la actualidad en muchos casos el fútbol –y los jugadores- están rodeados de show, de farándula. Vos lograste un perfil muy bajo, ¿cómo lo hiciste y cómo sentís que afecta esto a los jugadores que están en el centro de estos escándalos?

-Lo que pasa es que hoy el tema de las redes sociales es terrible, es inmanejable. Cuesta mucho manejar a los jugadores de primera, y más nos cuesta a nosotros con los más jóvenes. Con la gente de Prensa les damos charlas de cómo manejar las redes sociales. Hoy las redes invaden todo, me pasa a mí, que estoy en un aeropuerto con mi familia, y me sacan una foto y la publican enseguida. Entonces tratamos que se cuiden en ese sentido, porque hoy para perjudicar una carrera, no precisás mucho.

-¿Qué sentís que puede aportarle –o no- al fútbol esta vuelta de Maradona a dirigir un equipo argentino?

-Ojalá que sea buena, ojalá que sea lo mejor para Diego, que él disfrute y se pueda sentir feliz, y yo creo que va a pasar, que cada vez que vaya a una cancha lo van a ovacionar, porque es lo que se merece por todo lo que nos dio, así que ojalá sea lo mejor.

-¿Te imaginás o imaginaste algunas vez ejerciendo otra profesión que no tenga que ver con el fútbol?

-Lo que pasa es que juego al fútbol prácticamente desde que nací, y en escuelita de fútbol desde los 6 años, y jugué profesionalmente hasta los 39, así que todo está relacionado con el fútbol, no me imagino otra cosa. Disfruto en mi tiempo libre de otros deportes como el golf, pero el fútbol te lleva a todo, todo el mundo me conoce por el fútbol y me gusta seguir ligado a todo lo que tiene que ver con el fútbol.

-¿Y la dirección te gusta, la disfrutás?

-Sí, me gusta, disfruto estar todos los días con chicos, ver cómo crecen, cómo maduran, eso para mí es fundamental. La idea es si aparece el día de mañana dirigir una primera división, son los pasos a seguir, pero estoy muy contento hoy en el lugar donde estoy, llevo 11 años seguidos en Boca, me conocen todos, desde porteros, cancheros, entro más fácil a Boca que a mi casa´.

-Se viene otro clásico importante, y aparece el fantasma del papelón que fue la final fallida del año pasado ¿Qué pensás que se debe trabajar desde la prevención para que esto no vuelva a suceder?

-Nosotros hace días jugamos el clásico, el preliminar, en la reserva, y estuvo todo muy bien organizado. Lo clave fue que se pusieron todos de acuerdo, así de simple. Espero que sea así en los dos clásicos que se vienen, todo pasa por una buena organización.

-Los fanatismos son parte indiscutible de la esencia y el folklore del fútbol, pero fuera del fútbol hoy se está danto también mucho fanatismo extremo y enfrentamiento social, ¿cómo sentís que le está afectando al país esta famosa grieta?

-Es Argentina. El fútbol siempre fue fútbol, y siempre existieron las rivalidades, las cargadas. Ahora con las redes sociales, por ahí son un poco más agresivas. La otra vez lo escuchaba a Fernando Gago hablar, y ver que se burlaban hasta de las lesiones que tuvo es muy triste. Lo humano creo que está antes que todo, y ninguno piensa en las personas, en cómo sufren, en sus familias.

-¿Qué lugar ocupan la familia y los amigos en tu vida? ¿Cómo te ocupás de preservarlo y preservarlos?

-Soy muy natural, toda mi vida me manejé en los mismos lugares, nunca me sentí una estrella. Yo voy al banco, voy a llevar y traer los chicos al colegio, voy al supermercado, hago la vida normal, cuando me piden con respeto sacar una foto, acepto. Toda mi vida fui transparente así, y lo sigo siendo, no me creo nada.

-Volviendo al fútbol, ¿qué pasó respecto al fútbol internacional, que antes los equipos argentinos salían campeón del mundo, y ahora es imposible siquiera empatar con los equipos grandes de Europa? ¿Qué pasó en el medio?

-Creo que hay mucha diferencia en lo que ha crecido en Europa con los salarios que se pagan, respecto a lo que se paga acá. Hoy ya cuando hay un jugador bueno,  te lo sacan, y es imposible competir con los de afuera. Los clubes que compiten en las ligas europeas son selecciones.

-¿Está muy difícil conservar el semillero? ¿Los chicos se van antes?

-Siempre fue más o menos así, lo que pasa es que antes no te enterabas. Ahora se va alguien y se entera todo el mundo. Pero antes también se iban chicos, por la patria potestad se llevaban a los chicos y también a los padres. Contra eso no podés competir.

-Hablando de padres e hijos ¿Qué te gustaría para tus hijos?

-Que estudien, que hagan lo que les guste. No soy de obligarlos, pero primordial es que estudien. A mí la carrera me dio satisfacciones pero también dejé muchas cosas de lado. A mí, mi papá nunca me obligó a nada respecto al fútbol, sí en cambio me decía ‘o estudiás o trabajás’, no tenía otra, y en paralelo hacía futbol. Pero estudiaba o trabajaba, no había otra opción en casa.

-En los últimos años, y a nivel mundial, es en el fútbol donde han saltado muchos casos de corrupción ¿Por qué pareciera que se está destapando esta especie de caja muy sucia?

-Lo que pasa es que se maneja mucho dinero en el fútbol.

-¿Pensás que tiene que ver con que falta capacitación en la dirigencia del fútbol?

-Yo creo que en el fútbol, por lo menos en Argentina, hay mucha desorganización. Acá cada semana están cambiando todo, que el tema de los árbitros, que cambian los horarios por temas de las canchas, que la disponibilidad de la policía, y eso se ve en todos lados, esa desorganización pasa en todos lados en nuestro país. Creo que en el fútbol argentino no cambiamos más. Hoy están tratando de solucionarlo, con la superliga, pero después llama un club, ‘que tengo que jugar la Copa Libertadores, ¿no me cambiás el partido?’, y te lo cambian.

-¿Y también mejoró un poco la equidad entre los equipos, de distintos clubes, respecto a la distribución de la financiación?

-Sí, eso sí. Yo en lo que no veo que haya mucho cambio es con el atraso del pago a los jugadores, eso sigue existiendo.

14
4
64%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
35%
Indiferencia

Comentarios

17/9/2019 | 12:46
#1
Un grande el Flaco Schiavi, dentro y fuera de la cancha. Un modelo para copiar por lo su forma de ser y pensar. Clarisimo y con gran experiencia sobre el mundo del fútbol. Le deseo lo mejor y muchos éxitos en esta etapa como estudiante.