Básquet

El año en que Sportivo y Atlético fueron uno

El Rojo recibió a varios jugadores del Rancho y se armó una verdadera selección, que ganó todo lo que jugó a finales de la década de 1960.

El año en que Sportivo y Atlético fueron uno

El plantel. En la foto aparecen parados de izquierda a derecha Miguel Nasso, Enrique Frizzán, Hugo Prodan, Juan Salomón, “Cacho” Márquez, Daniel Domenech, Mario Albornoz, Ricardo Anro (planillero) y Alberto Orione (DT). Agachados: Sergio Cataini, José Hikalik, Roberto Guerrini, Miguel Negri, Luján, Oscar Cabral y Víctor Lagrave.

Muchas veces, especialmente cuando la situación económica apremia, se ha hablado de fusión en el básquet de Pilar. Casi siempre esa palabra se ha formulado privilegiando la cuestión económica por sobre cualquier proyecto.
En esos casos, la idea siempre pasó por aunar esfuerzos, abaratar costos y encolumnar al deporte local detrás de un objetivo en común en vez de dividir el trabajo y pescar en la misma pecera de sponsors.
Pero cada vez que se habla de fusión hay que saber que en la historia del básquet local ya hubo una experiencia de ese tipo y aunque nació por causas diferentes a las descriptas, los resultados fueron más que importantes.
Ocurrió en la segunda mitad de la década de los 60, puntualmente entre 1968 y 1969 y el equipo conformado entre jugadores de Sportivo y Atlético, una verdadera selección de aquellos tiempos, se convirtió en el dominador absoluto de la escena local y regional.
“Nos fuimos porque surgieron problemas con la comisión directiva de aquel momento, que no quería bancar el básquet, y la verdad es que en Sportivo nos recibieron muy bien”, rememoró Sergio Cataini, emblema de Atlético.
Es que enterados de esa situación que se vivía en la calle Ituzaingó, fue en Sportivo donde forzaron la “fusión”. 
El entrenador rojo de entonces, el recordado Alberto Orione, propuso la posibilidad de sumar a los muchachos de Atlético ante sus dirigidos y directivos de Sportivo y la respuesta fue un si.
Así, los elementos más destacados de Atlético como Cataini, Roberto “Taita” Guerrini, José “Tano” Hykalick o “Cacho” Márquez se sumaron al ya afianzado equipo de Sportivo en el que descollaban Daniel Domenech, Hugo Prodan, Víctor Lagrave y Raúl Frizzán, entre otros.
La conducción técnica era del propio Orione a quien sus dirigidos describen como “un bohemio con mucha experiencia, conocimientos y capacidad de llegada al jugador”. “Sabía transmitir el mensaje”, repiten.
“La convivencia fue 10 puntos. Nos conocíamos todos. Muchos estudiábamos en el mismo lugar y jugábamos juntos allí. Se formó un lindo equipo”, evocó Daniel Domenech, que era el talentoso base del equipo. “Era un equipazo, una selección”, remarcó.
En el mismo sentido, el “Vasco” Cataini, idénticas palabras a las utilizadas por Hugo “Gallego” Fernández, reconocido hincha de Sportivo.  “Ganamos todo lo que jugamos, hasta los amistosos”, agregó.

Época dorada
Aquel era un plantel de estrellas para la época pero Orione lo supo gestionar a la perfección. 
“Queríamos jugar todos y todos jugábamos. Orione lo manejaba muy bien”, reiteran los protagonistas.
Vestido con la casaca roja de Sportivo, el equipo ganó todos los amistosos que disputó y cuando llegó la hora de jugar por los puntos no dejó dudas, quedándose con el título de la Liga Pilarense en forma inobjetable. 
“Además de Sportivo, aquel torneo lo jugaban equipos como Presidente Derqui, Altube de José C. Paz, Sportivo Escobar y Honor y Patria de Capilla del Señor. Era un campeonato difícil pero Sportivo lo ganó con gran distancia sobre los demás”, contó el “Gallego” Fernández, dueño de una memoria que no deja pasar por alto fechas, nombres ni rivales. 
“Tan bueno fue todo que algunos muchachos de Atlético se quedaron en el club”, sumó.
“Salimos campeones de la Liga Pilarense. Aquel era un equipazo, una selección”, puntualizó Cataini, quien, en su condición de hincha fanático del Rancho, confió a El Diario que “jugué todos los partidos con la camiseta de Atlético debajo de la de Sportivo”.
Tanto Fernández como Cataini coincidieron en destacar que “aquella fue la mejor época del básquet de Pilar”. 
Pero el “Vasco” Cataini fue un poco más allá: “Para mí, ese equipo podría jugar sin problemas en la Liga Nacional. En Sportivo había jugadores como Daniel (Domenech), el “Nene” (Prodan) o Víctor (Lagrave), todos monstruos.” 

28
1
Comentarios Libres
  1. grafico
    Juan Jota peronista y pilarense | 23/07/2018 | 23:08
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #2
    grafico
  2. Para jugar la Liga Nacional necesitas 2,5 palos por mes, para sueño es caro, no sé si es imposible, pero NIco Ducot'e y Gamboa podrían pedir un préstamo HUMO más 8% al Provincia
  3. grafico
    JF | 22/07/2018 | 10:57
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  4. Emociòn. Ojalá los que amamos este deporte podamos sumar a CAP + CSP. + CPD y gestionar un único equipo de Pilar en la liga nacional. Sería un sueño hecho realidad para algunos que ya no están.