SE DEFINIÓ AYER

Por cambios en el ascenso, Real Pilar jugará en la C

Para la próxima temporada desaparecerá la Primera D, promoviendo a los equipos de la última división. La AFA encara una reestructuración de las categorías menores.

Por cambios en el ascenso, Real Pilar jugará en la C

MANOS ARRIBA. Tras su primer año en AFA, Real jugará el año que viene en la Primera C.

En la tarde de ayer, desde la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) se confirmó un secreto a voces que venía tomando fuerza: la reestructuración de las categorías de ascenso, proyecto que hará jugar a Real Pilar en Primera C a partir de la temporada 2019-2020, más allá de cómo le vaya al equipo local en el próximo torneo.
La medida beneficia a los pilarenses y al resto de los equipos de la actual Primera D, como una especie de “derrame” futbolero, que comienza con la B Nacional, la segunda categoría en importancia del fútbol de nuestro país.
En este sentido, en el próximo campeonato de la B Nacional no habrá descensos ni tabla de promedios, jugándose una sola rueda todos contra todos. El premio será dos ascensos a la Superliga: uno para el campeón y el restante para el ganador de un octogonal entre aquellos que terminen del segundo al noveno puesto.
Luego, para la temporada 2019-2020, la segunda división se partirá en dos zonas, entre equipos del interior y clubes metropolitanos. Aunque falta determinar cuántos equipos tendrá cada una, sí es una certeza que hará falta implementar una tanda de ascensos masivos desde la B Metropolitana y el Torneo Federal A para completar los cupos en la zona de la Metropolitana.

Arrastre
La necesidad de completar los cupos necesarios para que la B Nacional quede dividida en dos zonas, necesariamente provocará un efecto de arrastre a las categorías menores.
Por eso, como la B Metropolitana necesitará a su vez nuevos clubes, estos llegarán desde la actual Primera C, fusionándose ambas categorías. En tanto, la actual Primera D (donde Real Pilar viene de jugar la primera temporada de su historia) pasará a ser la C, por lo ya no habrá en el fútbol argentino categorías totalmente amateurs.
La reestructuración del ascenso era uno de los anhelos perseguidos por Claudio Tapia al llegar a la presidencia de la AFA, decisión que se volverá realidad. Otro de los temas prioritarios era la eliminación de los promedios, algo que podría ir implementándose más temprano que tarde.
La reunión entre los representantes de los clubes del ascenso, se llevará cabo ayer en un restaurante de Puerto Madero. Lo que aún no se definió es qué cuántos equipos descenderán en cada categoría. “Lo cierto es que todos en el ascenso queremos terminar con el sistema de los promedios”, dicen cerca del presidente Tapia. Lo más probable, entonces, es que los últimos de la tabla pierdan la categoría. 

Lo que se decidió
• La próxima temporada de la B Nacional será la última con este formato de equipos metropolitanos y del interior compitiendo en conjunto. Se disputará a 24 fechas con un ascenso directo y otro por octogonal y sin descensos.
• La B Nacional 2018/2019 tendrá entonces 25 equipos, una ronda todos contra todos, dos ascensos (el campeón más el ganador del reducido) y se jugará de agosto 2018 a mayo/junio de 2019.
• Para todos los torneos organizados por AFA a partir de la temporada 2019/20, cuando vuelvan los descensos, se darán por las últimas posiciones de la tabla. Dejan de existir los promedios.
• El freno a los descensos permitirá, con los ascensos desde la Primera B y Federal A, llegar a confeccionar las dos zonas de 18 o  20 equipos que desde la temporada 2019/20 serán la Primera División Metropolitana y la Primera División Federal.
• Habrá entonces ascensos desde las categorías inferiores para permitir al Federal A continuar con su estructura actual de 36 equipos y a la nueva B Metropolitana dejarla conformada con 22 clubes.  Los dos torneos seguirán siendo categorías profesionales.
• Quedará la Primera C con 20 representantes en un status de categoría semi profesional y será suprimida la Primera D.

14
2
Comentarios Libres