LA VINERÍA WINEBAR

Una experiencia mendocina en Pilar

Están ubicados en la colectora de la autopista Panamericana a la altura del km 44. Poseen una carta de más de 400 etiquetas en tamaño real. Abren de miércoles a Domingo e invitan a diferentes experiencias y catas cada semana.

7 de abril de 2024 - 01:05

Viajar, una comida con amigos y un buen vino, son tres conceptos irresistibles que juntos se potencian y algunos pocos pueden disfrutar. Nuestro país, sin duda alguna, es uno de los territorios donde la gastronomía destaca y más aún si se acompaña con una delicada bebida a base de uva.

Para la fortuna de los pilarenses, el escenario inaccesible de no conocer una verdadera experiencia mendocina, cambió hace un año con la apertura de la Vineria Winebar. Pues arribó en el kilómetro 44 de la Panamericana, en la localidad de Del Viso. Se trata de un espacio que busca acercar una bodega con similitudes de la capital vitivinícola y propone adentrarse en etiquetas poco conocidas, con la guía de un sommelier.

image.png

La iniciativa surgió gracias a la unión de tres amigos pilarenses, Esteban García, Pablo Folmer y Juan Zabalza. Todos ellos, por supuesto, coinciden en el objetivo planteado y reprodujeron a la perfección la idea de trasladar un pedacito de la provincia de Mendoza al distrito. En un ambiente cálido, acogedor y moderno, al ingresar lo primero que se puede visualizar es su carta de vinos. Ya que a diferencia de otros lugares, esta no se compone del típico formato en papel, sino que invitan a sus comensales a sumergirse en ella con el asesoramiento de sus sommelier y elegir directamente de la vinoteca lo que se desea beber.

El sitio tiene capacidad para 130 cubiertos distribuidos en dos plantas, incluyendo un patio interno, con una estética industrial donde se imponen el hierro, la madera y donde las cavas tienen un lugar de privilegio.

El asesoramiento en vinos, está a cargo del sommelier Juan Fernández, quien invita a “probar cepas no habituales”, de las 400 etiquetas con las que cuenta el lugar. Sin embargo, después de un arduo trabajo de formación, los mozos también poseen el conocimiento necesario para realizar una recomendación acorde a la oferta gastronómica del lugar.

image.png

Su carta se renueva por temporadas, cada tres meses. En la actualidad, la misma consta de platos gourmet, donde sobresalen sus empanadas fritas de carne cortada, girgolas en escabeche, un pastel frio a base de salmón alcaparras y limeña, trucha con papas parisienne, ravioles de calabaza, lentejas turcas, risotto de espinacas y el lomo, entre tantos otros.

‘‘Con el personal conocemos los 400 Vinos que están ahí y podemos dar buenas referencias. Eso es lo que nosotros vemos como la magia del lugar. Buscamos una práctica distinta, en la que uno pueda animarse a probar cosas nuevas, porque sabemos que si no es muy difícil que por ejemplo, yo sentado en una mesa apunte a un vino que no conozco el nombre, pero si hay alguien que me lo sugiere, qué me dice que va bien con los platos que pedí. Por eso es mucho más fácil arriesgarse que cuando uno ve una carta tradicional en un papel que tiene un montón de vinos, la gente va a lo seguro’’, explicó Juan.

image.png

Por otro lado, uno de los puntos fuertes y típicos de la Vineria es su agenda de eventos. Donde busca salir de la monotonía de cualquier restaurante y ofrece diferentes encuentros con tarotistas, sexólogas, noche de juegos, catas y talleres de vinos. Esta última en especial, promueve en palabras del sommelier ‘los vinos que estarán de moda en 10 años’, adentrándose en la aventura de probar cepas, conocer productores y bodegas nuevas.

En cada degustación, Juan pone empeño en que el resultado final sea no solo conocer más sobre el maridaje y la bebida, sino en que sus ‘estudiantes’ se retiren del lugar con los gustos claros al momento de seleccionarla.

Para más información podés seguirlos en @lavineriawinebar

Colectora Este, ramal Pilar, Del Viso

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar