¡TOMA NOTA!

Sal en tus zapatos: ¡no tenés ni idea de por qué!

¿Te imaginas por qué pondrías sal en tus zapatos? Sin embargo, todo el mundo lo está haciendo y ahora te compartimos el por qué. Los detalles.

Por Redacción Pilar a Diario 22 de junio de 2024 - 09:28

La sal, ¡qué ingrediente multiuso! ¿Y quién no la tiene al alcance de la mano? Además de ser un condimento muy presente en la cocina, la sal no falta en muchos rituales.

Uno de los usos más fascinantes de la sal radica en un antiguo ritual que ha perdurado a lo largo del tiempo: poner sal en los zapatos. Según el sitio Gastrolab, colocar sal en el zapato izquierdo atrae la abundancia y la prosperidad. Este ritual que cuenta con numerosos seguidores, sugiere que, al enfrentar una situación importante, la sal en el zapato izquierdo puede abrirnos el camino.

Para activar el poder de la sal lo ideal es realizar el ritual el primer día del mes para abrir tus caminos a la abundancia y a la prosperidad. Es muy importante intencionarlo y decir: “poderosa sal, protege y abre mis caminos”. Recuerda siempre agradecer al universo todo lo que te está dando.

¡Sal en el zapato izquierdo! (dinosenglish.edu.vn).png

Ahora, si pones sal en ambos zapatos, seguramente estás buscando otro beneficio. Tal como los sobrecitos de sal que colocan los fabricantes en las carteras de cuero, la sal en los zapatos tiene una función bien práctica y precisa: absorber la humedad y los malos olores.

Siguiendo los consejos del portal Univisión, para eliminar el olor indeseable que se produce en los zapatos por la mezcla de la transpiración del pie con el olor del cuero (o material similar) cuando se humedece, debes seguir los siguientes pasos:

. Para comenzar, es esencial limpiar los zapatos por dentro, sacudiéndolos o utilizando un paño seco. Las plantillas del calzado deben retirarse y limpiarse con papel de cocina humedecido, dejándolas secar al aire libre.

. Una vez completado este paso, se debe colocar una capa de sal gruesa dentro de los zapatos, cubriendo desde el talón hasta la punta. Frotar la sal con papel de cocina asegura que se distribuya de manera uniforme.

. La sal debe dejarse actuar durante toda la noche, absorbiendo la humedad y eliminando los olores. Al día siguiente, se retira la sal y se repasa el interior del zapato con una toalla de papel seca. Si es posible, es recomendable renovar las plantillas o, al menos, limpiarlas con frecuencia.

. Además, espolvorear una pizca de bicarbonato de sodio cada noche en los zapatos, como si fuera talco, puede potenciar aún más los efectos desodorizantes. Antes de ponerse el calzado, es importante sacudir el exceso de bicarbonato.

Si tu problema persiste o es intenso, consulta en casas especializadas por las plantillas “odor-control” que se pueden cortar a medida y pegar al calzado.

Para evitar la humedad es bueno usar sal. (fitnesswelt.com)..jpg

¡QUE TENGAS ABUNDANCIA Y PROSPERIDAD!

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar