Haciendo Eco en Pilar

PLANTAS PARA LA PASCUA: la Pasiflora, la flor de la Pasión

La Pasiflora, Flor de la Pasión o Pasionaria es una planta nativa medicinal. En este Sábado Santo descubre sus cuidados, propiedades y beneficios. Los detalles.

Por Redacción Pilar a Diario 30 de marzo de 2024 - 07:50

La Pasiflora, también conocida como Pasionaria o Flor de la Pasión, es una planta trepadora originaria del continente americano. En este Sábado Santo, esperando la celebración de la Pascua, descubre sus cuidados, propiedades y beneficios.

Es evidente la similitud de esta flor con la Pasión de Cristo, porque su forma recuerda a una corona de espinas. Pero, las analogías son muchas. Parece ser que, cuando los misioneros cristianos llegaron a América del Sur en el siglo XVI, encontraron en esta planta cierta representación de sus creencias cristianas. Lo llamaron la flor de la pasión porque para ellos simbolizaba la muerte de Cristo. La doble fila de filamentos de colores, conocida como la corona, significa el halo alrededor de la cabeza de Cristo o la corona de espinas. Los cinco estambres y los tres estilos extendidos con sus cabezas planas simbolizan las heridas y las uñas respectivamente. Los zarcillos de las vides representan a los látigos utilizados para azotar a Cristo.

¿Es la Pasiflora, Pasionaria o Flor de la Pasión la mejor opción para tu jardín? Para que lo sepas, te compartimos los cuidados básicos que esta planta debe tener.

Planta originaria de América. (Gardening Know How)..jpg

  • DÓNDE, COMO Y CUANDO PLANTAR UNA PASIFLORA

La flor de la pasión se puede obtener por semillas o esquejes. Pero como son plantas que abundan en los viveros y no son muy caras, lo más fácil es comprar una enredadera ya crecida que florecerá desde la primera temporada en tu jardín. Se puede plantar directamente en el suelo del jardín o también en una maceta.

Cultiva la Flor de la Pasión a pleno sol, en un suelo bien drenado. Agrega abono orgánico en la base de la planta un par de veces al año, en primavera y a mediados de verano, para promover el crecimiento y la floración. Extiende una capa de mantillo orgánico para mantener la humedad en las raíces durante la temporada cálida. Durante el invierno, en regiones frías, una capa de acolchado protegerá las raíces de posibles heladas.

  • LUZ, RIEGO Y HUMEDAD

La Pasiflora necesita recibir luz solar directa, aunque en zonas de clima muy cálido agradece algo de sombra por la tarde. Debe regarse durante primavera y verano de manera que el sustrato se mantenga ligeramente húmedo, sin encharcar. En los meses fríos puede regarse menos, pero sin dejar que la tierra se seque por completo. La periodicidad de los riegos dependerá de la exposición y el clima del lugar donde esté la planta.

  • TAMAÑO DE LA PLANTA

La altura que llegan a alcanzar estas plantas depende de la variedad, pero generalmente producen ramas de entre 5 y 10 metros. Es una de las mejores plantas trepadoras para muros soleados.

  • PERÍODO DE FLORACIÓN

Casi todas las variedades de pasifloras comienzan a florecen a mediados de verano y no cesan hasta final de otoño. Por el aspecto exótico de sus flores, la pasionaria parece una planta tropical que no pueda ir bien en climas más suaves, pero lo cierto es que se pueden cultivar en casi cualquier lugar.

  • PLAGAS

En los lugares donde las flores de la pasión prosperan, también lo hacen sus plagas. Controla pulgones, moscas blancas y los ácaros pulverizando con jabón insecticida cada vez que veas el menor síntoma. Para reducir las posibilidades de enfermedades fúngicas, limpia las hojas que caen en otoño al suelo.

Variedades de la Pasiflora. (Flickr)..jpg

LAS VARIEDADES DE PASSIFLORA

Existen diversas especies de Pasifloras o Pasionarias, pero la que más se utiliza como remedio medicinal suele ser la Pasiflora Púrpura (Passiflora incarnata). Por otra parte, encontramos la pasionaria azul (Passiflora caerulea), que es la que se emplea con preferencia en jardinería como una bella planta colgante en muros y pérgolas. Como alimento, para aprovechar sus gustosos frutos, se suele usar una tercera especie, la conocida fruta de la pasión o maracuyá (Passiflora edulis).

Es una planta que prefiere los climas cálidos y húmedos, y se puede encontrar en diversos hábitats, como selvas, bosques, laderas y praderas. Es fácil de cultivar y puede ser una excelente opción para tener en un jardín o en macetas en casa.

Cómo planta medicinal, se utilizan diferentes partes de la planta, como las hojas, las flores, los tallos y los frutos, para preparar remedios naturales que pueden ayudar a tratar diversos problemas de salud, como la ansiedad, el insomnio, el dolor menstrual y la hipertensión arterial, entre otros.

La Pasiflora es una planta medicinal. (iStock).jpg

¿CÓMO SE DISTINGUE LA PLANTA MEDICINAL?

La Pasiflora o Pasionaria Púrpura es una planta enredadera, de hasta 10 metros de longitud, que crece con una cierta rapidez. Presenta unos tallos tortuosos, y hojas partidas en tres lóbulos, más unos zarcillos finos pero resistentes que le permiten trepar por muros o cercados, enmarañada con otras plantas que le sirven de apoyo.

Las flores son grandes y muy vistosas, con un cáliz formado por cinco sépalos de color blanco verdoso, alternados con los cinco pétalos, de un color similar. De ellos parten los numerosos estambres, de color violeta en la base y blancos en la parte superior. Desde el centro se proyecta el receptáculo floral, asentado sobre un lecho de brácteas soldadas entre sí, y el pistilo, con los estigmas muy aparentes, gruesos, en forma de cruz, dispuestos en su punta.

Los frutos tienen forma ovoide, de pulpa carnosa, pero con escaso sabor.

De la planta se usan las flores y las hojas superiores. De la flor de la pasión se obtienen compuestos con propiedades medicinales que se utilizan tanto en la farmacia industrial como en medicina tradicional. Se toma en infusión como jarabe, en gotas o en cápsulas.

Uno de los grandes beneficios terapéuticos que se obtiene de la flor de la pasión es el efecto relajante y calmante que proporcionan los flavonoides y alcaloides que contiene. Estas sustancias actúan en los trastornos del sueño, en casos de nervios, estrés y migrañas.

Aunque la pasiflora está reconocida como segura y sus componentes se encuentran en productos comerciales y en suplementos dietarios, hay que ser prudentes en lo que a su consumo se refiere. Parece ser que puede tener cierta toxicidad si se superan las dosis adecuadas y está desaconsejada en mujeres embarazadas y niños pequeños.

A pesar de tener, en general, una buena tolerancia, las personas que toman cualquier tipo de medicación deben consultar con el médico, para confirmar que no existe riesgo de interacciones con los medicamentos que consumen.

MANOS A LA TIERRA. ¡FELIZ PASCUA!

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar