Estaba ubicado en ruta 8 y Rosas

Una sobremesa en Los Dos Ratones, el restaurante que nadie olvida

Creado a fines de los 70, un error de cálculos convirtió lo que iba a ser una hamburguesería en un restó. El particular origen de su nombre. Lugar de camaradería, el domingo era su día fuerte.
domingo, 6 de noviembre de 2022 · 08:35

por Alejandro Lafourcade
a.lafourcade@pilaradiario.com

Es domingo, media mañana. No tarde mucho en prepararse. Salga rápido para Los Dos Ratones o se va a quedar sin lugar…

Entre los muchos restaurantes que ha tenido Pilar, sin dudas uno de los recordados con mayor cariño es Los Dos Ratones, aquella parrilla ubicada en ruta 8 y Juan Manuel de Rosas.

Durante casi dos décadas, fue punto de reunión de infinidad de familias de Pilar y alrededores, en el que la hospitalidad y el buen comer estaban asegurados.

Los Dos Ratones fue creado a fines de la década de 1970, a partir de una idea de Luis “Chiche” Bertazzoni y José Arturo Félix junto a sus respectivas esposas, Mirta Haiek y Nélida Buide.

Sin embargo, la idea original era otra, pero innovadora para la época: un lugar en el que se vendieran hamburguesas y panchos.

Quien recordó los comienzos fue la propia Nélida. En diálogo con El Diario, relató que “se alquiló el terreno y se hizo la construcción, pero se midió todo ‘a ojo’, por lo que las dimensiones fueron mayores a las pensadas”. Por eso, el que iba a ser un puesto de hamburguesas debió reconvertirse en una parrilla…

Los dos matrimonios viajaron un fin de semana a Mar del Plata para seguir puliendo el proyecto: “Íbamos caminando, pasamos por el Hotel Dos Reyes y Mirta dijo ‘qué lindo nombre para ponerle al restaurante’, pero Chiche respondió ‘no, cómo le vamos a poner Dos Reyes si nosotros somos unos ratones…’, así surgió el nombre”.

Lleno
El negocio tuvo un éxito inmediato, “sobre todo los domingos al mediodía, que era el momento más fuerte de la semana. La gente de countries también venía mucho, en ese momento pasaban en Pilar los fines de semana”, agregó Nélida, quien seguía trabajando como maestra (pasó por varias escuelas del distrito) y ayudaba cada vez que podía.

A su vez, rememoró que “las mozas eran Irma de Monti y Fela Marcos, Daniel Gómez era el parrillero, ellos fueron tres baluartes del negocio. Había que ayudar porque era impresionante lo que trabajaba. Es muy sacrificado el rubro de la gastronomía, porque se terminaba muy tarde y al otro día abría al mediodía”.

José Félix fue copropietario durante los primeros años, hasta que se disolvió la sociedad con Bertazzoni. Luego trabajó para la empresa Locatel (que alquilaba televisores a color durante el Mundial de España ’82) en San Miguel, aunque nuevamente se decidió a abrir un bar, esta vez junto a la recordada estación de servicio de Panamericana y ruta 6.

Mientras tanto, Los Dos Ratones siguió con Chiche Bertazzoni al frente, hasta mediados de la década de 1990. El lugar siguió un tiempo más, incluso entrados los primeros 2000, pero ya con otro nombre aunque siempre ligado al reino animal: Los Dos Leones. A eso le siguió el cierre definitivo y la demolición de las instalaciones, hace alrededor de una década.

Hitos
A lo largo de su trayectoria, Los Dos Ratones dejó recuerdos imborrables, buenos y de los otros, como el asalto sufrido a manos de un grupo comando que irrumpió en el salón.

Allí se hicieron casamientos y reuniones políticas, siendo un lugar elegido por los referentes de la UCR local en aquellos tiempos. Además, el restaurante agasajaba a los invitados que llegaban a “Revista Deportiva”, el programa que Carlos Battistini conducía en PTC, por lo que allí cenaron Sergio Goycochea, José Luis Chilavert, Ariel Ortega, Norberto Alonso, Daniel Bertoni, Silvio Marzolini, Horacio Accavallo, Nicolino Locche y muchos más.

Con los años, la movida gastronómica se mudó a otros puntos de Pilar, como la Panamericana, aunque en los últimos tiempos el centro dio señales de querer recuperar espacios para la camaradería y la buena comida, lugares que sean como Los Dos Ratones, siempre en el recuerdo de todos.

Galería de fotos

Comentarios