Antes de fin de año sumarán dos nuevos móviles

Los Bomberos de Pilar celebran 70 años al servicio de la comunidad

Fundada en 1952, la entidad creció al ritmo del distrito y con el apoyo de los vecinos. Actualmente cuenta con 107 voluntarios. Lo celebra hoy con una fiesta en el microestadio.
domingo, 27 de noviembre de 2022 · 08:26

Por su compromiso con la sociedad, por su entrega y por su transparencia, los bomberos voluntarios son de las instituciones más queridas y respetadas de un pueblo.

Aunque desde hace más de dos décadas la composición social y la idiosincrasia del distrito fueron mutando al ritmo de la explosión demográfica, el amor por el cuerpo de bomberos de Pilar sigue intacto.

Con una gran fiesta para 500 invitados en el microestadio municipal, la entidad celebra hoy sus 70 años de vida y de trabajo codo a codo con la comunidad.

Con 30 años de servicio en el cuartel de Pilar, la historia quiso que este nuevo y significativo aniversario encuentre a Martín Lucero al frente de la institución, cargo que viene ocupando desde hace dos años.

En diálogo con El Diario, el hombre de 44 años hizo hincapié en el apoyo recibido por parte de los vecinos. Es que aún hoy, cuando el ritmo de vida de la sociedad en general parece reservar poco espacio para todo aquello que no sea obligación, no es raro que algún habitante de la zona aparezca con facturas en el destacamento, se acerque a compartir unos mates o tienda una mano cada vez que se necesita.

“Le agradecemos muchísimo a los vecinos que siempre están colaborando con rifas, con sorteos, con donaciones. Con eso nos sustentamos”, afirmó Lucero.

En la actualidad, la institución cuenta con 107 bomberos -100 hombres y 7 mujeres-, de los cuales 37 están asignados al destacamento de Villa Rosa fundado hace 20 años, que depende del cuartel central de Pilar al igual que el del Parque Industrial de Pilar. Aunque en este caso, el personal es rentado, a cargo del consorcio del predio fabril. En tanto que la escuela de cadetes, fundada hace 25 años, tiene en este momento 12 integrantes.

A su vez, el cuerpo cuenta con 24 móviles, dos de ellos históricos, es decir que ya no están en funcionamiento. 

Y antes de fin de año el parque automotor sumará dos nuevas unidades: un camión Scania modelo 2003 con capacidad para contener 2 mil litros de agua, y un Mercedes Benz fabricado en 2004 con un tanque de 7 mil litros, que estará destinado a incendios grandes. Este último está arribando desde Europa y se espera que esté operativo antes de fin de año.

Vocación
Fanático de Boca, única pasión que es capaz de equiparar a la de ser bombero, Lucero asegura que la institución a la que ingresó en abril de 1992 con 14 años “para mí es todo”. “Debo agradecer a mi familia –destacó- porque a esto se le dedica mucho tiempo. Para ser bombero hay que sentirlo mucho y es un estilo de vida, pero todos somos felices de estar acá”.

En cuanto a la actividad, se trata de un trabajo no rentado –el único beneficio con el que cuentan los bomberos es la obra social IOMA- que al mismo tiempo demanda una gran dedicación.

“Tenemos obligaciones dentro del cuartel, además tenemos las demandas de nuestras familias, nuestros trabajos. Hay mucha labor interna para mantener las unidades, tenemos que hacer cursos, capacitaciones, guardias, limpieza” precisó, para agregar que la suma de las tareas implica como mínimo unas 50 horas semanales dedicadas a la entidad.

“En los tiempos que corren cada vez es más difícil que alguien quiera ser bombero, lo ideal sería que Pilar tuviera unos 150”, consideró.

No obstante, lo sacrificios valen la pena sobre todo cuando un nuevo aniversario propone una vista retrospectiva del trabajo realizado: “es un orgullo formar parte de una de las instituciones más creíbles del país”.

Historia
Hasta principios de la década del 50 el Partido de Pilar carecía de un grupo de socorristas y/o bomberos organizados que pudieran dar respuesta a las emergencias y siniestros que se presentaban. 

Cada evento de ese tipo dejaba en evidencia la gran necesidad de contar con un Cuerpo de Bomberos propio, dado que el más cercano distaba más de 30 kilómetros y los caminos estaban en regular estado, sumado a las unidades lentas de la época.

Un descarrilamiento ferroviario en el paraje “Puente de Fierro” sacó a la luz una vez más esta necesidad y la entonces Sociedad Comercial, hoy SCIPA, tomó la iniciativa de la creación de un cuerpo de bomberos voluntarios. Así comenzaron a organizarse los primeros pasos de la institución que cobraría vida con la firma del Acta 001 el 13 de junio de 1952.

De esta manera se dio inicio una organización denominada Sociedad Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Pilar, conformada por vecinos del partido y con un jefe designado a los fines de instruir al personal pionero. 

La actual Comisión Directiva es presidida por Juan Manuel Moldero, y entre otros la integran Daniel Díaz, Nelson Ravera, Rubén A. Bertazzoni, Gustavo Yacopi y Héctor Héctor Severini. A lo largo de los años por su cuerpo activo pasaron reconocidos vecinos y protagonistas de la historia de Pilar.

Después de funcionar durante décadas en la esquina de Tucumán e Ituzaingó, hace siete años llegó a mudanza a su locación actual en Ruta 8 y Zeballos. Un cuartel de primer nivel y buena accesibilidad para dar respuesta temprana.

Además, el espacio es utilizado para dictar cursos abiertos a la comunidad. “Pilar creció mucho, todos los días tenemos servicios, algunos muy complejos, muchos accidente y la quema de pastizales que es nuestra mayor demanda en esta época”, concluyó Lucero.  

 

107

Son los bomberos con los que hoy cuenta el cuartel de Pilar, siete de ellos mujeres. Son 37 los asignados al destacamento de Villa Rosa. En tanto que la escuela de cadetes, fundada hace 25 años, tiene en este momento 12 integrantes.  A su vez, el cuerpo cuenta con 24 móviles, dos de ellos históricos, es decir que ya no están en funcionamiento.  Y antes de fin de año el parque automotor sumará dos nuevas unidades.

Galería de fotos

Comentarios